DESPUÉS DE LA DEPENDENCIA 

LA GLOBALIZACIÓN DE LA TEORÍA DEL DESARROLLO


Lo que se lee a continuación eran parte de las preocupaciones que teníamos a comienzos de los años 90.  Se veía que las Teorías Sociológicas del Desarrollo, tan populares desde los años 50s en adelante estaban obsoletas, pero no se adivinaba cómo serían las teorías que vendrían después de las caída de los muros (a partir de las caída del Muro de Berlín y sus consecuencias políticas para el mundo, vale decir, el fin de la Guerra Fría).    Hoy casi podemos estar seguros que las nuevas Teorías del Desarrollo  son la Globalización Neoliberal y algo así como una teoría del Desarrollo Sustentable, usualmente antiglobalización.   (Noviembre 2004)


La Perspectiva del sistema Mundial

Extracto tomado de Björn Hettne, DEVELOPMENT THEORY AND THE THIRD WORLD, Informe SAREC-Suecia 1982 Traducción de T. Austin M.

El origen de la "perspectiva del sistema mundial" es bastante complejo. Un importante material de trasfondo es la teoría de la dependencia latino americana, con la que comparte una actitud crítica hacia el marco evolucionista que subyace en la teoría predominante de los 1950 y 1960s. Otra fuente de material es la Escuela de Anualidades en historia, que ha definido la tendencia positivista en las principal corriente de quienes escriben la historia y ha mantenido una perspectiva total o holista(1), manifestando al mismo tiempo una preocupación por los asuntos ecológicos humanos tales como recursos básicos, demografía, etc.

La perspectiva del sistema mundial mantiene alguna de las ideas más disputadas de la teoría de la dependencia, por ejemplo que el mundo es capitalista que parte de él lo ha sido desde el siglo XVI. Desde este tiempo en adelante emergió un sistema mundial, incorporando un creciente número de sociedades previamente más o menos aislados y auto suficientes, en un sistema complejo de relaciones funcionales (Wallerstein, 1974, 1980). El resultado de esta expansión fue que un pequeño número de estados centrales transformaron una arena externa inmensa, en una periferia. Entre estos estados centrales y la periferia, los teóricos del sistema mundial identifican una semi periferia.

El sistema mundial es un sistema mundial, que, de acuerdo con Wallerstein se caracteriza por el hecho que su dinámica es interna. "lo que caracteriza a un sistema mundial... es el hecho que la vida dentro de él grandemente contenida en sí misma y que la dinámica de su desarrollo es largamente interna"

La expresión "grandemente contenida en sí misma" es, por supuesto, algo vaga. La definición esta basada en la siguiente hipótesis de hechos negativos: si fuera posible aislar el sistema de todos los factores externos, el sistema continuaría funcionando en, básicamente, la misma forma. Sabemos que varias partes del mundo actual son dependientes unas con otras, una situación que es usualmente es descrita por el término interdependencia. Sin embargo, si retrocedemos mil años, esta clase de interdependencia fue casi inexistente. El mundo de entonces estaba hecho de un número de mini sistemas relativamente independientes; no había un moderno sistema mundial, es decir, economía mundial, per se. Sin embargo, la historia ha producido otro tipo de sistema mundial, es decir el imperio mundial, en el que el factor unificador no consiste en relaciones económicas variadas, sino que esta hecha por un poder central, político, que en el proceso de expansión ha forzado a las áreas periféricas bajo su control.

La principal diferencia entre el imperio mundial y la economía mundial (las dos versiones históricamente dadas de un sistema mundial) esta en el hecho que esta última existe sin un sistema de control político supremo, lo que prueba que la economía mundial es superior al imperio mundial. Numerosos imperios mundial han sido creados y destruidos, mientas que la economía mundial, que se ha expandido continuamente desde el siglo XVI, hoy cubre la mayor parte del mundo. En otras palabras, es el único sistema mundial. La proposición que la dinámica del sistema es interna implica una internalización del factor externo. Así, el problema de lo interno versus lo externo, que le causó gran problema a los teóricos de la dependencia, ostensiblemente, ha sido resuelto. Tal como hicieron los dependentistas, Wallerstein describe el sistema mundial como capitalista. Sin embargo, él no hace la distinción entre desarrollo y subdesarrollo, o capitalismo central y periférico. Así, hay solo una clase de capitalismo, el del sistema mundial, aunque sus diferentes ramas puedan manifestarse diferentemente. Al evitar el prerrequisito de la polarización entre centro y periferia Wallerstein da un rodeo evitando otra de las debilidades de la escuela de la dependencia, la idea de dos clases diferentes de capitalismo.

El aparato conceptual de Wallerstein es bastante simple, aunque éste, por momentos, parezca bastante azaroso. El impacto de su trabajo se debió probablemente a la forma en que esos conceptos fueron usados en el análisis concreto, histórico, antes que en su atractivo teórico inherente. El trabajo de Wallerstein provee así, una impresionante visión del desarrollo histórico del mundo, pero en este contexto, por supuesto, estamos más interesados en su visión del subdesarrollo y las precondiciones para el desarrollo.

(...)

Tal como (su) análisis de África lo indica y los casos recientes de Chile y Jamaica sugieren, no es fácil romper con las cadenas de la dependencia e iniciar un proceso de desarrollo autosostenido(2). En efecto, las experiencias de esos países da crédito a la tesis de que todos los países son partes del "sistema", les guste o no, y de que hay "posibilidades limitadas de transformaciones dentro del sistema económico capitalista" (Wallerstein 1979). de acuerdo con lo teóricos del sistema mundial, es materia de cambiar la posición estructural de una periférica a otra semiperiférica, una posibilidad que esta abierto solo a unos pocos. Un cambio genuino necesitaría una transformación de sistema mundial en un gobierno socialista mundial - ¡un prospecto muy distante en efecto¡(3)

NOTAS

  1. Holista, no es un término castellano, pero es más representativo que "totalista", que sería la traducción correcta.

2. Self-reliant en el original, vendría a significar "un desarrollo que confía en sí mismo".

3. Aquí hay que tener en cuenta que el autor escribe en 1979, cuando el mundo el mundo no preveía "la caída de los muros"


LA DÉCADA DE LOS AÑOS 70:

IMPORTANCIA PARA LA PLANIFICACIÓN SOCIAL

Y LAS TEORÍAS DEL DESARROLLO

La década de los años 70 fue un periodo de quiebre para diversos aspectos relacionados con los procesos de desarrollo de los países del Tercer Mundo y para la teoría y la práctica del desarrollo mismo.

Siete son los aspectos interrelacionados que deben ser tomados en cuenta: (No se considera la bibliografía de aspectos de amplio conocimiento público)

1. La aparición de las empresas transnacionales como un nuevo actor en el escenario mundial industrial-empresarial.

Un nuevo actor económico mundial aparece durante la década de los 70, las empresas transnacionales, es decir, que no tienen un solo país de origen sino que están constituidas por gigantes económicos que tienen empresas independientes pero estrechamente relacionadas en torno a un nombre industrial (Shell, Lever, Bata, Philips, Mercedes Benz, etc.) instaladas en diversos países del mundo. Durante la década de los 80 se convierten en una realidad que toma el nombre de "transnacionalización de la economía mundial" llegándose a hablar con propiedad de un "nuevo orden económico mundial" o "sistema mundial económico". El éxito de la transnacionalización de la economía esta ligado al desarrollo de las comunicaciones (fax, telefonía vía satélite, etc.) y de la informática (computación) que le permite operar simultáneamente en diversos países a partir de una información precisa y actualizada al instante. Ver diversos artículos en Revista NUEVA SOCIEDAD, Nº 38, septiembre-octubre 1978, entre otros numerosos artículos de revistas y semanarios.

Estas empresas transnacionales se convertirían posteriormente en la Globalización del 2000 (comentario hecho en el 2007)

Paul Johnson, TIEMPOS MODERNOS, 1983,

CEPAL, 1991, BALANCE PRELIMINAR DE LA ECONOMÍA DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE.

 


 

2. La irrupción del modelo de economía neoliberal, especialmente en los países de América Latina.

 


3. La irrupción de los "petrodólares" en el escenario mundial de las inversiones, facilitando la obtención de préstamos internacionales y con ello el surgimiento de "la deuda externa", como fenómeno de los países del Tercer Mundo.

Rafael Moreno, 1991, "El Nuevo Orden Internacional y América Latina", (Fotocopia en Biblioteca).

Paul Johnson, TIEMPOS MODERNOS, 1983, Cap. X.

Video LA DEUDA EXTERNA, SERPAJ América Latina, 1989.


4. Desplome de la confianza existente en la planificación como práctica de ingeniería social y en le Planificación centralizada del desarrollo.

Este es un fenómeno estrechamente vinculado a dos situaciones que se relacionan en la práctica: Por un lado la caída del edificio teórico metodológico que se había erguido en torno a la sociología estructural funcionalista originada en los trabajos de Talcott Parson, la que permitía creer que la sociología habría llegado a formular una cierta "ingeniería social" para estudiar, analizar y diagnosticar el desarrollo y los problemas de los grandes conglomerados sociales, en la que se apoyarían los planificadores sociales. Por otro lado, el dinamismo mostrado por la explosión demográfica y la creciente urbanización, que traen nuevos y complejos problemas, ante los cuales no hay ingeniería ni teoría social que haya desarrollado metodologías y técnicas adecuadas para tratarlos.

En parte, estos problemas están reflejados en el libro de Bernardino Arana Aguilar, PLANIFICACIÓN, SOCIEDAD Y UTOPÍA, del Fondo de Cultura Económica, México 1990, y respecto de la idea de ingeniería social operando en el concierto mundial,...

 


5. El surgimiento de un proceso de profunda reflexión y análisis de la forma y consecuencias en que se estaban dando las relaciones entre los países ricos del Norte y los países pobres del Sur, a través de los encuentros internacionales que fueron llamados El Dialogo Norte-Sur (Alemania) y El Otro Desarrollo (Suecia).

Ver NORTE SUR, Informe de la comisión independiente sobre problemas internacionales del desarrollo, Editorial Pluma, Colombia, 1980. Ver también, Eduardo Frei M., "Dialogo Norte-Sur, Hacia un Nuevo Orden internacional", Revista MENSAJE Nº 277, Marzo-Abril 1979. EL OTRO DESARROLLO, El sugestivo trabajo DESARROLLO A ESCALA HUMANA de Max Neef publicado como suplemento por la revista DEVELOPMENT DIALOGUE, número especial de 1986 pertenece a la corriente del Otro Desarrollo.

Rafael Moreno, "El Nuevo Orden Internacional y América Latina", 1991.

 


6. El surgimiento de un fuerte movimiento de organizaciones independientes para el desarrollo participativo de bases a través de las ONG, fenómeno nuevo en el campo del desarrollo.

A partir de finales de la década de los años 70, en todo el mundo surgen un tipo de organizaciones nuevas, no conocidas antes, que toman el nombre de Organizaciones No Gubernamentales de desarrollo (ONG). Hasta ese momento prácticamente todos los esfuerzos de educación y transferencia tecnológica habían sido realizados por agencias o instituciones especializadas de gobierno, obedeciendo a Planes Nacionales centralizados. Las ONG en cambio son independientes y concretan sus acciones entre grupos pequeños, con metodologías cualitativas, destinadas a elevar la autosuficiencia lo mismo que la conciencia colectiva sobre el significado de su trabajo sobre el entorno cultural, social y económico de los grupos beneficiarios. Se financian con aportes provenientes de Agencias del mundo desarrollado comprometidas con los pobres del Tercer Mundo, lo que las hace altamente independientes. Al final de la década de los 80 numerosas instituciones internacionales reconocen su aporte al desarrollo hasta el punto que el Banco Mundial exige su participación en sus proyectos. A comienzos de los 90 las ONG, debido a la disminución de la ayuda internacional al ser desviada hacia los países del Este, están sufriendo nuevas y profundas transformaciones adaptativas, cuyas consecuencias aún no se prevén.

Ver 1) ONGs ganan reconocimiento" en Revista HORIZONTES URBANOS del Banco Mundial, Nº 8, Vol. 13, octubre 1989, Washington. 2) Banco Mundial, EL BANCO MUNDIAL Y LAS ORGANIZACIONES NO GUBERNAMENTALES, Washington. 3) Apuntes de T. Austin.


5. La consolidación teórica y práctica de la Educación Popular como un movimiento educativo mundial, fuertemente orientado a la práctica e íntimamente ligado a las ONGs.

 


EL DIALOGO NORTE-SUR

Esta fue una propuesta de desarrollo originada en las corrientes demócrata cristinas europea, de fines de los años 70, hay casi olvidada.

La Comisión Brandt "NORTE SUR: UN PROGRAMA PARA LA SUPERVIVENCIA" estaba explícitamente basado en la interdependencia de los países del mundo. El dialogo N-S, que fue iniciado con mucho esfuerzo por un grupo de connotados políticos europeos con consultas a otros connotados del tercer mundo, pronto llegó a punto muerto, si bien dejó en claro la posibilidad y la necesidad de una conversación seria y en iguales términos entre los países del Norte, los más ricos, y los países del hemisferio Sur, los más pobres.

Los países ricos predicaron el tema de la interdependencia y destino común de la humanidad en una serie de encuentros entre países desarrollados y no desarrollados al comienzo de la década de los años 70, produciendo ciertas conclusiones en torno a la nueva situación económica mundial, que fueron conocidas como el Nuevo Orden Económico Mundial (NOEM). La filosofía del NOEM permeaba todo el Informe Brandt.

En términos de estrategia de desarrollo el Informe Brandt o "Dialogo N-S" articula una solución keinesiana a la pobreza mundial, proponiendo una transferencia masiva de recursos. De acuerdo con esta teoría, los países pobres del mundo tendrían que funcionar como los desempleados del sistema keinesiano. Es decir, en la medida que ellos hacen uso de los recursos financieros puestos a su disposición por los países ricos (petrodólares en particular), para comprar bienes producidos por los países industrializados (bienes que les sirven a su propia industrialización, se entiende), los problemas económicos de los países pobres se solucionarían también, a la par que los países ricos saldrían del estancamiento económico de esos años 70.

Los países ricos y pobres tendrían que avanzar juntos, en vez de tener que darles a los países pobres solamente, beneficiándolos de los países ricos.- Esta respuesta, que paradojalmente fue acusada como una política económica monetaria neo-liberal fue ensayada en el escenario doméstico en varios países del Atlántico Norte, por ejemplo, Gran Bretaña.

Acusados de una estrategia de supervivencia del capitalismo y de no comprender las deficiencias institucionales de las crecientes dificultades para elevar la producción mundial de necesidades básicas, los propulsores de estas medidas pronto debieron comprender que el problema de fondo no era el de un simple entendimiento económico, sino que había que hacer frente a problemas de mayor envergadura tales como la creciente deuda externa y a un sistema económico enteramente nuevo y de agresiva penetración mundial, con particulares efectos sobre los países pobres, como fue la transnacionalización de la economía (difusa) del Nuevo Orden Económico Mundial, perdiéndose su ímpetu inicial, para convertirse en una de las tantas conversaciones bien intencionadas del teatro mundial del desarrollo vis a vis la pobreza mundial.