TIPOLOGIA DE LOS SIGNOS DE PEIRCE

Este trabajo es el resultado de un momento de apuro, porque tenía que explicarle la tipología de los Signos de Peirce a mis alumnos de Diseño Gráfico, para una clase de Semiótica de la Imagen.  Recurrí a todo lo que encontré a mano, pero basándome en un trabajo de Internet del diseñador argentino Mandaliet, a quien le agradezco la colaboración y el gesto de poner su trabajo en la Red.  Como me he dado cuenta que en Internet hay una gran demanda por orientaciones sobre Semiótica, me decidí a ponerla en la Web.  Por supuesto, también es para que lo lean mis alumnos de Temuco, Chile.

Saussure y la ausencia de interpretante

La teoría de Saussure para definir e interpretar al signo, como recordamos, esta fundada en una diada: la existente entre el significante y el significado, pero deja fuera la explicación de quién es el que define o establece tal significado y con ello la posibilidad de que un mismo significante pueda ser entendido con diferentes significados, según sea quién lo interpreta.  Por ejemplo este signo “H es corrientemente interpretado como una luna creciente en nuestra cultura, pero en la cultura musulmana es el símbolo del mundo musulmán, de Alá.  Esta ausencia del interpretante (y su cultura) ha causado muchas incomodidades en la teoría saussereana, en cambio en la teoría de Pierce esta cómodamente establecida.

El signo como relación triádica

            Pierce entiende el signo de modo muy general como algo que está por alguna otra cosa o que representa a otra cosa y es comprendido o interpretado por alguien, esto es, que tiene un significado para alguien.  Las tres referencias del signo son:

1.       la “referencia al medio”  (el signo o representamen (R), de Pierce, también llamado medio (M) por Walter.

2.       la “referencia al objeto (O)”

3.       la “referencia al interpretante” (I); 

porque cualquier signo debe ser alguna cosa, debe referirse a un objeto, al que designa, y esa “designación” (como Max Bense definió, más precisamente, la referencia al objeto) debe ser comprendida por un intérprete o una conciencia interpretante, o bien tener un “interpretante”, vale decir significado.  Un signo es, entonces, una tríada de referencias, o sea una relación triádica[1].

Es decir, Pierce tenía claro y resuelta la composición de un signo unitario en sus tres partes, pero aún enfrentaba la pregunta de ¿Cuántos tipos de signos existen?, o lo que es lo mismo ¿cuántos son los signos cognoscibles en nuestro sistema de conocimiento?.  Para resolverlo recurre a Kant y su teoría de las categorías que usa la mente para conocer el mundo de lo existente; pero Pierce aún decide reducir o  convertir estas categorías a algún tipo de unidad precisa y cognoscible.

La “Tricotomía” de las categorías

El problema en cuestión nos lleva indudablemente a un análisis del cómo conocemos --o Teoría del Conocimiento o Epistemología--  para desde allí establecer cómo se forman las “ideas”, o conceptos sígnicos, es decir, cómo se forman los signos en nuestra mente y cómo podemos clasificarlos e identificarlos, puesto que debe haber toda una variedad de ellos, si bien no son tantos como para no intentar una clasificación.  Pierce era un filosofo kantiano –un seguidor de la filosofía de Emmanuel Kant--  y por lo tanto fue allí donde buscó las bases para establecer una clasificación de la variedad de signos que se forman en la relación existente entre el objeto que sirve como signo (el representamen de Pierce), su significado, y las mentes que los interpretan (el interpretante).

Moreno nos dice que, las raíces kantianas del carácter triádico de las relaciones las encontramos ya en el artículo de Pierce de 1867 “Sobre las categorías” donde propone una nueva lista de categorías a fin de “reducir la diversidad de las impresiones sensoriales a la unidad” pero no intuitivamente, según él, como había hecho Kant.  Para Pierce la unidad mediante la cual el entendimiento reduce las impresiones es la unidad de la proposición[2].  Recordemos que en toda proposición podemos distinguir una función proposicional, categoría primera, una proposición simple, categoría segunda, y una proposición compleja, categoría tercera.  Las tres categorías las denomina categorías de la cualidad, del objeto y de la ley (o posibilidad, existencia y necesidad)[3].  

Daniel Chandler en Semiotics for Beginners dice que "Peirce adoptó de la lógica la noción de "modalidad" para referirse al valor de verdad de un signo, reconociendo tres clases: la actualidad, la necesidad (lógica) y la posibilidad (hipotética).  Más aún, su clasificación de los signos en términos del modo de relacionarse del vehículo sígnico con su referente, refelja su modalidad -su aparente transparencia en relación con la 'realidad'" [4]

“Tricotomía” de las categorías 

En toda proposición podemos distinguir:

Una función propositiva

 (categoría primera)

Las categorías primeras son las formas más simples o puras del pensamiento, que incluso no son aún cosas u objetos: son cualidades o características de algo, como colores, sabores, impresiones, etc.

Primeridad es el modo de ser de lo que es así, como es, positivamente y sin referencia a alguna cosa” (ser unisituacional)  A la primeridad pertenece un ente que existe de modo independiente para sí mismo.  Pierce lo denomina “cualidad sensible”.  Las cualidades sensibles, por ejemplo el color azul en el sentido de “azulidad” son independientes de si son experimentadas o recordadas, dónde y cuándo comparecen.  Esto significa, también, que las primeridades o cualidades sensibles, porque son independientes del tiempo y del espacio, existen según el modo de la posibilidad. 

[Esto es grande: rojo: dulce: malo] Denominados categorías de la cualidad (o posibilidad)

Una proposición simple (categoría segunda)

Las categorías segundas son cosas u objetos concretos.

A la segundidad pertenecen experiencias, por ejemplo comparaciones de dos percepciones, las que siempre son dependientes del lugar y del tiempo y de allí que –como los acontecimientos fácticos y de todos los objetos singulares concretos—existen según el modo de realidad.

[Este auto: palabra: helado: papel: consejo: verdad] Denominados categorías del objeto, (o existencia, de lo que existe)

Una proposición compleja

(categoría tercera)

Las categorías terceras son más completas o superiores que los objetos de las categorías segundas: necesidades, valores, leyes.

A la terceridad pertenece todo lo que es determinado desde el modo de ser y la actividad espiritual consciente, lo que debe entenderse por pensamiento, conocimiento, legalidad, correlación, representación y comunicación y para lo que también cuenta el signo mismo como un “representamen”.

 [Este aspecto es verdadero: autentico: real: necesario] Denominados categorías de la ley (o necesidad)

            Aquí “el pensamiento aparece siempre como un sistema de tres relaciones: 1. alguien que piensa, 2. lo pensado y 3. el pensar.  Las actividades y sustratos espirituales como los signos no existen solo según el modo de la posibilidad, ni sólo según el modo de la realidad, sino siempre según el modo de la necesidad.  Sin duda, la necesidad presupone la realidad y ésta presupone a la posibilidad, porque ninguna modalidad es enteramente independiente de las otras dos y todas juntas poseen, asimismo, un ordenamiento triádico.”[5]

En otras palabras, Peirce comparó las tres partes del signo, con los tres tipos de enunciados posibles que había deducido de Kant, así:

 

 

Las tres partes del signo (Tríada):

Las tres categorías de enunciados

(Tricotomía):

Representamen

Objeto

Interpretante

Categoría Primera:

Cualidad o Posibilidad

 

 

 

Categoría Segunda:

El objeto o Existencia

 

 

 

Categoría Tercera:

De la Ley o posibilidad

 

 

 

Con lo que aparecen 9 tipos de signos:

 

Representamen

Objeto

Interpretante

Categoría Primera:

Cualidad o Posibilidad

Cualisigno

Icono

Rema

Categoría Segunda:

El objeto o Existencia

Sinsigno

Índice

Dicente o dicisigno

Categoría Tercera:

De la Ley o posibilidad

Legisigno

Símbolo

Argumento

 Para su interpretación completa, con ejemplos, vea el cuadro final.

Así un signo es un proceso dinámico llamado semiosis en que “...cada uno de los elementos del proceso semiótico, y por lo tanto del signo: R (representamen), O (objeto) e I (Interpretante) corresponde estrictamente a las tres grandes categorías del sistema peirceano”. (Serrano 1984:33):

Siguiendo a Peirce (pero tomándolo de los textos de Magariños y del sitio de Mandaliet, podemos presentarlo en la siguiente forma:

 

ALGO

Algo

En laguna relación

Para alguien

Fundamento

Representamen

Interpretante

Existencia (u Objeto)

Forma (o Cualidad)

Valor (o Ley)

Finalmente la tipología de Peirce la reproducimos así, complementando el cuadro de Mandaliet con todo lo que encontré a mano:

TRICOTOMÍA

 DE LAS CATEGORÍAS

 

R / M

Relación entre el  signo

y el Representamen o Medio. 

Referencia en que el signo funciona como medio. Cuando el signo funciona como medio para referirse a algo.

O

Relación entre el signo y el objeto. 

Un signo que es introducido como medio para referirse a un objeto. Representa, designa o está en lugar de un objeto que es designado o denominado a través de este medio.

I

Relación entre el signo  

y el interpretante.

Referencia al “alguien” o “interprete” que emplea un medio para la designación de un objeto. Único elemento para el cual el signo tiene significado o sentido.

 Primeridad

CUALIDAD,

FORMA O POSIBILIDAD

(Cualidad o forma del representamen) (Llamada tambien MONODICA)

Cualisigno

Ver el signo como cualidad, o, cualidad o fenómeno que es un signo. Fijarse sólo en los elementos cualitativos del signo: lo perceptible, físico: color, olor, textura, sabor, etc. Como los elementos de un repertorio de sabores, olores, colores

Icono

Si existe una relación de tipo material, representa o imita a su objeto. El signo casa que se parece al objeto que representa, plano de una casa,  Dibujo de taza para una Cafetería. Una Foto   

   

Rema

Griego “rehma”= singular. Cada signo singular.  No son verdaderos ni falsos. Los “conceptos” de Aristóteles. No capacita para el juicio, decisión o acción: una metáfora, un modelo, un ornamento o elemento ornamental, en lo visual una estructura. Un concepto

En diseño Gráfico>>

Aspectos visuales o acústicos del mensaje publicitario en su totalidad

Una mancha de color en un cuadro abstracto, el color de una ropa.

Las formas visuales o acústicas de objetos y comportamientos concretamente representados

El retrato de Mona Lisa; un diagrama; la forma de una estructura.

Las representaciones de percepciones sensoriales diferentes a las acústicas o visuales, relativas a los objetos y comportamientos representados

Un signo visual cualquiera en tanto 

sea término de un enunciado posible.

Secundidad

OBJETO O

EXISTENCIA

(Lo que le de “objetividad” o “ser” al signo)

(Llamada tambien DIADICA)

Sinsigno

(El signo singular, individual) Un objeto actualmente existente o un acontecimiento, en el sentido de una función señal espacio –temporal.   Un Disco “Pare” específico en una esquina específica. Una palabra específica en un libro determinado.

Índice (index)

Cuando hay una relación de contigüedad existencial entre el objeto representado y el objeto del signo. El signo indica o señala lo que representa: Si hay humo hay fuego; truenos como índice de lluvia. Una veleta

Dicente o dicisigno

Latín: “dicere”: decir, enunciar. Signo apto para la afirmación, o para hacer juicios de valor, tomar decisiones o acciones del interprete (a partir del objeto). Es dicente la fachada de un edificio que permite juzgar al arquitecto.

En diseño Gráfico>>

Representación de la forma de existir de los objetos, los acontecimientos, las conductas.

 El retrato de Mona Lisa; la toma en directo de un acontecimiento por televisión; una señal caminera.

Objetos, acontecimientos y conductas que representan a otros objetos, acontecimientos y conductas con los que están inmediatamente vinculados.   

 Una flecha indicadora;

una mancha de agua en el suelo.

La representación de todo lo que constituye el contexto de una representación determinada.   Dos signos visuales ligados de modo que surja una relación.   

Terceridad

LEY, VALOR O NECESIDAD

(Dar valor de verdad.  Sólo puede hacerlo el interpretante).

(Llamada también

TRIADICA)

Legisigno

Ver el signo como una ley: un principio con un valor general.

 La cruz vista como representación de la moral cristiana.  El signo de “Reciclar”, silbato del árbitro.

Símbolo

Signo que se constituye como signo solo por ser usado como tal. Independiente de semejanzas con su objeto.  Dar valor de signo (ley) a un objeto arbitrariamente o por convención. La Cruz Roja.

Argumento

Conexión de signos completa, necesariamente (o siempre) verdadera.  Silogismos de lógica, formas poéticas, formas del soneto, sistemas de axiomas.

Los valores sociales y/o culturales que se representan en el mensaje. Una proposición

En diseño

Gráfico>>

Connotación a través de la Tipografía

Una convención iconográfica; el modelo de la cruz; Marca Registrada, No Fumar, etc.

“MR”;    ©;        

El significado atribuible a lo representado. La semantización implícita que se propone al receptor.  

 El cartel de Contramano, la cruz, una convención iconográfica. Una bandera

Un sintagma visual complejo que relaciona entre sí signos de diferentes tipos; por ejemplo, ese conjunto de señales camineras: ”(puesto que) CURVAS (entonces) VELOCIDAD LIMITADA A 80 Kms”.

Bibliografía

Mauricio Beuchot,"Las categorías ontológicas en Peirce", en RAZÓN Y PALABRA Nº 21, Febrero Abril 2001, Universidad Autónoma de México,        http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n21/21_mbeuchot.html


Paul Cobley y Litza Jansz, SEMIÓTICA PARA PRINCIPANTES, Era Naciente, 2001.

Daniel Chandler, "Semiotics for Beginners", http://www.aber.ac.uk/media/Documents/S4B/semiotic.html  Ver también SEMIOTICA PARA PRINCIPANTES, similar título, pero no el mismo texto.

Ferrán, de Barcelona, "Semiótica y Comunicación", Sitio Web personal. Aquí la tipología de los signos es presentada como círculos concéntricos.  http://personal.telefonica.terra.es/web/mir/ferran/semiotica.htm , leído noviembre 2005. 

Humberto Eco, TRATADO DE SEMIÓTICA GENERAL, Lumen 1991. Ver el Capítulo 3

Juan Magariños de Moretin, EL SIGNO, http://www.centro-de-semiotica.com.ar/ChSPeirce.html

  ----                                       EL SIGNO http://www.archivo-semiotica.com.ar/Elsigno2.html

Mandaliet. LOS ARCHIVOS PÚBLICOS DE MANDALIET,  www.go.to/mandaliet

Sebastiá Serrano, LA SEMIÓTICA, Montesinos Editor, (1981) 1992.  

Cesar Tejedor Campomanes, INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFÍA, SM 1990.  

Elizabeth Walter, TEORÍA DE LOS SIGNOS, Dolmen, (1979) 1994.  

Victorino Zecchetto (coordinador) SEIS SEMIÓLOGOS EN BUSCA DE LECTOR. Ed. Cicus-La Crujía, Bs.As. 1999.-


[1] El párrafo completo esta tomado de Walter 1994, p. 57.

[2] Se define proposición como aquello es afirmado o negado en un enunciado u oración afirmativa o negativa, por ejemplo, “La nieve es blanca”. Normalmente es representado por p en expresiones como creo que p, afirmo que p, niego que p (donde p podría ser La nieve es blanca, o, La suma de los ángulos de un triangulo es dos rectos).

[3] Moreno, Sebastiá, 1984, p. 33.

[4] Daniel Chandler, Semiotics for Beginners, http://www.aber.ac.uk/media/Documents/S4B/semiotic.html,  Leído Julio 2003).  Traducido al castellano como SEMIOTICA PARA PRINCIPANTES.

[5] Walter, Pág. 54-55