Construcción de Aprendizajes Significativos,

Esquemas o Estructuras Mentales

C.P. María Guadalupe Centeno López

y

C.P. Silvia Gil Medina


UNIDEP          CETis 128

Diplomado en Constructivismo

H. Nogales, Sonora, México                            Diciembre del 2006


 ESQUEMAS O ESTRUCTURAS MENTALES

 “El cerebro humano es un telar encantado en donde millones de velocísimas lanzaderas van tejiendo un diseño que continuamente se disuelve, un motivo que tiene siempre un significado, por más que éste jamás perdure, y no sea más que una cambiante armonía de subdiseños. Es lo mismo que si la Vía Láctea se entregara a una especie de danza cósmica.   Sir Charles Sherrington, Padre de la neurofisiología.

A escasos cinco semestres de que se implantara el nuevo modelo educativo basado en el constructivismo, la DGTI apuesta por el éxito de esta concepción epistemológica, cuyo propósito es el de desarrollar habilidades del pensamiento como las de enseñar a pensar y  aprender a aprender, donde el estudiante es el principal protagonista de su proceso de aprendizaje y la función del docente es la de mediar los conocimientos del educando.

Bajo la tutela del constructivismo, los docentes se encuentran ante un alud de nuevos términos y de estrategias y conceptos que tienen que asimilar rápidamente, so pena de que el curso escolar los rebase y no puedan ponerse al día con la nueva reforma educativa, la exigencia de los programas, los cursos sobre constructivismo, las secuencias didácticas y, lo más importante, la preparación de clases con el nuevo enfoque, además del reto diario de que sus alumnos aprendan a aprender.

Considerando la importancia de la labor que desarrolla el maestro en este nuevo paradigma pedagógico, se ha elaborado este ensayo con un enfoque dirigido especialmente al maestro, pero pensando en la gran utilidad que este trabajo aportará al alumno. Aquí se presenta una perspectiva de los esquemas o estructuras mentales, su importancia para armar de manera breve y esquemática el conocimiento, su concepción desde el punto de vista didáctico, su composición o formación de acuerdo a técnicas establecidas para su comprensión, así como su importancia como estrategia de aprendizaje o de enseñanza.

Díaz Barriga cita a Mayer (1984) et al, para definir las estrategias de enseñanza como aquellos procedimientos que el agente de enseñanza utiliza en forma reflexiva y flexible para promover el logro de aprendizajes significativos en los alumnos. (Pp. 141). Tomando en consideración este concepto, se hace hincapié en que este ensayo se referirá a las estrategias que tengan referencia con figuras esquemáticas, llámense éstas mapas, cuadros, diagramas, árboles, cuadros, entre otros.

Entre los temas más significativos para el maestro, surgen los términos de mapas cognitivos, mapas mentales, mapas conceptuales, mapas semánticos, así como las redes conceptuales, términos que se confunden en una nomenclatura distinta pero con significado similar; a ellos hemos de referirnos con mayor énfasis, en un afán por replantear lo que ya se ha dicho, pero desde otra perspectiva, con el único ánimo de apoyar la labor de los docentes y dar claridad a los jóvenes estudiantes.

Pimienta (2005) define al mapa cognitivo como la estrategia que hace posible la representación de una serie de ideas, conceptos y temas con un significado y sus relaciones, enmarcados en una representación gráfica, cuyas características son:

  1. Sirven para la organización de cualquier contenido escolar.

  2. Auxilian al profesor y al estudiante a enfocar el aprendizaje sobre actividades específicas.

  3. Ayudan a construir significados más precisos.

  4. Permiten diferenciar, comparar, clasificar, categorizar, secuenciar, agrupar y organizar una gran serie de conocimientos (pp. 99).

MAPA COGNITIVO "Estrategia que hace posible la representación de una serie de ideas, conceptos y temas con un significado y sus relaciones, enmarcados en una representación gráfica."

El mismo autor define los mapas mentales como la forma gráfica de expresar los pensamientos en función de los conocimientos que han sido almacenados en el cerebro. Su aplicación permite expresar los aprendizajes y asociar más fácilmente nuestras ideas y sus características son:

  1. El asunto o concepto que es motivo de nuestra atención o interés se expresa en una imagen central.

  2. Los principales temas del asunto o concepto irradian la imagen central de forma ramificada.

  3. Las ramas tienen una imagen y/o palabra clave impresa sobre la línea asociada.

  4. Los puntos menos importantes también se representan como ramas adheridas a las ramas de nivel superior.

  5. Las ramas forman una estructura conectada (pp.156).

MAPAS MENTALES "Forma gráfica de expresar los pensamientos en función de los conocimientos que han sido almacenados en el cerebro."

Pimienta (2005) define al mapa conceptual como el medio para visualizar ideas o conceptos y las relaciones jerárquicas entre ellos. Con estos mapas se aprovecha la gran capacidad humana para reconocer pautas en las imágenes visuales, con lo que se facilitan el aprendizaje y el recuerdo de lo aprendido y sus características son:

 

  1. Permiten apreciar el conjunto de información que contiene un texto y las relaciones entre sus componentes.

  2. Son considerados como organizadores de contenido para diversas actividades académicas y de la vida práctica.

  3. Determina la jerarquía de ideas

  4. Establece las relaciones entre ellas.

  5. Expresa esquemáticamente los conceptos anteriores buscando relaciones (pp.32).

 

MAPA CONCEPTUAL "Medio para visualizar ideas o conceptos y las relaciones jerárquicas entre ellos."

Al mapa semántico lo define Pimienta (2005) como la estructuración categórica de información representada gráficamente, donde se estructura dicha información de acuerdo con el significado de las palabras. Sirve para organizar o clasificar los textos con base en su contenido y sus características son:

  1. Identifica la idea principal.

  2. Plantea las categorías secundarias.

  3. Contempla detalles complementarios (características, temas, subtemas) (pp.87).

MAPA SEMÁNTICO "estructuración categórica de información representada gráficamente, donde se estructura la información de acuerdo con el significado de las palabras."

Las redes conceptuales las define Díaz Barriga como redes semánticas  y cita a Jones et al (1995) para describirlas como representaciones entre conceptos; pero a diferencia de los mapas, no necesariamente se organizan por niveles jerárquicos y que su configuración más típica es la denominada de “araña” (un concepto central y varias ramificaciones radiales que expresan proposiciones), aunque también pueden darse estructuras de “cadena” (conceptos que se enlazan encadenados unidireccionalmente, por ejemplo, de derecha a izquierda o de arriba  abajo) o híbridas (Pp. 192).

REDES CONCEPTUALES "Redes semánticas... representaciones entre conceptos.  A diferencia de los mapas, no necesariamente se organizan por niveles jerárquicos, su configuración más típica es de "araña": un concepto central con ramificaciones radiales, o "cadena": conceptos enlazados unidreccionalmente."

Hasta aquí, hemos planteado las definiciones de los distintos conceptos de los mapas tratados en este texto, los cuales presentan algunas coincidencias y diferencias entre sí, pero todos encaminados a facilitar el pensamiento esquemático del maestro y el alumno, enfocado siempre a la aprehensión del conocimiento.

Los esquemas dan título a este trabajo y hemos de referirnos  a Gagné  et al (1993), citados por Woolfolk, quien plantea que los psicólogos han llegado a la idea de esquema para explicar el hecho de que buena parte de nuestro conocimiento parece integrado. Los esquemas son estructuras de conocimiento abstracto que organizan grandes cantidades de información. Un esquema es un patrón o una guía para comprender un acontecimiento, un concepto o alguna destreza (Pp.259).

Por su parte, Pozo (1994) plantea sus “diez mandamientos del aprendizaje”  como una posible guía que sintetiza lo que los docentes deben tomar en cuenta y realizar cuando se enfrentan a la compleja tarea de enseñar, los cuales por su relevancia incluimos en este ensayo, pero especialmente por el énfasis que hace Pozo en la planificación y organización del propio aprendizaje, al cual entendemos como el planteamiento de esquemas y material organizado en mapas o esquemas, llámense del tipo que se llamen:

              I.      Partirás de sus intereses y motivos.

           II.      Partirás de sus conocimientos previos.

         III.      Dosificarás la cantidad de la información nueva.

        IV.      Harás que condensen y automaticen los conocimientos básicos.

           V.      Diversificarás las tareas y aprendizajes.

        VI.      Diseñarás situaciones de aprendizaje para su recuperación

      VII.      Organizarás y conectarás unos aprendizajes con otros.

   VIII.      Promoverás la reflexión sobre sus conocimientos.

         IX.      Plantearás tareas abiertas y fomentarás la cooperación.

           X.      Instruirás en la planificación y organización del propio aprendizaje. (Las negritas son nuestras para enfatizar su relación con el tema que se está planteando) (pp.223-223).

Con referencia al aprendizaje significativo, Díaz Barriga se pregunta: ¿Qué procesos y estructuras entran en juego para lograr un aprendizaje significativo?, y cita a David Ausubel para definirlo como aquel donde se dan cambios importantes en nuestra estructura de conocimiento como resultado de la asimilación de la nueva información; pero ello sólo es posible si existen ciertas condiciones favorables  (Pp.39).

Por su parte Pimienta (2005) también cita a Ausubel con referencia al aprendizaje significativo, quien plantea lo siguiente:

La integración de los nuevos conocimientos en la estructura cognitiva de quien aprende supone ciertas condiciones: la presencia de ideas previas para poder relacionar el conocimiento previo con el nuevo, la significación potencial de material, es decir, un material estructurado lógicamente, y una actitud activa, tanto del alumno para aprender como del mediador para propiciar la construcción de los conocimientos”. (Pp.15)

Anita Woolfolk cita a Alexander, Garner et al (1992,1996), para referirse a la parte esquemática del conocimiento, quienes aseguran que con muchos esquemas bien elaborados y guías, los nuevos materiales tienen sentido y hay más redes para vincular la nueva información con la antigua, aunque no siempre los estudiantes tienen una buena base de conocimientos. Plantean que en las primeras fases del aprendizaje, los alumnos de cualquier edad tienen que tantear el terreno en busca de marcas y dirección. Incluso los expertos en un área pueden servirse de ciertas estrategias de aprendizaje cuando encuentran un material desconocido o problemas nuevos (Pp. 270).

Tony y Barry Buzan, (1996) considerado este último el padre de los mapas mentales y creador de alfabetismo mental en oposición al término analfabetismo mental  que lo refiere como el estado en que la mente individual está aprisionada en un marco conceptual relativamente pequeño, que le impide emplear todas las herramientas, incluso de las más primarias de la educación mental, las cuales podrían ayudarle a expandir ese marco conceptual (Pp. 310). Los Buzan plantean otro concepto para lo que ellos denominan mapas mentales y toman como principales arquitecturas de este concepto, a la propia naturaleza.   Sus mapas mentales difieren de los

 conceptos vertidos por los autores consignados en párrafos anteriores, pues los mapas de los Buzan más bien presentan esquemas que en apariencia parecieran desordenados, tal vez incongruentes, sin uniformidad y utilizando dibujos de todos tipos y al gusto del que lo elabora, colores, figuras en tercera dimensión, entre otros, lo que hace que cada mapa mental sea único y adecuado al conocimiento previo del que lo elabora, lo que parece dar como consecuencia un aprendizaje significativo.

Los Buzan (1996) son autores de varias obras y asesores de empresas como IBM, General Motors, Electronic Data Systems, Digital Equipment, consejeros de empresas internacionales como Hewlett-Packard, British Petroleum, IBM, entre otras, en donde sus mapas mentales son utilizados para el desarrollo de proyectos (Pp. 13, 193).

Plantean Tony y Barry Buzan, el poder de las imágenes, el pensamiento radiante, la cartografía mental, y el uso que los mapas pueden tener para el desarrollo de la personalidad como el autoanálisis, los problemas familiares, el ámbito educacional, el mundo profesional y el de los negocios, la enseñanza, entre otros, así como la creación de un mapa mental maestro (Pp. 255).

Para el desarrollo de su proyecto mental, los Buzan (1996) hacen referencia a la Gestalt como la totalidad, en donde el cerebro humano tiende a buscar tanto el patrón de diseño como la terminación. La estructura del mapa mental satisface esta tendencia, inherente en el cerebro, a buscar la terminación. El mapa mental permite una secuencia infinita de “tanteos” asociativos que investigan en extensión y en profundidad cualquier idea o cuestión que pueda preocuparte (Pp. 45).

Con referencia a la Gestalt, Woolfolk (1999) refiere que en alemán significa forma o patrón y que se refiere a la tendencia de la gente a organizar la información sensorial en esquemas o relaciones. En lugar de percibir trozos y piezas aisladas de información, los percibimos todos organizados y significativos (Pp. 251).

Para llegar a sus trabajos con los mapas mentales, los Buzán recorrieron un camino en el cual no se había trabajado bastante y con información dispersa llegaron a sus conclusiones de la forma en que había que organizar el conocimiento para aprehenderlo y trabajar con él.

Buzán y Buzán (1996) refieren que investigaciones han demostrado que durante el proceso de aprendizaje, el cerebro humano recuerda principalmente lo siguiente:

  • Temas referentes al comienzo del período de aprendizaje (el efecto de primacía)

  • Temas referentes al final del período de aprendizaje (el efecto de inmediatez)

  • Cualquier cosa o cosas asociadas a otras, o pautas ya archivadas, o vinculadas con otros aspectos de lo que se está aprendiendo.

  • Cualquier punto que esté acentuado por ser de algún modo único o sobresaliente.

  • Todo lo que llame fuertemente la atención a cualquiera de los cinco sentidos.

  • Todo aquello que sea de especial interés (pp. 43-44).

Al concluir este trabajo,  consideramos que como profesores, aún tenemos un largo camino que recorrer en el trabajo de los esquemas mentales, pero sobre todo, a través de este ensayo, hemos alcanzado un concepto más claro de lo que son los esquemas mentales, de los cuales, estimamos que no hay un esquema único que nos diga cómo debe darse tal o cual concepto para su aprendizaje, y que cada quién, -especialmente los alumnos- debe elaborar su propio mapa o esquema mental, basado en su conocimiento previo, en su experiencia, en su entorno sociocultural, en fin, en sus propias vivencias, a fin de capturar y de aprehender los nuevos conceptos planteados en clase o en cualquier momento de su vida.


BIBLIOGRAFÍA

Buzan, Tony y Barry (1996). El Libro de los Mapas Mentales, España: Ediciones Urano, S.A.

Díaz Barriga A, Frida (2002). Estrategias Docentes para un Aprendizaje Significativo. Una interpretación constructivista, México: McGraw Hill.

Pimienta P., Julio E. (2005). Metodología Constructivista. Guía para la planeación docente. México: Editorial Pearson.

Woolfolk, Anita E. (1999). Psicología Educativa, México: Editorial Pearson

 

Ver también

C.P. María Guadalupe Centeno López, Cómo elaborar un mapa mental.