LA PAGINA DEL PROFE   

                                

FECHAS DE LA PREHISTORIA 2

 1,2 MILLONES A 10.000 AÑOS ATRÁS.

 

Tomás Austin M.

Estas fechas y acontecimientos de la prehistoria y de la historia antigua fueron recolectados por inquietud personal,

como una referencia comparativa entre las fechas de América y Europa-Asia.   Han servido a varios colegas y ahora

lo pongo a disposición de los lectores, navegantes e investigadores de Internet, para lo que pueda servirles.

 

Tabla 1: 14 millones a 1.000.000 A.C    --     Tabla 3: 10.000 A.C. a "0" Años

Ultima fecha incorporada: 22.9.2012

 

1.200.000

   700.000

Glaciación de Gunz 

 700.000

Aseguran que el mundo se pobló por migraciones intermitentes desde Africa.  Compararon los genes de mil personas de 53 poblaciones diferentes. Descubrieron que a mayor proximidad geográfica hay más semejanzas en sus ADN. El hombre moderno tiene sus orígenes en África y al parecer pobló el mundo a partir de leves pero sucesivas oleadas migratorias que tuvieron distintas direcciones, según recientes análisis genéticos, cuyos resultados acaban de publicarse.  Las nuevas informaciones demostrarían que esas migraciones no se habrían producido mediante un flujo único de salidas a otros continentes sino de manera intermitente, según los datos de un estudio científico publicado en el último número de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). El equipo científico que llevó a cabo esta investigación, dirigido por Sohini Ramachandra, del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de Stanford, de California, estudió información genética detallada de más de un millar de individuos de 53 poblaciones distintas del mundo.   Los expertos detectaron una fuerte relación entre la genética de la población y su proximidad, y comprobaron que a menor distancia geográfica entre dos individuos cualesquiera, mayores semejanzas en el ADN de unos y otros.  Hasta ahora se creía en esa posibilidad pero se carecía de datos genéticos que lo confirmaran y además los estudios se ceñían a distancias geográficas demasiado cortas para investigar sobre la posible conexión entre este factor y la genética de las poblaciones. Según los científicos, el descubrimiento permite ampliar el conocimiento sobre la variación genética en los individuos, teniendo en cuenta que el factor de selección natural probablemente supone menos del 25 por ciento en la misma.   Los investigadores comprobaron que, en el lugar de origen de las migraciones al resto del mundo, es decir, en África, las poblaciones mostraban la mayor diversidad genética.   Por el contrario, en América, que fue el último lugar en ser colonizado por estas migraciones procedentes de África, se registraban las menores variaciones genéticas.  Los científicos reiteran que los resultados de su investigación respaldan la explicación de que el proceso de colonización del mundo se habría producido a partir de una serie de oleadas migratorias y no mediante un flujo único. CLARIN, Buenos Aires, 17/10/2005

930.000

Similar al homo erectus pero con peculiaridades El hallazgo de un cráneo de más de 900.000 años reabre el debate sobre el origen del ser humano. NUEVA YORK.- Un inusual cráneo humano encontrado en África refuerza la idea de que los primeros seres humanos capaces de fabricar herramientas, que incluso pudieron ser miembros de las mismas poblaciones locales, tenían distintos tamaños y formas, según un estudio que publica esta semana la última edición de la revista 'Science'.  Los especialistas han debatido desde hace tiempo la cuestión de si los homínidos que vivieron hace entre aproximadamente dos millones de años y 500.000 años se deberían agrupar en una sola especie, el conocido como 'Homo erectus', o dividirse en múltiples categorías. La ausencia de fósiles de homínidos africanos de la última parte de este periodo ha ampliado el problema, haciendo difícil que se pudieran comparar fósiles de las distintas regiones. En este trabajo, especialistas del Museo Nacional de Historia Natural y la Institución Smithsonian de Washington describen un pequeño cráneo de homínido de una antigüedad de alrededor de 930.000 años, de un pueblo de Kenia, conocido por la abundancia de hachas de mano encontradas. Muchos de los rasgos del cráneo se parecen a los del 'Homo erectus', pero tiene sus propias singularidades, como ser de un tamaño pequeño para ser de adulto. Se cree que las hachas de mano eran fabricadas por individuos de mayor tamaño, de modo que este fósil presupone la existencia de variaciones entre las poblaciones de homínidos.   Características propias: Un pequeño ser prehumano, que vivió hace más de 900.000 años en lo que se conoce como Kenia, puede haber sido un "breve experimento" evolutivo que nunca se desarrolló, dijeron el jueves científicos. Su cráneo pequeño, que pertenece sin dudas a un adulto, fue descubierto a mediados del año pasado en un sitio donde también se hallaron restos de homínidos mucho mayores, clasificados como Homo Erectus, según Richard Potts, del Instituto Smithsonian, y sus colegas. El pequeño homínido, cuyo sexo aún no se ha podido determinar, murió al borde de una formación volcánica posiblemente debido al ataque de un león u otra fiera, dijo Potts. Potts considera que este fósil demuestra que los primeros seres humanos vivieron en grupos pequeños que se separaron y se diferenciaron durante un tiempo, pero que posteriormente se unieron y se mezclaron hace miles de años, intercambiando genes, para después volver a separarse. "En ocasiones se aislaron, posiblemente durante cientos de generaciones, y desarrollaron su combinación propia de rasgos característicos", escribió Potts en un correo electrónico. Sin embargo, cambios climáticos y ambientales que ocurrieron en esos períodos los obligaron a unirse de nuevo, pero también llevaron a algunos grupos a la extinción. Es posible que hubiera muchos "experimentos breves", es decir, de especies que nunca se desarrollaron realmente, explicó Potts. "En vista de esto, pondría a la población homínida de Olorgesailie dentro de una especie muy variable, con adultos pequeños y grandes", tanto masculinos como femeninos, agregó.   Muerte violenta: En especial este ser prehumano se halló en una zona que parece haber experimentado actividad volcánica hace unos 900.000 años. En la actualidad, el equipo de Potts esta analizando, como suelen hacer los antropólogos, fragmentos del cráneo para tratar de determinar el aspecto físico de esta criatura. Según Potts, se observan marcas de mordida de un animal carnívoro en el lado izquierdo del hueso frontal. "Es muy probable que el individuo haya muerto de esta forma, cuando iba caminando por un montículo volcánico hacia las montañas (para posiblemente pasar la noche) y nunca llegó a su destino", explicó Potts. En la zona, donde Potts y sus colegas llevan años trabajando, también se han hallado restos de herramientas de gran tamaño. Elmundo.es Viernes, Julio 02 del  2004

850.000 ATAPUERCA. La Gran Dolina. Allí se encontraron, en 1994, los primeros fósiles de Homo antecessor, una especie humana nueva, de hace más de 850.000 años. Con el tiempo han salido más de un centenar de restos humanos, de al menos seis individuos diferentes. Los fósiles van al laboratorio, se limpian y se examinan a fondo. Así, por ejemplo, se descubrió que algunos de los fósiles humanos de la Gran Dolina tenían marcas de corte como las de otros huesos animales descarnados por los homínidos para devorarlos. Cuando este hallazgo se publicó, a finales de los noventa, supuso un bombazo. "Sabemos que era canibalismo gastronómico", recordaba ayer Bermúdez de Castro. "Pero también creo que era una forma de canibalismo demográfico". Los huesos humanos con esas marcas son de niños, explica, y posiblemente había una intención de debilitar a las poblaciones de los grupos competidores en un territorio muy rico. EL PAIS España. 24 JULIO 2008

800.000

Hallan en un yacimiento de Tarrasa utensilios humanos de casi un millón de años de antigüedad, en unas obras de tren. MADRID.- Unas obras para la construcción de una estación de tren en Tarrasa han sacado a la luz el yacimiento de utensilios humanos que puede ser el más antiguo de España, y probablemente de Europa. En la explanada de Vallparadís un equipo de 60 arqueólogos y paleontólogos trabaja para sacar de entre la tierra herramientas de casi un millón de años de edad, entremezcladas con fósiles de animales 'consumidos' por los homínidos primegios.  Según explicó a elmundo.es Kenneth Martínez, uno de los responsables de la excavación, el yacimiento es equiparable en importancia al de Atapuerca, en Burgos, o el de Orce, en Granada, considerados hasta ahora los más antigos de España y de Europa.  En el yacimiento de Tarrasa, de entre 800.000 y un millón de años de antigüedad, se han encontrado, además de diversas herramientas de fabricación humana, fósiles de hipopótamos, rinocerontes, elefantes, caballos o ciervos, y restos de animales carroñeros, como linces, panteras o hienas. Los paleontólogos investigan ahora cómo podía ser el paisaje que vieron estos animales, que debía ser similar al del continente africano, de donde procedía la mayoría de ellos.  Aunque de momento en Tarrasa no se han encontrado restos directos de homínidos, sí pruebas indirectas que demuestran sin posibilidad de refutación que la Península estaba habitada por hombres hace ya casi un millón de años. Los arqueólogos investigan ahora cómo fue el viaje de los primeros homínidos desde África, donde se encontraron los primeros restos, pasando por Israel, Georgia (en el Cáucaso) y cruzando Europa hasta llegar a la Península. Aunque en España se han encontrado varios yacimientos de esta antigüedad, como Tarrasa o Atapuerca, en otros países considerados 'de paso obligado', como Francia o Alemania, los arqueólogos no han tenido de momento tanta suerte.  Sin embargo, las esperanzas de hallar restos humanos no se han perdido del todo en la ciudad catalana. El yacimiento ocupa una superficie de unos 2.000 metros cuadrados, pero según explicó Kenneth Martínez, de momento sólo se han excavado 100 metros cuadrados. "Y siempre queda la esperanza de hallar más restos, incluso de homínidos, en el resto", aseguró.  Las obras, de momento, se han paralizado y la Generalitat ha dado el visto bueno para que continúen los trabajos de investigación y excavación. Hasta Tarrasa se han desplazado algunos de los responsables de las excavaciones de Atapuerca, por su experiencia en este tipo de trabajos, apoyados por uno de los co-directores del yacimiento burgalés, Eudald Carbonell. Elmundo.es 20.12.05

800.000 Hallan canibalismo en Atapuerca. Descubren pruebas de antropofagia en un sitio de España.  ATAPUERCA, España (“El Mundo”).— Hace 800,000 años tuvo lugar en Atapuerca un macabro festival caníbal. Así lo demuestran los nuevos fósiles encontrados en el estrato Aurora del yacimiento de la Gran Dolina, donde se han hallado fósiles de al menos 10 individuos, casi todos ellos niños y niñas de corta edad, que fueron devorados por sus congéneres. Todos los indicios sugieren que un campamento de “Homo Antecessor” fue atacado por un grupo de personas de la misma especie, pero de diferente grupo. Se trata de las evidencias más antiguas de antropofagia de la historia de la humanidad. La prueba no sólo está en los fósiles de niños encontrados en diversos lugares del yacimiento, sino en una gran cantidad de cuchillos de cuarcita y sílex, con borde abrupto y filo muy marcado, que han aparecido en la Gran Dolina, que probablemente fueron utilizados para descuartizar los cadáveres de los niños en una práctica “más cultural que gastronómica”. Hasta ahora, los expertos pensaban que el canibalismo había sido un hecho puntual en Atapuerca. “Nos habíamos equivocado. Los nuevos hallazgos nos llevan a pensar que practicaron el canibalismo seguramente durante cientos de años”, explica Eudald Carbonell, codirector de Atapuerca. “Lo que hemos encontrado revoluciona el conocimiento de la especie Homo Antecessor”, asegura el especialista. Según Carbonell, los canibalizados “eran individuos que no procedían de la Sierra de Atapuerca, sino que habían llegado a la zona para instalarse en las cuevas o fuentes”. Sin embargo, casi todos los cuerpos encontrados pertenecen a niños, lo que hace a los expertos preguntarse qué ocurrió con los adultos que presumiblemente viajaban con ellos. “Cuando en 1994 hicimos los primeros descubrimientos de Homo Antecessor, pensamos que habíamos tenido un golpe de suerte, que quizá habíamos excavado justo en el lugar correcto, y que probablemente no hallaríamos más fósiles humanos. Este año se ha disipado ese miedo”, aseguró José María Bermúdez de Castro, otro de los codirectores del yacimiento.  Para pasar de una hipótesis a una certeza sólo ha sido necesario comenzar a excavar en el mismo nivel, el TD-6, pero a 15 metros del lugar inicial. Allí han aparecido multitud de fósiles de Homo Antecessor que permitirán a los científicos ampliar sus conocimientos sobre cómo era la vida de estos primeros europeos. “En los próximos años, cuando sigamos excavando esta zona, nos espera un festín”, anuncia Bermúdez de Castro. 27 de julio 2006.
800.000 Investigadores españoles concluyen que Homo Antecessor era diestro. Los últimos trabajos de los investigadores de Atapuerca (Burgos, norte) han permitido concluir que el Homo Antecesor, que vivió en España hace 800 mil años, era diestro y tenía un patrón de desarrollo físico muy próximo al nuestro, dijo uno de los codirectores de las excavaciones, Juan Luis Arsuaga. "Hasta ahora teníamos la sospecha de que era diestro por cómo utilizaba las herramientas, pero el uso de un aparato de tomografía que permite reconstruir la forma interior que tenía su cráneo, a partir de los restos encontrados, muestra su simetría craneal y confirma sin duda que era diestro", explicó Arsuaga. El científico español destacó la importancia de este hallazgo, dado que los simios son ambidiestros y usar preferentemente una de las manos "supone una diferencia evidente", apostilló. Arsuaga señaló también que el cerebro del Homo Antecesor debió tener algunas otras diferencias con el del hombre actual porque "el nuestro es algo más alto". Recordó también que el estudio de los huesos internos del oído ha permitido determinar que el rango de frecuencia auditiva es muy similar al nuestro, por lo que "seguramente también utilizaba un lenguaje simbólico y creemos que podía razonar". El estudio de los restos de cráneo, concretamente del conocido como "cráneo número 5", también está propiciando el estudio de la enfermedad que sufría este individuo. Según Arsuaga parece que sufrió una fuerte infección en la cara, probablemente como consecuencia de la rotura traumática de un diente que se infectó.  Otra deducción de los estudios que se han realizado en los restos hallados en Atapuerca es que el desarrollo de los dientes de estos individuos era "seguramente más rápido que el nuestro", afirmó Arsuaga. Sin embargo, no ocurría lo mismo con el patrón general de crecimiento, que era muy parecido al nuestro, lo que también le distingue de los chimpancés, que son los simios más próximos a los homínidos en este aspecto. El codirector de las excavaciones de Atapuerca aseguró que uno de los grandes retos que tiene ahora el equipo de investigador es obtener un mapa del ADN de alguno de los homínidos localizados en la sierra burgalesa. "Nos permitiría ir más allá de los estudios morfológicos que estamos realizando y conocer detalles del genoma de estos individuos", aclaró Arsuaga. El equipo investigador ha desarrollado un sistema puntero que les ha permitido obtener el mapa de ADN de un oso que habitó la sierra de Atapuerca hace 500.000 años, "que es el más antiguo del mundo", aseguró el científico. El yacimiento burgalés de Atapuerca (centro-norte de España) es uno de los más importantes de Europa y las investigaciones que se realizan en él desde 1863, cuando se hallaron los primeros fósiles, ofrecen datos muy relevantes sobre la evolución humana en este continente. EFE  La Tercera de Chile 17/09/2006

790.000

Los ancestros que "dominaron" el fuego. Antecesores de la especie humana que emigraron de África poseían el control del fuego hace 790.000 años, según sugieren evidencias halladas por científicos israelíes. Las evidencias proceden del norte de Israel e indican que especies como el homo erectus pudieron haber controlado el fuego, contrariamente a lo que piensa una parte de la comunidad científica. El resultado de una investigación realizada por científicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén aparece publicado en el último número de la revista Science. Los especialistas estudiaron artefactos y restos vegetales quemados descubiertos en el sitio arqueológico de Gesher Benot Ya'aqov.  BBC Mundo Mayo 2004

Hallan restos del fuego más antiguo. Semillas carbonizadas, restos de madera y piedras de lumbre fueron halladas junto a madera en Israel.  El primer fuego obtenido por un ser humano posiblemente ardió hace ya 790 mil años, es decir 500 mil años antes de lo que se creía hasta ahora.  Al menos así lo indican semillas carbonizadas, restos de madera y piedras de lumbre halladas junto a madera intacta en el norte de Israel. El hallazgo en la excavación de Gesher Benot Ya'aqov, presentado por la revista Science, podría explicar por qué aproximadamente al mismo tiempo se produjo el avance hacia las zonas climáticas más frías de Europa. Los autores del informe admiten que no se puede excluir totalmente que se trate de un fuego natural en vez de uno controlado por el hombre. Pero la distribución de la madera carbonizada y la intacta acercan mucho esa conclusión. Además, en el lugar del hallazgo ardieron madera y otros restos de tres plantas alimenticias: olivo, vid y cebada. Hasta ahora, algunos yacimientos en Europa y una cueva en China eran considerados la prueba de que el ser humano ya sabía manipular el fuego hace aproximadamente 250 mil a 300 mil años. A pesar de que existe cierta controversia, el reciente hallazgo en Israel es aceptado por la mayoría de los expertos. "Creo que esta es la mejor prueba de la utilización del fuego en la época anterior a hace 250 mil años", dijo Richard Klein de la Universidad de Stanford, en California. El equipo de Naama Goren-Inbar, de la Universidad Hebraica en Jerusalén, investigó en total 23 mil 454 semillas y restos de frutos, así como 50 mil 582 fragmentos de madera en el yacimiento. Sólo el dos por ciento de los restos de madera y piedra de fuego y un porcentaje similar de semillas y restos de frutos estaba carbonizado, señala Science . Eso excluye la posibilidad de un fuego natural, causado por ejemplo por un relámpago.Según los autores del estudio, el Homo erectus, el Homo ergaster o incluso un Homo sapiens anterior pueden ser considerados los autores del fuego. La capacidad de manipular fuego es considerada un paso decisivo en la evolución del ser humano, que acarreó cambios drásticos de comportamiento, en la alimentación, en el trato de unos con otros y en la defensa. Pero sobre todo podría haber desatado la "conquista" de Europa. Gesher Benot Ya'aqov está en una región desde la cual partieron los hombres hacia este continente. MURAL.COM Cd de México, México (30 abril 2004).-

730.000

Inicio del Pleistoceno Medio

700.000

Humanos vivieron en Europa mucho antes de lo estimado. El descubrimiento de nuevos artefactos fabricados por humanos en el norte del viejo continente, datados 200 mil años antes de lo que se creía el ingreso del hombre a la región, no sólo obliga a remozar la tesis del poblamiento en el continente, sino que abre la posibilidad que en muchas otras partes del globo la colonización del homo sapiens haya sido antes de lo que se creía. La historia paleontológica tradicional escribió hace décadas que el poblamiento humano del norte de Europa se desarrolló hace unos 500 mil años, cuando los deshielos de la última glaciación así lo permitieron. Sin embargo, herramientas prehistóricas halladas en Gran Bretaña demuestran la presencia de seres humanos en el norte de Europa unos 200.000 años antes de lo que se había pensado primero, en una época en que el clima era lo suficientemente cálido como para permitir que manadas de leones, elefantes y tigres recorriesen el territorio de lo que es hoy día Inglaterra. La clave de la nueva teoría paleontológica se resume en 32 artefactos de pedernal negro, hallados en sedimentos de un río de Pakefiled, que datan de hace 700.000 años y representan la evidencia inequívoca más antigua de presencia humana al norte de los Alpes. “Descubrir que hubo seres humanos en una zona tan septentrional de Europa hace tanto tiempo es sorprendente”, dijo a La Nación el profesor Chris Stringer, paleontólogo del Museo de Historia Natural de Londres que formó parte del grupo de cuatro científicos británicos involucrados en el estudio, descubrimiento detallado en un artículo de la revista científica “Nature”. En un comentario al respecto publicado en la propia revista, Wil Roebroeks de la Universidad de Lieja en Holanda dijo que la evidencia de actividad humana en Pakefield era “sólida como una roca”. Roebroeks, dijo que éste demostró que “los seres humanos recorrían las márgenes de esos ríos... mucho antes de lo que se pensaba en esta parte de Europa”. El profesor Jim Rose, de la Universidad de Londres, otro investigador involucrado en el estudio, dijo que hace 700.000 años Inglaterra estaba todavía conectada al continente europeo y disfrutaba de períodos relativamente cortos de buen tiempo entre las glaciaciones de la región, que congelaban y rehacían el paisaje. Durante esos períodos de buen tiempo, los seres humanos podrían haber emigrado a Inglaterra desde el Mediterráneo, y haber disfrutado de inviernos moderados, paisajes llanos y ríos caudalosos. En esa época vivían también en la región manadas de rinocerontes, elefantes, tigres, leones, osos y otros animales que luego desaparecieron del paisaje inglés. Reacción internacional. La comunidad científica internacional, siempre reacia a reescribir las vieja teorías, aún no se pronuncia sobre estos hallazgos. “Es un descubrimiento muy reciente como para medir la reacción científica en el mundo. Habrá que estar chequeando sus impresiones”, señaló Stringer. Pero para el paleontólogo, es claro que es hora de remozar, al menos, la tesis del poblamiento del norte del viejo continente. “Sin duda que para el norte de Europa es necesario rescribir la historia, pero más significativo que eso, lo más importante es que estos hallazgos abren la posibilidad de que en muchos otros lugares del mundo el poblamiento humano pudo establecerse mucho antes de lo que creíamos”. Incluso, Stringer cree que los científicos pueden buscar ahora rastros de seres humanos y quizá hallarán restos llegados a la región incluso antes de 700.000 años atrás. “Se ha abierto para nosotros una nueva zona de investigaciones”, finalizó. Patricio Lazcano. La Nación (Chile) 19.12.05

500.000

DESCUBIERTAS EN SUDÁFRICA LAS LANZAS DE PIEDRA MÁS ANTIGUAS  Hace medio millón de años, nuestros antepasados ya cazaban con afiladas lanzas de piedra. Esto es lo que acaba de comprobar un equipo de científicos liderado por Jayne Wilkins, de la Universidad de Toronto, al descubrir que estas armas prehistóricas se usaban 200.000 años antes de lo que se pensaba hasta ahora.  Wilkins, la firmante principal de estudio recién publicado en 'Science', junto con investigadores de la Universidad de Arizona y de Ciudad del Cabo, han llegado a esta conclusión tras analizar piedras del yacimiento de Kathu Pan en Sudáfrica. Las rocas fueron recogidas durante las excavaciones realizadas por el arqueólogo Peter Beaumont entre 1979 y 1982.  El equipo corroboró la función de lanza de estas piedras comparando su desgaste con el deterioro en armas más modernas utilizadas para cazar gacelas.  "Esto cambia el modo en que pensábamos acerca del surgimiento de capacidades humanas antes del origen de nuestra propia especie", explica Jayne Wilkins. "Aunque tanto los neandertales como los humanos usaban lanzas con punta de piedra, ésta es la primera evidencia de que esta tecnología se originó antes de la divergencia entre las dos especies", explica Wilkins.  Estas armas eran comunes en la Edad de Piedra, hace unos 300.000 años. Sin embargo, este nuevo hallazgo muestra por primera vez que fueron usadas en el Pleistoceno Medio, un periodo asociado con el Homo 'Heidelbergensis', el ancestro común de los neandertales y los humanos modernos. "Hasta el momento era discutida la sofisticación cultural del 'Homo Heidelbergensis' que nosotros habíamos descubierto en la Sima de los Huesos. Este hallazgo termina de confirmar esa complejidad", asegura Jose María Bermúdez de Castro, codirector de Atapuerca, a ELMUNDO.es  Este descubrimiento hace que "algunas de las características que asociamos con los humanos modernos y nuestros parientes más cercanosse remontan más atrás en nuestro linaje", comenta Wilkins.  La fabricación de estas puntas de lanza de piedra (conocidas como enmangamiento) fueron un avance importante en los métodos de caza los primeros humanos. Esto requería un mayor esfuerzo y mayor habilidady a su vez incrementaba las posibilidades de matar a las presas.  El hallazgo, por tanto, "corrobora que la complejidad tecnológica no es sólo propia de los neandertales", dice Bermúdez de Castro. Cada vez son más comunes las descubrimientos "sobre herramientas complejas progresivamente más antiguas". EL MUNDO.ES 15.11.2012

500.000 Eran los restos europeos más antiguos, hasta que aparece homo antecessor.  Las pruebas de su existencia están representadas por la mandíbula de Mauer, en Alemania; el cráneo de Aragó, en Francia, y los restos de Boxgrove, en Inglaterra. (Discover, Marzo 1998)
500.000

NO HUBO CRUCE ENTRE NEANDERTALES Y HUMANOS. Científicos españoles identifican el gen del pelirrojo en la especie extinta, en un fósil asturiano de El Sidrón. “No hay evidencia de que hubiera hibridación entre neandertales y humanos modernos y muchas evidencias de que no la hubo”, afirma Carles Lalueza Fox, quien ha dirigido el estudio de un fósil de la especie extinta, procedente de la cueva asturiana de El Sidrón, en el que se ha identificado un gen importante y llamativo, el del cabello pelirrojo y la piel clara. La conclusión es que probablemente al menos algunos neandertales eran pelirrojos.  Además -doble premio- es una variante de este gen que no se encuentra en los humanos modernos. Así que Lalueza y su equipo han identificado, y así lo publica hoy Science, la primera diferencia genética funcional entre las dos especies. El mismo equipo ya halló en fósiles de neandertal un gen relacionado con el habla, el FOXP2, y éste sí es el mismo que existe en los humanos modernos.  El peligro muy real de que cuando se cree que se está estudiando ADN antiguo, por contaminación de la muestra se está analizando en realidad ADN de cualquier persona en contacto con ella, no preocupa a Lalueza y su equipo. Están seguros de que la técnica de extracción en condiciones de aislamiento -única en el mundo, aseguran- que están utilizando en El Sidrón aleja este peligro. Sin embargo, como en ciencia es común aquello de dos pasos adelante y uno atrás, todo indica que no es válido, precisamente por contaminación, un estudio publicado hace un año en la revista Nature. Firmado por el experto mundial Svante Pääbo, indicaba que las dos especies tuvieron relaciones sexuales que dieron lugar a descendientes, y que se separaron en el curso de la evolución hace sólo 500.000 años. De ahí el comentario de Lalueza sobre que no hubo hibridación. Los datos indican ahora que las dos especies divergieron mucho antes, hace 900.000 años.  "Me sorprendió tanto el gen de la pigmentación MCR1, que encontramos el año pasado, que lo confirmamos en otros dos laboratorios europeos y en otro fósil, italiano", explica el investigador de la Universidad de Barcelona. Además, para comprobar que la mutación hallada podía tener efectos sobre la pigmentación del pelo y de la piel de los neandertales, transfirieron el gen mutado a células pigmentarias cultivadas en placas. Los científicos españoles colaboran desde este año con Pääbo en el macroproyecto de elaborar el genoma completo del neandertal y ya llevan secuenciados 65 millones de pares de bases (los elementos del ADN). Malen Ruiz De Elvira - Madrid - 26/10/2007

500.000

ATAPUERCA está cambiando la visión de la prehistoria y del lugar que ocupaba el hombre en ella, según los científicos responsables de la excavación. El hallazgo de fósiles de homínidos mezclados con restos de feroces leones, osos, perros y panteras revela que los primeros eran seres robustos y que estaban organizados como para competir con ellos por el dominio del territorio y por la supervivencia. Los científicos suman ahora nuevos restos sobre los que cimentar la reconstrucción de la historia. Acaban de sorprenderse con cuatro fragmentos de cráneo de los homínidos que vivieron en la Sierra de Atapuerca (Burgos) hace 500.000 años. "Son huesos delgados, seguramente de niña o de niño", dice Juan Luis Arsuaga, co-director de la excavación. Y han aparecido juntos en el yacimiento de la Sima de los Huesos. Todo apunta a que estos restos, que ayer aún estaban incrustados en el sedimento, son del mismo individuo. No son el único botín de la campaña de 2008. En total, se han descubierto una veintena de fósiles humanos, algo excepcional que en cualquier otro yacimiento del mundo tendría una repercusión histórica. EL PAIS España 24 julio 2008.

500.000

Eran los restos europeos más antiguos, hasta que aparece homo antecessor.  Las pruebas de su existencia están representadas por la mandíbula de Mauer, en Alemania; el cráneo de Aragó, en Francia, y los restos de Boxgrove, en Inglaterra. (Discover, Marzo 1998)

400.000 Se han encontrado en Shningen (Alemania) las armas de madera más antiguas -400.000 años- que se usaron para cazar caballos. MUY INTERESANTE 121 /Agosto/1997:16.

300.000

ATAPUERCA. Los fósiles humanos de la SIMA DE LOS HUESOS (España) tienen una antigüedad superior a los 300.000 años.  Encuadran en el pleistoceno medio (periodo entre los 730.000 y 120.000 A.C.) DISCOVERY, Marzo 1998

300.000 ATAPUERCA. SIMA DE LOS HUESOS. "Estamos excavando ahora en una zona de la Sima donde hay menos fósiles humanos, pero hay que hacer esta labor ordenadamente, nivelando todo el fondo de la cueva para ir documentando paso por paso", explica Ignacio Martínez, uno de los paleontólogos, especialista en la Sima de los Huesos. En su camiseta negra se despliega una bandera pirata. Se puede leer: "Por los huesos, claro". Es el emblema del equipo. La Sima de los Huesos exhibe una riqueza apabullante de fósiles humanos. Varios miles de ellos, de al menos 28 individuos, se han descubierto en menos de dos décadas. "Tenemos 15 cráneos distintos, tres muy completos y el resto fragmentado. El de la niña o el niño que aflora este año debe hacer el número 16". Arsuaga está pendiente de El Jefe, apodo de otro de los cráneos: "Debía ser un machote cachas, con una vida muy movida, porque tiene marcas de muchas heridas. Estos individuos eran muy fuertes, tanto hombres como mujeres, capaces de imponer respeto a los descomunales leones". En la Sima, efectivamente, han aparecido restos de dos leones también de hace medio millón de años. Son piezas de dentición, un trozo de cráneo, huesos de las zarpas y grandes garras, que investiga ahora Nuria García: "Eran muy corpulentos, de unos 300 kilos, mayores que los actuales". EL PAIS, España 24 julio 2008.

230.000

200.000

Fecha de los restos más antiguos de los Neandertals (Conozca Mas 4,96). Campamento Neandertal en Biaanche-Saint-Vaast, España,  (Conozca, 4.96)

200.000

COLORES ERAN UTILIZADOS HACE 200.000 AÑOS, Simbólicamente.  Un equipo de científicos británicos asegura haber encontrado evidencia en África de que los colores eran utilizados de manera simbólica hace unos 200.000 años.  Lawrence Barham, de la universidad de Liverpool “que estudió artefactos y herramientas usados por seres humanos en Zambia en la antigüedad”, afirma que la gama de pigmentos minerales u ocres encontrados dan indicios de la existencia de pinturas utilizadas posiblemente para decorar el cuerpo. La Tercer (Chile), 11.9.2006 -- Ver también BBC

180.000

Una dura era glacial cubre Europa de hielos, por 50.000 años se pierden los rastros de Neandertal. (Conozca Mas 4.96)

170.000

Experto buscan demostrar que Neanderthal cruzó por Estrecho de Gibraltar. EFE. CEUTA, España.- Un grupo de especialistas de la Universidad de la ciudad española de Cádiz ha dado un paso más para poder demostrar, en contra de las antiguas teorías, que el hombre de Neanderthal pasó a Europa a través del Estrecho de Gibraltar, mediante los hallazgos localizados en una cueva. Después de varios meses de trabajo, los expertos de la UCA han concluido en estos días el estudio de unas dos toneladas de piedras de carbonato cálcico que fueron extraídas del yacimiento denominado "La Cabililla de Benzú", que se encuentra cerca de la frontera que separa la ciudad española de Ceuta, en el norte de África, de Marruecos. Los especialistas han conseguido sacar más de 2.000 piezas líticas talladas en la época del Musteriense, fechadas por debajo de los 170.000 años de antigüedad y que pertenecen al nivel 4 de la cueva. Según informaron a EFE las autoridades de Ceuta, las piezas serán analizadas en las próximas semanas así como los numerosos restos de fauna localizados en su interior, algunos de ellos quemados. La importancia del hallazgo ha motivado que los expertos hayan decidido iniciar en septiembre una nueva campaña de excavaciones, para seguir profundizando en la idea de que el hombre de Neanderthal cruzó el Estrecho de Gibraltar para llegar a Europa, en contra de las teorías orientales. Los expertos, en esta nueva excavación, indagarán en los niveles 1, 2 y 3 de la cueva, que tiene diez estratos, fechados entre los 70.000 y los 250.000 años de antigüedad, para seguir profundizando en la investigación que dirigen los profesores Darío Bernal y José Ramos. Las conclusiones de los hallazgos de la cueva han sido presentadas en eventos nacionales e internacionales, la última de ellas por parte del Grupo Andaluz de la Asociación Española del Cuaternario (AEQUA) que analizó en la misma cueva su trascendencia. La cueva, incluso, ha aparecido en el "Diario de Atapuerca", publicación española con una gran difusión en el terreno de la arqueología internacional. En el interior se han encontrado ya restos de más de 250.000 años de antigüedad de animales quemados, así como fauna y flora de la época del Musteriense, por lo que la aparición de restos humanos podría evidenciar que el hombre de Neardenthal llegó a Europa a través del Estrecho. Según los expertos, el Estrecho que separa Europa de África tendría, por esa época, 120 metros menos de profundidad, así como dos islotes de dos kilómetros de tamaño cada uno y dos kilómetros menos de longitud, según varios estudios realizados. El Mercurio, Chile, Sábado 4 de Junio de 2005

160.000

Más cerca del origen del hombre Tres cráneos fosilizados descubiertos en Etiopía figurarían entre los más importantes hallados hasta el momento en la búsqueda del origen de la humanidad.  Así lo anunció un grupo de científicos estadounidenses y etíopes. Las cabezas de dos adultos y un niño, todas ellas de hace unos 160.000 años, fueron separadas del sedimento cerca del poblado de Herto, en el este del país. Así era, más o menos, el hombre como el descubierto en Etiopía. Los fósiles fueron descritos como los restos más antiguos que se conocen hasta la fecha de los humanos modernos (Homo sapiens).  Lo que más entusiasma a los paleontólogos es que los cráneos pertenecen al tiempo y al lugar de África en los que, según los estudios genéticos, tuvo su origen la humanidad.  "Las investigaciones situaban el nacimiento del hombre moderno en esta parte del continente y ahora tenemos la prueba", dijo el profesor Tim White, de la Universidad de California en Berkeley, uno de los que encabezaron el equipo de científicos que descubrió los cráneos.   "Estos ejemplares son cruciales porque explican la transición en África entre los homínidos más arcaicos y los hombres más parecidos a los actuales, 100.000 años atrás", añadió. "Cabezones" Sin embargo, los cráneos descubiertos no son exactamente como los del ser humano que conocemos. Son más grandes, alargados y tienen los arcos superciliares (cejas) más salidos.  Estas diferencias menores pero importantes llevaron a los científicos a identificar los fósiles como pertenecientes a una nueva subespecie humana que llamaron Homo sapiens idaltu ("idaltu" significa "anciano" en la lengua de la región de Afar, donde tuvo lugar el descubrimiento).  Estos ejemplares son cruciales porque explican la transición entre los homínidos más arcaicos en África y los hombres como los de 100.000 años atrás.  Prof. Tim White  El hallazgo en Herto fue elogiado este miércoles por los paleontólogos que han sostenido la hipótesis de que el hombre actual proviene de una población que surgió en África en los últimos 200.000 años.  Los defensores de esta teoría piensan que la migración de humanos desde ese continente reemplazó a todas las especies que en ese momento habitaban en el resto del planeta, como los Neanderthal en Europa.  ¿Pensamiento conceptual? Los cráneos fueron encontrados fragmentados en un sitio rico en fósiles, en medio de un valle seco y polvoriento.  Todos presentaban cortes y estaban pulidos, lo que indicaría que fueron sometidos a alguna clase de rito enterratorio.  Este tipo de prácticas se observaron en sociedades más modernas -incluyendo algunas en Nueva Guinea-, en las que los ancestros eran preservados y convertidos en objeto de culto.  Los fósiles de Herto serían, en este sentido, el ejemplo más temprano conocido de pensamiento conceptual (el comportamiento complejo que nos diferencia de otros animales). El descubrimiento fue publicado en la revista científica Nature. BBC Mundo.com, Miércoles, 11 de junio de 2003 -

170.000

Restos de Neandertal en Medio Oriente

150.000

Afirman que hombre de neandertal no era bruto LONDRES, 20 - El hombre de Neandertal, que vivió hace 150.000 años, tuvo una adolescencia prolongada como la del hombre moderno, según un estudio científico publicado hoy. Una investigación conjunta de científicos de la Ohio State University (Estados Unidos) y de la Universidad de Newcastle (Inglaterra) destacó que el hombre de Neandertal no era un ser embrutecido, como se creía hasta ahora.  Además, tampoco sería cierto que entraba en la adultez alrededor de los 15 años, como se había indicado en estudios recientes.  Los científicos estadounidenses y británicos analizaron los dientes de un hombre de Neandertal hallado en Newcastle y descubrieron que eran similares a los de los oriundos de Newcastle upon Tyne, a los indígenas del sur de África, y a las comunidades Inuit de Alaska, que vivieron en 500 AC.  Los hallazgos fueron publicados en la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences, y sugieren que los Neandertal no eran tan diferentes a los hombres modernos, como muchos investigadores habían pensado. La prolongada infancia y adolescencia de los humanos es única entre los primates y se relaciona al gran tamaño del cerebro para desarrollarse. El hombre de Neandertal, que vivió en un período entre 30.000 y 150.000 años atrás, se extinguió de la Tierra debido a las extremas condiciones de la Edad de Hielo. ANSA-Latina 20/09/2005

130.000

Reaparecen los Neandertal luego de la era glacial de 50.000 años y la especie muestra un mayor grado de sofisticación y evolución.

130.000 - 115.000

 

NEANDERTHAL SE ADAPTÓ A CLIMAS TEMPLADOS. El hombre de neanderthal estuvo en Europa Occidental también durante el periodo interglaciar transcurrido entre 130 mil y 115 mil años antes de nuestra era, y no sólo en las etapas de clima frío que le precedieron y le sucedieron, según prueban vestigios encontrados en Francia. Las conclusiones del hallazgo las expusieron ayer científicos del Instituto Nacional de Investigaciones Arqueológicas Preventivas (INRAP) y del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) en el pueblo de Caours. Entre los años 300 mil y 30 mil antes de Cristo, los neanderthales vivieron en Europa las eras glaciares, a las que se adaptaron perfectamente. Sin embargo, su pista desaparecía en Europa nororiental durante el último episodio interglaciar, entre hace 130 mil y 115 mil años, explicó el INRAP. Esta ausencia de pistas divide a los especialistas entre quienes sostienen que el hombre de neanderthal no logró adaptarse al templado clima oceánico y su vegetación -que formaba una “barrera verde”- y quienes la atribuyen a la acción erosiva de la última glaciación que causó la desaparición de la totalidad de los restos de estos homínidos en la región. El sitio de Caours, preservado por el depósito de sedimentos aluviales, es la primera prueba de la presencia de los neanderthales en Europa Occidental durante este episodio

120.000

Fin del Pleistoceno medio

100.000

Un hombre, dos mujeres y un niño fueron enterrados juntos en la caverna de Shanbidar, en Irak, con claras muestra de rito funerario.  (Conozca 4.96)

100.000

ESTUDIO REVELA NUEVA LUZ SOBRE LOS POSIBLES ORÍGENES DEL HOMBRE MODERNO.  La diversificación (o separación) genética más antigua de la historia de la humanidad remonta a hace 100 000 años, mucho antes de que los ancestros del hombre moderno emigraran de África, según un estudio que arroja nueva luz sobre los posibles orígenes del hombre moderno. La investigación, publicada en la revista estadounidense Science del 21 de septiembre, fue realizada en 220 miembros de grupos autóctonos sudafricanos, los Khoi y los San y confirma que ambos grupos se separaron de la rama ancestral común del resto de los humanos modernos hace 100 000 años. Esto permitió analizar 2,3 millones de variaciones genéticas por persona, un número sin precedentes en estudios anteriores. El análisis genético indicaría principalmente que la cuna del hombre moderno no se concentraría únicamente en África del Este, como se creía hasta ahora y hacen pensar “los archivos arqueológicos”, sino que tendría orígenes más diversos en el continente africano, según explicaron los investigadores.  “Apoyándonos en estos datos genéticos y otras estadísticas no encontramos imágenes coherentes” que apunten al Este de África, explicó en una conferencia de prensa Mattias Jakobsson, de la Universidad de Uppsala en Suecia, uno de los principales autores de esta investigación.  “De hecho son diferentes partes de África las que aparecen para marcar potencialmente el origen anatómico del hombre moderno”, dijo.  Según él, “estas profundas divergencias genéticas entre los pueblos africanos revelan la complejidad de su historia y hacen pensar que las poblaciones humana se han estructurado desde hace mucho tiempo, y que el hombre moderno podría haber surgido de un grupo no homogéneo”.  El análisis genético también reveló que las poblaciones San originarias de Namibia y de Angola se separaron de los pueblos Khoi y San que viven en el sur de África entre hace 25 000 y 40 000 años.  Carina Schlebusch, igualmente de la Universidad de Uppsala y una de las coautoras del estudio, explicó que “existe una diversidad étnica sorprendente entre los pueblos Khoi-San”. “ Y hemos podido demostrar numerosos aspectos de su historia muy rica que produjo esta gran diversidad genética”, agregó.  El estudio muestra también señales de adaptación local en diferentes grupos Khoi y San.  Los investigadores descubrieron principalmente indicaciones de la obra de la selección de la naturaleza en genes que juegan un rol en la función muscular, la respuesta del sistema inmunitario o la protección de la piel contra los rayos ultravioletas en los Khoi y San del sur de África.   “Aunque todos los humanos modernos tengas variaciones genéticas similares, la profunda divergencia que se produjo hace ahora 100.000 años entre los Khoi-San y el resto de los grupos de población nos permitió detectar los genes que evolucionaron rápidamente en los ancestros de todas las personas que viven hoy en el planeta”, apuntó Pontus Skoglund, de la Universidad de Uppsala, también uno de los coautores del estudio.

Entre estos genes se encuentran aquéllos implicados en el desarrollo del esqueleto que habrían podido jugar un papel determinante en las características anatómicas de los humanos modernos, explicó.  LA TERCERA (Chile) 22.9.2012

95.000 – 13.000

LOS HOMO FLORESIENSIS. Científicos australianos descubren más restos de hombres diminutos en Indonesia. Hace un año habían encontrado huesos de adultos que medían menos de un metro. El nuevo hallazgo refuerza la teoría de que era toda una especie minúscula. Uno de los descubrimientos científicos más importantes de los últimos 100 años se verá reforzado cuando, el jueves, la prestigiosa revista Nature publique las conclusiones de un grupo de científicos que acaban de encontrar más restos del Homo Floresiensis, una especie de humanos desconocida hasta el año pasado. Los científicos que excavan en una remota caverna en la isla de Flores en Indonesia hallaron una nueva mandíbula, huesos del brazo derecho y de las manos de un individuo de esta especie que, según sostienen, constituye una nueva prueba sobre la existencia de este antepasado prehistórico y diminuto del hombre. Hace casi un año exacto, estos antropólogos de la Universidad de Nueva Inglaterra, Australia dejaron patas arriba a la comunidad científica: habían descubierto -en la misma isla de Flores- los restos de homínido (ancestros del hombre) pequeñísimo que vivió hace 95.000 años y hasta hace sólo 13.000 años. (Archivo 28/10/2004) La nueva especie fue bautizada entonces como Homo Floresiensis (Hombre de Flores) y medía como máximo un metro de altura, pesaba cerca de 25 kilos y tenía un cráneo del tamaño de un pomelo y una capacidad menor que la de un chimpancé: 380 centímetros cúbicos. Se cree que estos hombres pequeñitos vivieron en forma paralela al Homo Sapiens, el antepasado más cercano del hombre actual, y que es descendiente enano de otra especie primitiva que dejó África hace dos millones de años. Esta teoría demuestra que la diversidad humana en el pasado era mayor de lo que se esperaba. Luego de estudiar los restos hallados, incluidos los nuevos, los científicos reforzaron la conclusión preliminar que habían lanzado el año pasado: no se trata de un homínido con alguna enfermedad como enanismo o microencefalia (un trastorno genético que provoca un cerebro y cráneo pequeños), sino de una especie que era simplemente diminuta. Sin embargo, no todos los expertos coinciden con los australianos. Mucho siguen insistiendo en que el tamaño del Homo Floresiensis se debe a alguna enfermedad o anomalía. Dos grupos han presentado sus propios estudios a otras publicaciones científicas importantes para refutar el trabajo de los australianos en Flores. Pero según los científicos australianos, el pequeño tamaño del cuerpo se debe a un encogimiento como adaptación a un nuevo medio. En el reino animal es conocido un tipo de proceso en el cual una oferta limitada de alimento puede conducir a una selección natural de ejemplares más pequeños con menor necesidad de calorías. La pequeñez de estos individuos no llamaba la atención hace miles de años en la isla de Flores. Allí habitaban elefantes del tamaño de un pony y otras especies en miniatura que contrastaban con animales gigantes como ratas del tamaño de un perro. Las evidencias geológicas indican que una erupción volcánica, ocurrida hace unos 12.000 años, provocó su extinción al igual que la de otras especies de la isla de Flores. EL CLARIN (Argentina) 11.10.2005.-

95.000 - 18.000

EXPERTOS ASEGURAN QUE HUESOS DE "HOBBITS" pertenecen a especie más primitiva que el humano actual.

Un estudio revela que los huesos fosilizados de la muñeca de un ser al que se denominó "Hobbit", son de una especie distinta y no de un ser humano moderno enfermo, como se creía. Un grupo de expertos, liderados por Matthew Tocheri, asegura en la revista científica Science, que los huesos del "hobbit" no tienen nada que ver con los del Homo Sapiens, sino que se parecen a los de un mono, publica en su sitio la BBC. El anuncio hecho en 2004, en el que se detallaba el descubrimiento del "Homo floresiensis", causó sensación en el mundo científico. Sin embargo ahora, unos investigadores han puesto en duda la interpretación de ese hallazgo. En ese entonces varios expertos, entre ellos el paleontólogo indonesio Teuku Jacob, argumentaron que los restos eran probablemente los de un pigmeo con un defecto en el cerebro conocido como microcefalia (trastorno neurológico en el cual la circunferencia de la cabeza es más pequeña que el promedio). Pero, las conclusiones del nuevo análisis de Tocheri, del Instituto Smithsonian en Washington, EE.UU., y otros expertos, difieren de la original. 

HUESOS PREHISTORICOS. En este nuevo estudio se muestra que los huesos de la muñeca del "hobbit" son primitivos y están formados de manera diferente a los huesos del ser humano moderno e incluso de su primo evolutivo más cercano, el extinguido hombre de Neandertal. La muñeca de esta criatura carece de una innovación vista en otras especies humanas, una muñeca que ejerce fuerza lejos de la base del pulgar y a través de la muñeca para poder adquirir mejor una capacidad de amortiguación.  "La muñeca del "hobbit" no muestra la misma especialización que la del hombre moderno o del Neandertal", aseguró Tocheri. "Conserva la misma morfología primitiva que los homínido antiguos", añadió Tocheri. Los huesos del "Hobbit", de 18.000 años de antigüedad, fueron descubiertos en la isla indonesa de Flores, en una cueva de piedra caliza en un sitio llamado Liang Bua. Los investigadores encontraron un esqueleto casi completo de una mujer, que denominaron LB1, junto con los restos de otros ocho individuos. Los científicos creen que estas criaturas de un metro de altura y de cabeza pequeña desarrollaron una estatura más bien corta para hacer frente a la limitación de alimentos que había en la isla. Los especimenes fueron apodados "hobbits" por las pequeñas criaturas que aparecen en la novela "Trilogía de los anillos" del escritor JRR Tolkien. Un estudio posterior detallado del cerebro de LB1 y las herramientas que se encontraron junto a los huesos, también indican que el "Homo floresiensis" era una especie distinta a la de los seres humanos modernos. La Tercera (Chile): 23/09/2007

95.000 - 18.000

EXPERTOS CUESTIONAN QUE RESTOS FÓSILES DE "HOBBIT" encontrados en 2004 sean humanos.  Los científicos afirman que correspondería al Homo Floresiensis, el cual tenía un cuerpo de pequeñas dimensiones debido a la escasez de comida en la isla.  Un equipo de investigadores australianos cuestionó la teoría que afirma que los restos fósiles del "Hobbit" hallados en 2004 en la remota isla indonesia de Flores pertenecen una especie humana desconocida. Bautizado "Hobbit" por sus pequeñas dimensiones que recuerdan a los personajes de "El señor de los Anillos", de J.R.R. Tolkien, la última tesis hecha pública apuntaba a que los fósiles pertenecían a una rama de la especie humana separada. Sin embargo ahora, un grupo de investigadores de Melbourne ha puesto en duda esta interpretación, informó la BBC.  En un estudio, publicado en la revista especializada Proceedings of the Royal Society B, los científicos afirman que el Homo floresiensis tenía un cuerpo de pequeñas dimensiones debido a la escasez de comida en la isla.  Según el doctor Peter Obendorf, quien encabezó la investigación, la poca estatura y los rasgos primitivos del "Hobbit" pueden explicarse como una forma de cretinismo o hipotiroidismo congénito, un retraso físico y mental causado por la falta de yodo durante el embarazo.  "Nuestro estudio sugiere que los fósiles no pertenecen a una nueva especie sino a seres humanos que padecían esta enfermedad", señaló Obendorf.  Los científicos llegaron a esta conclusión tras estudiar las calaveras de los fósiles hallados en la isla de Flores. Las características anatómicas fueron comparadas con las de especímenes de humanos conservados en un museo que sufrían de cretinismo. La Tercera Chile 6.3.08  V

90.000

Restos de Homo sapiens sapiens en Medio Oriente.  Se muestra con ello que coexistieron  Neandertals y Homo s. s. por 60.000 años. 

80.000 EL HOBBIT "ERA OTRA ESPECIE HUMANA"  Estudios recientes sobre los restos fósiles del llamado "Hobbit" hallados en Indonesia hace cinco años han encontraron más pruebas de que pertenecían a una rama previa de la especie humana. Bautizado "Hobbit" por sus pequeñas dimensiones que recuerdan a los personajes de la novela "El Señor de los Anillos", de JRR Tolkien, aquellos humanos, de un metro de altura y 30 kilos de peso rondaban por la isla indonesa de Flores, tal vez hace 8.000 años, aseguraron los científicos. Desde que fueron descubiertos, los restos del "Hombre de Flores" como también se le han llamado, han provocado un debate en la comunidad científica sobre si los esqueletos pertenecían a una especie distinta o a ancestros del hombre moderno con aflicciones que impidieron su crecimiento y les dio diminutos cerebros. Dos artículos que aparecen en la publicación "Nature" apoyan la idea de que son una nueva especie humana. El primero -presentado por el equipo de investigadores que descubrió los pequeños fósiles en la cueva Liang Bua de la isla de Flores- sostiene que la población pertenece a la especie de Homo floresiensis, distinta a la del Homo sapiens.  Especie prehistórica. Los científicos afirman que los "hobbits" era descendientes de una especie prehistórica de humanos, tal vez el Homo erectus, que llegó a las islas del sudeste asiático hace un millón de años. Agregan que es muy probable que a través de muchos años, sus cuerpos evolucionaran hacia un tamaño menor, mediante un proceso natural de selección llamado "enanismo de isla". Sin embargo, algunos investigadores argumentan que esto no explica el cerebro de los "Hobbits" similares a los de un chimpancé de cerca de 400 centímetros cúbicos, una tercera parte del tamaño del cerebro humano moderno. Pero el segundo artículo, sobre estudios hechos a calaveras de hipopótamos antiguos enanos, comprueba que es posible que sus cerebros se hayan encogido. Mientras, otros estudios a los pies de los restos de Indonesia indicaron que no eran similares a los humanos modernos. El corresponsal de ciencia de la BBC, Pallab Ghosh, señaló que ambos estudios indican que la historia de la evolución humana "es más compleja e intrigante de lo que se había pensado". BBC Mundo, 9.5.09 V
80.000 Herramientas, halladas en Iwajuku, Japón, al comienzo del 4º periodo glacial (Nigel Davies)
75.000 También se encontraron restos de conchas y de peces de aguas bajas en la Cueva de Blombos (Sudáfrica), de hace unos 75.000 años. En este caso fueron capturados por humanos modernos. Pero no había rastro de la tecnología que utilizaron para ello. elmundo /2011/11/24/

75.000

Las joyas más antiguas. El ser humano comenzó a fabricar adornos personales desde hace al menos 75 mil años y no 40 mil como se creía hasta ahora. Arqueólogos europeos dieron a conocer ayer lo que sería el objeto más antiguo en lo que a acicalamiento se refiere.  Los investigadores del Centro de Estudios para el Desarrollo de la Universidad Bergen en Noruega, señalaron haber descubierto en la caverna Blombos, en Sudáfrica, un grupo de conchas de pequeños moluscos perforadas como cuentas (ábacos) que eran utilizadas como ornamento personal. La data estimada es de 75 mil años.  Aunque en el estudio publicado hoy por la revista Science no se indica cuándo se descubrió, sí se señala que fueron halladas 41 conchas con agujeros y marcas de uso sobre una capa de sedimento depositada durante la edad de piedra en la cueva Blombos, frente al Océano Índico.  Según Christopher Henshilwood, director del proyecto, el descubrimiento representa “una prueba absoluta de lo que tal vez sea la primera forma de almacenamiento de información fuera del cerebro humano y una muestra clara de comportamiento moderno”.  De acuerdo a las teorías, el ser humano es anatómicamente moderno hace 160.000 años, pero sólo inició un comportamiento moderno hace sólo 40 mil ó 50 mil años.   Para Henshilwood y los investigadores Francesco d’Errico y Marian Vanhaeren, de la Universidad de Burdeos (Francia), las herramientas de huesos y la tintura ocre encontradas en las cavernas demuestran que el comportamiento moderno del ser humano comenzó en la Edad de Piedra Media y no cuando se inició la expansión de los ancestros del hombre moderno desde África hacia Eurasia, como se creía hasta ahora.  ¿Cómo son las cuentas?   Las conchas encontradas están unidas en grupos de 17 y pertenecen a un molusco pequeño que habita en los estuarios, distante a unos 20 kilómetros de la cueva. Al parecer, todas fueron agrupadas por tamaño y tonalidad de color, lo que sugiere la existencia de un lenguaje capaz de transmitir el significado simbólico de los objetos.  Además, las conchas presentan indicios de tintura ocre, cuestión que revela que las cuentas fueron teñidas o se mancharon al rozar la superficie de alguien que utilizó un pigmento rico en óxido férrico. La Nación (Chile) Viernes 16 de abril de 2004

70.000

Los primeros humanos comenzaron su éxodo hace 70.000 años. Chris Johns, National Geographic.  Los primeros siguieron la costa. Según indica la revista Science, los primeros humanos que salieron de África para poblar al mundo se dirigieron hacia el sur, a lo largo de la costa del Océano Índico. Hasta ahora, los científicos siempre pensaron que el éxodo desde África, que se produjo hace 70.000 años, siguió una ruta norte hacia Europa y Asia. Sin embargo, de acuerdo a un estudio genético, los primeros humanos modernos se fueron por la costa, posiblemente atraídos por una dieta de comida de mar.  Rápidamente alcanzaron Australia, pero tomaron mucho más tiempo en asentarse en Europa. El doctor Martin Richards de la Universidad de Leeds, quien tomó parte en el estudio, señaló que probablemente los primeros humanos se dirigieron al sur en busca de mejores zonas pesqueras cuando disminuyó la vida marina en el Mar Rojo, debido a drásticos cambios en el clima. "Eso puede haber sido lo que los empujó a salir", indicó a la BBC.  Pistas de ADN Cuando los primeros humanos se desarrollaron en África, dependían principalmente del consumo de carne de animales. Sin embargo, aproximadamente hace 70.000 años ya se habían cambiado a una dieta marina, especialmente a base de mariscos.  Los nuevos estudios sugieren que se desplazaron a lo largo de las costas de la península Arábiga hacia India, Indonesia y Australia hace casi 65.000 años. Posteriormente una ramificación llevó a un asentamiento en el Medio Oriente y Asia, hace casi 30.000 o 40.000 años.  Los datos están incluidos en los estudios que dos equipos científicos hicieron sobre el ADN de nativos de Malasia y de las Islas Andaman y Nicobar, ubicadas entre India y Birmania.  Los científicos pueden estimar cómo estamos relacionados al estudiar el ADN de nuestras mitocondrias, las partes encargadas de producir la mayor parte de la energía necesaria de las células.  BBC Mundo 14.5.2005

70.000

60.000

Fósil de Neandertal en caverna de Kebara en Israel (Conozca 4.96)

Shanidar, hombre Neandertal muestra primeros rastros de cuidados médicos.(Conozca  4.96)

56.000

LOS NEANDERTHALES SABÍAN CORTAR ÁRBOLES. Encuentran una prueba más de su desarrollada inteligencia. Restos fósiles de un árbol talado por estos homínidos hace 56 mil años hallados en el yacimiento Abric Romaní de Capellades, en Barcelona, confirman una vez más su insospechado desarrollo cognitivo. Los restos encontrados indican que amontonaban leña y hacían fogatas. Los hombres de Neandertal no se limitaban a recoger ramas secas y madera podrida para hacer fuego. Talaban árboles. Así lo indica el hallazgo de un fósil de árbol cortado en el yacimiento arqueológico Abric Romaní de Capellades (en la comarca barcelonesa del Anoia). El espectacular fósil dataría de hace más de 56 mil años.  El arqueólogo Eudald Carbonell, codirector de las excavaciones de Atapuerca y director del Instituto de Paleoecologia Humana de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, que realiza la excavación de Capellades, sostiene hace años que los neandertales tenían unas pautas de comportamiento y sociales complejas, que sólo se atribuían a los Homo sapiens - los neandertales se extinguieron cuando éstos aparecieron-. La pasión de Carbonell por los neandertales tiene recompensa.  “¿Qué es este agujero? ¡Pero sí es un tronco de árbol y ramas!”. La mayúscula sorpresa surgió la semana pasada en el yacimiento prehistórico, apenas una semana después del inicio de la excavación de este verano. En el nivel de la gruta datado en más de 56 mil años aparecieron los restos de un árbol fosilizado: lo que queda es, fosilizado en la tierra y rocas del suelo, el hueco que ocuparon un tronco cortado a una altura de un metro, y unas ramas cortadas. Es lo que los arqueólogos llaman el negativo (la madera se pudrió pero se dibuja la huella que dejó y la de la corteza). Al lado se observa otro agujero, sin fósiles. En el lugar también se hallaron fósiles de hojas y hasta un negativo de una piña de pino.  En el Abric Romaní se han encontrado un centenar de restos de madera, algunos con forma de lanza o de útiles o herramientas domésticas. La particularidad del último hallazgo es que es la primera vez que, en cualquier yacimiento neandertal, se encuentra un árbol cortado en el lugar donde crecía. “Era un árbol sano y de unos 40 centímetros de diámetro y se observan las huellas de los cortes, lo que muestra que los neandertales sabían cortar árboles y los talaban para usar la madera”, explica Carbonell. Estudios de polen en el lugar indicaron que allí hubo pinos, chopos y alisos.  Los restos hallados durante años en el Abric Romaní indican que los neandertales amontonaban leños y ramas y hay restos de 300 fogatas. En las últimas, que se excavan en el nivel superior del árbol y serían unos 500 años posteriores, aún se observa la tierra negruzca, quemada. En niveles superiores de la excavación, se hallaron restos fosilizados de huesos de rinoceronte, que apuntaban que los animales habían sido desollados y la carne cocida en el fuego. Hace un par de años se halló un tronco de cinco metros que se cree que fue un puntal en la construcción de algún cobijo. Pero entonces no se pudo constatar que hubiera sido cortado expresamente. Así, el Abric Romaní, que data del paleolítico medio - entre 40 mil y 70 mil años atrás, ha aportado muchas pistas de cómo vivían los neandertales y su organización doméstica, afirma Carbonell. Por ello, se resiste a valorar si el árbol es el hallazgo más importante del yacimiento. “Es muy significativo. Una cosa así sólo la encuentras cada 25 ó 30 años”, decía feliz. Pese al hallazgo, una veintena de personas siguen limpiando y excavando en la gruta; entre ellas colaboradores de universidades de varios países.  Carbonell lleva casi 25 años trabajando en el yacimiento de Capellades y busca el respaldo necesario para crear en el lugar el museo de los neandertales, coincidiendo con el centenario del descubrimiento del yacimiento en 1909. “Es un lugar excepcional que, en 300 metros cuadrados, sigue proporcionando datos etnográficos para conocer los neandertales”, asegura el arqueólogo. Vecinos de Capellades celebraban el último hallazgo y se mostraban entusiastas con la idea del museo. “La excavación da vida al pueblo”, comentaba un jubilado.  En el yacimiento, un pozo excavado de unos ocho metros de profundidad indica que aún puede bajarse más niveles en busca de nuevos hallazgos. “Hay trabajo para ocho o diez años más”, afirma Carbonell.  El árbol fosilizado se ha excavado para ser mostrado, pero no se tocará por ahora. Ni se excavará por si hubiera más. Los arqueólogos quieren primero documentarlo para publicar estudios científicos. Se analizarán el tronco y las ramas para intentar determinar la especie y utilizando los restos como molde se hará una copia de lo que fue el tronco y las ramas. “Ya sólo nos falta hallar aquí un resto homínido”, concluye esperanzado Carbonell. Marta Ricart. La Nación; Chile 28.8.2006.

50.000

 Hallazgo, en la lejana isla de Timor Oriental, de restos de grandes peces y anzuelos. La colonización del ser humano moderno de las lejanas tierras de Australia está rodeada de incógnitas, aunque existen muchas pruebas, paleontológicas y genéticas, de que hace 50.000 años la especie ya era que cruzar las largas distancias marítimas que separan a este continente. El hallazgo, en la lejana isla de Timor Oriental, de restos de grandes peces y anzuelos revela que aquellos antepasados ya eran grandes pescadores, capaces de hacer sus capturas en aguas muy profundas, alejadas de la costa.  elmundo/2011/11/24/

50.000

NEANDERTALES NO SÓLO COMÍAN CARNE, SINO TAMBIÉN VEGETALES. Investigadores internacionales demostraron que el "homo neanderthalensis" era omnívoro, descubrieron utensilios para triturar materia orgánica o minerales y hallaron huesos de animales con “señales de alteración por combustión”. Equipo de expertos trabaja desde 1991 en el sector denominado Sima de las Palomas.

Los neandertales eran omnívoros y no sólo carnívoros como se creía hasta ahora. Según los descubrimientos realizados por un equipo internacional de paleoantropólogos que trabaja en el yacimiento arqueológico de la Sima de las Palomas, en la provincia de Murcia, España. El director de la excavación, Michael Walker, presentó el lunes en la localidad de Torre Pacheco, donde se encuentra el yacimiento, las pruebas encontradas durante la 21ᵃ campaña anual de excavaciones en esa zona, en la que se han localizado restos humanos de al menos unos 50.000 años.  En ese lugar se han encontrado rastros de fitolitos (pequeños elementos minerales que solo contienen las plantas) en el sarro de los dientes de los cráneos descubiertos, lo que demuestra que comían plantas, según Walker.

DESCUBRIMIENTOS . Este año se han hallado 3 grandes cantos rodados con el tamaño y la forma de una papa grande, que podrían haber sido utilizados para triturar materia orgánica o minerales para fabricar algún tipo de pigmento.  Los restos redondeados, encontrados a mayor profundidad, son distintos a los hallados en años anteriores, que tenían una forma más angulosa. También se han localizado útiles musterienses (cultura englobada dentro del Paleolítico Medio) y abundantes restos de huesos de animales, tanto de fauna mayor como menor, con señales de alteración por combustión, en una capa profunda de sedimento, lo que evidencia que el fuego se utilizaba en esta zona para "alimentarse o calentarse", aseguró Walker.  Los restos arqueológicos fueron descubiertos casualmente en 1991 y un año después comenzaron los trabajos de investigación, pero fue a partir de 2005 cuando comenzaron a encontrarse restos humanos. Nación.es (Chile) 13.8.2012

46.000 - 63.000

LLEGADA DEL HOMBRE MODERNO A ASIA Investigadores hallan en Laos un cráneo humano de entre 46.000 y 63.000 años, el más antiguo jamás encontrado en la zona.

Un antiguo cráneo, hallado en una cueva de las montañas Anamitas, al norte de Laos, es el fósil del humano moderno más antiguo encontrado en el sudeste de Asia, según ha publicado un equipo de investigadores en la revista «PNAS». Este descubrimiento hace retroceder el reloj de la migración humana moderna en 20.000 años, e indica que los nómadas antiguos, fuera de África, abandonaron la costa y habitaron diversos hábitats mucho antes de lo que se pensaba anteriormente. Los científicos que encontraron el cráneo en 2009, han sido los primeros en excavar en busca de huesos antiguos en Laos desde principios de 1900, cuando un equipo halló cráneos y esqueletos de varios seres humanos modernos en otra cueva de las montañas Anamitas. Los fósiles encontrados en 1900 tenían unos 16.000 años, por lo que eran mucho más recientes que el cráneo recién descubierto, que tiene una edad de entre 46.000 y 63.000 años. «Se trata de un antiguo fósil humano particularmente moderno, y también particularmente antiguo para esta región», afirma la autora principal del trabajo, Laura Shackelford. La investigadora añade que «existen otros fósiles de humanos modernos en China o en el sudeste asiático insular que pueden ser de la misma edad, pero que no muestran rasgos humanos modernos definitivos. Sin embargo, este nuevo cráneo es muy antiguo, y aun así, muestra características humanas modernas muy concluyentes». Los investigadores no encontraron artefactos junto al cráneo, lo que sugiere que la cueva no era un lugar de habitación o entierro, y que es más probable que la persona muriese en el exterior y el cuerpo acabase en la cueva en algún momento posterior.

La teoría «Fuera de África» cobra fuerza

El hallazgo revela que los primeros humanos modernos migrantes no solo habitaron la costa y las islas del sudeste de Asia y Australia, como algunos investigadores han sugerido, sino que también viajaron hacia el norte, señala Shackelford. Según los científicos, este hallazgo apoya la teoría «Fuera de África» de los orígenes de los humanos modernos, en lugar de un modelo multi-regionalista. Teniendo en cuenta su edad, los fósiles en este entorno podrían ser antepasados directos de los primeros emigrantes a Australia, pero también es probable que el sudeste asiático continental fuese un cruce de caminos hacia varias rutas migratorias. El descubrimiento también refuerza los estudios genéticos que indican que los humanos modernos ocuparon esta parte del mundo hace 60.000 años. La investigadora afirma que «esta es la primera evidencia fósil que apoya los datos genéticos».

Luminiscencia y datación por radiocarbono

Los expertos utilizaron técnicas de datación por radiocarbono y luminiscencia para determinar la edad de las capas de tierra, encima, debajo y alrededor de la calavera, que fue encontrada a unos dos metros y medio por debajo de la superficie de la cueva. Posteriormente, se utilizó la datación por uranio-torio para determinar la edad del cráneo, la cual fue determinada en 63.000 años de antigüedad. La investigadora Kira Westaway, llevó a cabo los análisis de luminiscencia. Esta técnica mide la energía retenida en partículas cristalinas en el suelo, para determinar cuánto tiempo ha transcurrido desde que el suelo fue expuesto por última al calor o la radiación solar. Así, Westaway observó que la capa de tierra que rodeaba el fósil había entrado en la cueva entre 46.000 y 51.000 años atrás. «Esas fechas son un poco más recientes que la datación del fósil, lo cual es de esperar, ya que no sabemos el tiempo que pasó el cuerpo fuera de la cueva», explica Shackelford. Los investigadores concluyen que este nuevo fósil indica que la migración fuera de África, hacia Asia oriental y sudoriental, se produjo a un ritmo relativamente rápido, y que, una vez allí, los humanos modernos no se limitaron a habitar lugares en los que habían vivido antes. Ahora, hay una evidencia fósil para demostrar que los humanos modernos ocuparon estos lugares mucho antes de lo que se pensaba. Laura Shackelford ABC.es 21.8.2012

45.000

HALLAN EN UNA CUEVA DE ITALIA LOS FÓSILES DE «HOMO SAPIENS» MÁS ANTIGUOS DE EUROPA. Se trata de dos dientes que podrían tener entre 43.000 y 45.000 años, hecho que demuestra que son de humanos modernos y no de «Homo neanderthalensis», como se pensaba desde los 60. Un equipo internacional con participación de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha datado dos dienteshallados en una cueva prehistórica al sur de Italia y ha constatado que se trata de los fósiles de «Homo sapiens» más antiguos de Europa.  Según informa el CSIC, la antigüedad de los restos, descubiertos en 1964 en la Grotta del Cavallo, al sur del país, sugiere que los humanos modernos llegaron a Europa varios miles de años antes de lo que se creía. Estos resultados aparecen publicados en la revista «Nature».  «Hasta ahora los restos de «Homo sapiens» más antiguos en el continente se fecharon en unos 35.000 o 40.000 años. Este nuevo trabajo fecha en 45.000 o 43.000 años los dientes de la cueva italiana y, además, demuestra que pertenecen a humanos anatómicamente modernos y no a la especie «Homo neanderthalensis», como se pensaba desde la década de los 60», asegura uno de los autores del estudio, el investigador del CSIC Michael Coquerelle.  La Grotta del Cavallo, ubicada en Puglia, contiene siete metros de depósitos arqueológicos fechados en el periodo en que los neandertales fueron sustituidos por los «Homo sapiens». En 1964, el investigador Alessandro Palma di Cesnola, de la Universidad de Siena, recuperó estos dos fósiles, dientes de leche, que desde los 60 se han considerado una evidencia de la aculturación sufrida por los neandertales del sur de Italia con la llegada de los humanos modernos.  «Los fósiles fueron recuperados en las capas que contienen restos de la cultura Uluciense. Se identificaron entonces como neandertales, una atribución en la que se ha apoyado la idea, por amplio consenso, de que la cultura Uluciense fue producida por esta especie», precisa Coquerelle. No obstante, según este investigador del CSIC, que trabaja en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, esta cultura paleolítica se caracteriza por objetos asociados al comportamientosimbólico humano moderno, como ornamentos personales, herramientas de hueso y pigmentos.  Para el principal autor del estudio, el investigador Stefano Benazzi, de la Universidad de Viena, el hallazgo confirma que la llegada del «Homo sapiens» al continente y el periodo de coexistencia con los neandertales (extintos hace entre unos 28.000 y 30.000 años), duró miles de años más de lo que se pensaba.  «Esto tiene importantes implicaciones en el entendimiento del desarrollo del comportamiento humano completamente moderno. Si la colonización del continente europeo fue en una o varias oleadas de expansión, así como las rutas que se siguieron, está aún por determinarse», agrega el científico.  Por su parte, Coquerelle señala que «el siguiente paso está ahora en saber si la cultura Uluciense apareció y evolucionó debido al contacto con humanos anatómicamente modernos o si es unasimple evolución del Musteriense, producido por neandertales. Esta cuestión es importante porque hay actualmente varios debates sobre las interacciones entre neandertales y los humanos anatómicamente modernos».  ABC.es  2.11.2011

43.000

NEANDERTALES DE 43.000 AÑOS HALLADOS EN ESPAÑA ERAN CANÍBALES. Los neandertales vivieron en España alrededor de sesenta mil años. Pudieron llegar hace unos cien mil y desaparecieron hace unos 30.000 años. Madrid.(EFE).- Una investigación sobre restos Neandertales hallados en el yacimiento asturiano de El Sidrón, que datan de hace 43.000 años, desvelan signos de canibalismo que pueden atribuirse a escasez de alimento de aquellos individuos o a posibles prácticas "simbólicas", explicó a Efe el director del estudio, Antonio Rosas. El equipo de científicos dirigido por este madrileño del Departamento de Paleontología del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC) en Madrid, cuya investigación se publica en el último número de la revista PNAS, analizó los restos óseos y dentales que se han ido extrayendo de la Cueva de El Sidrón desde el año 2000 correspondientes a ocho ejemplares de Neandertal. En este trabajo participaron 18 investigadores de distintos centros españoles y concluyeron que los ocho individuos representados en este yacimiento (un niño, un joven, dos adolescentes y cuatro adultos) presentan líneas de hipoplasia, relacionadas con malnutrición o enfermedad.  Los dientes crecen "como a capas", lo que es perceptible en el estado de su esmalte, hasta que se detiene su desarrollo, explicó el responsable de esta investigación, quien es además autor de 130 artículos científicos y de divulgación. También se han detectado signos en "algunos huesos, no en todos" que desvelan prácticas de canibalismo entre aquellos individuos, con marcas de cortes con cuchillos de sílex. Sorprende que "no todos los individuos hayan sido descarnados o tratados de la misma manera", ya que "en otros yacimientos hay una pauta, es como un proceso, y siempre se hace de la misma manera, con marcas en los mismos sitios", explicó. Los científicos barajan dos hipótesis para explicar los episodios de canibalismo que se habrían dado entre esos Neandertales y que confirmarían que "esta práctica estaría mucho más extendida entre estos individuos de lo que se pensaba".  El estado de los dientes hace pensar en una carencia de alimentos generalizada en el momento del destete (justo en el tránsito de la alimentación con leche de la madre a la no materna) pero la adolescencia sería también un período crítico, como revelan los restos. Otra hipótesis para explicar los episodios de canibalismo a partir de este estudio, en el que se usaron técnicas de morfometría geométrica 2D y 3D, se vincula a posibles prácticas "simbólicas", algo "todavía por descubrir en el mundo Neandertal", añadió Rosas.  Hasta ahora, explicó, en España sólo se habían detectado signos de canibalismo en Neandertales en Zafarralla (Málaga) y en Europa en zonas como Francia o Croacia. Rosas destacó tres mandíbulas "muy bien conservadas" en la cueva de El Sidrón, aparte de más de cien dientes aislados, huesos largos de extremidades y otros en conexión anatómica, como es el caso de "varias vértebras junto a sus costillas o todos los huesos de un pie juntos". La investigación desvela además una diferenciación entre las poblaciones del sur, que habitaban en la Península Ibérica, Italia y la región balcánica, y las del norte, que poblaban los Alpes, Centroeuropa y la Europa del Este. "Los del sur tenían la cara algo más ancha y menos alargada que los del norte, más próximos estos a la imagen clásica de los Neandertales", según el científico. Aún es prematuro asegurar si las diferencias detectadas se deben a cuestiones climáticas o de adaptación, o también si las divergencias surgieron por deriva genética o por azar.  Este conjunto arqueológico está compuesto casi en exclusiva de fósiles humanos, sin apenas restos de otros mamíferos, lo que le confiere una gran singularidad. Las condiciones de conservación en esta cueva son tan óptimas que permitieron la primera extracción de ADN mitocondrial de Neandertal en España y el establecimiento de un marco de trabajo sobre la filogeografía de esta especie humana fósil. Desde 2000, Javier Fortea, investigador principal, y Marco de la Rasilla, ambos de la Universidad de Oviedo, dirigen los trabajos en este yacimiento, subvencionados por la Consejería de Cultura del Principado de Asturias con 305.786 euros, hasta 2006. La Segunda (Chile) 5.12.2006.

43.000

Restos del instrumento musical más antiguo conocido.  Flauta hecha con el hueso de un oso ha sorprendido a los musicólogos.  Encontrada en Eslovenia junto a restos de útiles de hombres Neanderthales, tiene unos 43.000 años, pero lo curioso es que , por la distancia de sus agujeros, se ha averiguado que esta flauta podía tocar una escala diatónica -es decir-, como las escalas en las que se ha basado históricamente la música occidental.   Los dos agujeros visibles h los dos rotos corresponderían a los sonidos Mi, Fa, sol y La de una flauta actual.  Nunca se había hallado un instrumento tan antiguo con un sistema musical tan avanzado.  Se conocen restos de flautas de un solo agujero de hace 20.000 ó 30.000 años.  (MUY INTERESANTES, Febrero 1997)

42.000

En el yacimiento de Jerimalai, en la isla de Timor Oriental, tres paleontólogos australianos, dirigidos por Sue O'Connor, de la Universidad Nacional de este país. Allí aparecieron, en la campaña de 2005, restos de grandes peces pelágicos (de aguas oceánicas) de hace 42.000 años, hallazgo que publican ahora en 'Science'. Jerimalai se encuentra en unas terrazas coralinas que corren paralelas a la costa de Timor, una zona en la que hay numerosas cuevas que fueron lugar de asentamiento de los humanos modernos del Pleistoceno. Estos ocupantes dejaron infinidad de utensilios de piedra (más de 9.700) y casi 40.000 huesos de diferentes pescados, además de fósiles de otros animales terrestres del entorno, de los que también se alimentaron. Fue el posterior estudio de todo este material el que sorprendió a los investigadores. Frente a lo que ocurría en Blombos y otros yacimientos, en Jerimalai no sólo había más pescado que en cualquier otro (un 56%), sino que casi la mitad correspondía a grandes peces oceánicos, como el atún. Tras un arduo trabajo de recomposición de las piezas, concluyeron que allí había restos de 2.822 especímenes de 22 taxones diferentes, una variedad mayor de la que se encuentra hoy en la mayoría de las pescaderías. Además, 15 de estas especies fueron explotadas en el periodo más primitivo de ocupación de la cueva, hace entre 42.000 y 38.000 años. No hay indicios de cómo pudieron capturar tan grandes presas en alta mar, pero los autores apuntan que lo más probable es que utilizan redes hechas con piel y practicaran la pesca al cerco. Los restos de huesos de ejemplares relativamente pequeños indican que seguramente eran atrapados de este modo, y no con una especie de caña.

Dos anzuelos primitivos.  Los dos anzuelos encontrados son más recientes. Aún así, uno de ellos es de hace unos 20.000 años, el más primitivo que se conoce. El otro, tiene unos 11.000 años. Ambos fueron hechos de conchas y no parecen adecuados para la pesca del atún y ejemplares de gran tamaño aunque, como dicen O'Connor y sus colegas, pudieron hacer otros más grandes que no se han conservado.  "Estos hallazgos demuestran el alto nivel de tecnología pesquera que tenían los humanos modernos que colonizaron las islas de Wallacea, instrumentos que facilitaron la temprana colonización de Australia", señalan.  Durante el Pleistoceno se sabe que el nivel del mar era bajo, pero aún así entre Eurasia y Australia había 1.500 kilómetros en los que sólo había islas, hasta 17.000, que no estaban unidas por tierra.  La única posibilidad de ir de una a otra era utilizando balsas, aunque no ha quedado ningún resto que lo confirme. Y, además, ¿cómo conseguían comida cuando viajaban hacia costas que no se veían en el horizonte? Las redes y los anzuelos son la respuesta.. elmundo/2011/11/24/

42.000

Neandertal, hombre "moderno". Muchos investigadores no aceptan la huella neandertal en el hombre moderno. Poco antes de su extinción, el hombre de Neandertal estaba desarrollando características físicas similares a las de los seres humanos modernos, según una nueva teoría. Restos fósiles recientemente descubiertos en Vindija, Croacia, muestran neandertales con rasgos "más delicados" que lo convencional.  Los restos datan de entre 42.000 y 28.000 años atrás, y dan pie a la controvertida teoría de que el hombre de Neandertal se pudo haber estado mezclando con el Homo Sapiens.  Los resultados de una investigación centrada en los restos fósiles aparecen publicados en el último número de la publicación especializada Journal of Human Evolution.  Huella Neandertal. El descubrimiento de los restos en Croacia también permitió conocer que el neandertal desarrollaba técnicas de elaboración de instrumentos de piedra parecidas a la del Homo Sapiens.  A pesar de este hecho y de la anatomía más semejante a la del hombre moderno, la tesis de que el neandertal se mezcló con el Homo Sapiens no es aceptada por muchos especialistas. Para la mayoría de los expertos, el neandertal no contribuyó en la composición genética del hombre moderno.  Hubo una dinámica mucho más compleja de lo que se piensa entre 20.000 y 29.000 años atrás, y estoy seguro de que en el sentido biológico los neandertales dejaron huellas entre los humanos modernos.  Sin embargo, el doctor James Ahern, de la Universidad de Wyoming, en EE.UU., a cargo del equipo que estudió los fósiles croatas, estima que el reemplazo en Europa de los neandertales por el hombre moderno, no fue un proceso "simple".  Según Ahern, "hubo una dinámica mucho más compleja de lo que se piensa entre 20.000 y 29.000 años atrás, y estoy seguro de que en el sentido biológico los neandertales dejaron huellas entre los humanos modernos".  Ahern agregó que restos muy antiguos de hombres modernos encontrados en Europa Central dejan ver huellas de la presencia neandertal a pesar de que éstas desaparecieron de las poblaciones europeas de hoy.

40.000

43.000

EL PODER DE LA FLAUTA MÁS VIEJA DEL MUNDO. Puede que no hayan interpretado "La Flauta Mágica", pero nuestros ancestros sí que descubrieron el poder de la música. Mucho antes de lo que se creyó hasta ahora.  Un grupo de investigadores dice haber descubierto los instrumentos musicales más viejos del mundo.  Se trata de unas flautas, hechas de huesos de ave y marfil de mamut, que tienen entre 42.000 y 43.000 años de antigüedad.  Los instrumentos fueron encontrados en una cueva en el sur de Alemania, en la cual también se halló evidencia de una temprana ocupación de Europa por parte del Homo Sapiens.  Los hallazgos fueron publicados en el Journal of Human Evolution.  Un equipo liderado por el profesor Tom Highman de la universidad de Oxford estableció las fechas en las mismas capas de suelo en que se encontraron las flautas en la cueva Geissenkloesterle, en las montañas Swabian Jura, de Alemania.  El profesor Nick Conard, del investigador de la universidad de Tuebingen que identificó en 2009 el instrumento musical que poseyó, hasta ahora, el récord del instrumento musical más antiguo, participó en la excavación.  "Estos resultados son consistentes con una hipótesis que hicimos hace varios años, de que el río Danubio fue un corredor fundamental para el movimiento de seres humanos e innovaciones tecnológicas hacia el centro de Europa, entre 40.000 y 45.000 años atrás", señaló.  "Geissenkloesterle era una de varias cuevas en la región que produjo ejemplos importantes de adornos personales, arte figurativo, imaginería mítica e instrumentos musicales", añadió.

Marcando la especie.  El uso de estos instrumentos musicales pudo haber tenido implicaciones muy profundas.  Algunos investigadores opinan que la música puede haber sido uno de los comportamientos clave para nuestra especie, que la ayudó a darle una ventaja sobre los Neandertales, de naturaleza más conservadora.  "La música era utilizada en muchos contextos sociales: posiblemente religiosos, posiblemente recreativos. Muy parecido a como usamos la música hoy, en diferentes escenarios", le dijo a la BBC el profesor Conrad en 2009.  Los investigadores también dicen que la evidencia de Geissenkloesterle sugiere que los humanos modernos entraron en la región del Danubio superior antes de una fase climática fría extrema, entre 39.000 y 40.000 años atrás.

Previamente, los expertos habían argumentado que los humanos modernos emigraron hacia el Danubio inmediatamente después de esta fase.  "Los humanos modernos durante este período estuvieron en Europa Central al menos 2.000 o 3.000 años antes de este deterioro climático, cuando icebergs enormes se separaron de las capas de hielo en el Atlántico Norte y las temperaturas cayeron", dice el profesor Highman.  "La pregunta es qué efecto puede haber tenido este cambio en los europeos de ese tiempo", añade.  BBCMundo  27.5.2012

40.000

26.000

LOS PRIMEROS ZAPATOS HISTÓRICOS. Los "ancestros" de los zapatos se pusieron de moda entre 40.000 y 26.000 años atrás, según un estudio de científicos de Estados Unidos. Los dedos humanos se volvieron débiles en aquel entonces, dice el antropólogo físico Erik Trinkaus, quien ha investigado numerosos huesos de pie en tiempos ancestrales. El científico atribuye este cambio anatómico a la invención de zapatos que redujeron nuestra necesidad de contar con fuertes y flexibles dedos en los pies para equilibrarnos. La investigación fue presentada en la Revista de Ciencia Arqueológica. El desarrollo de calzado parece haber afectado el desarrollo del llamado "dedo menor". Calzado ancestral Mientras los humanos que vivían en climas fríos pueden haber comenzado a cubrir sus pies hace 500.000 años atrás, el calzado protectivo comparable con los modernos zapatos de hoy pudo haber sido una innovación mucho más tardía. Para los arqueólogos no ha sido fácil determinar cuándo los humanos dejamos de andar descalzos porque los materiales provenientes de plantas y animales utilizados para confeccionar los zapatos prehistóricos son altamente perecibles. "Los zapatos más antiguos del mundo aparecieron hace 9.000 años en California, Estados Unidos", sostiene el profesor Trinkaus de la Universidad de Washington en St Louis. Para probar su teoría de que dedos más débiles son el resultado del uso de zapatos, el investigador comparó los huesos de los dedos de nativos estadounidenses que comúnmente estaban descalzos, con los de Inuits de Alaska que usan gruesas botas de piel de foca. Una vez más, descubrió que dedos más fornidos en los estadounidenses que no utilizaban zapatos. Olivia Jonson. BBCMundo

40.000

IDENTIFICAN ADN DE HOMÍNIDO QUE VIVIÓ HACE 40 MIL AÑOS EN SIBERIA  El análisis indica que ese ADN corresponde a una migración procedente de África hasta ahora desconocida. La secuencia de un ADN mitocondrial (ADNmt) del hueso de un dedo encontrado en una cueva en las montañas de Altai en Siberia ha permitido a los científicos identificar un homínido que vivió en las montañas de Asia central hace 40.000 años aproximadamente. El análisis, del que da cuenta la revista Nature, indica que ese ADN corresponde a una migración procedente de África hasta ahora desconocida y distinta de las protagonizadas a partir de ese continente por los antepasados del hombre de Neandertal. Johannes Krause, del Instituto Max Planck de Leipzig (Alemania) y otros colegas, entre ellos Terry Brown, de la Universidad de Manchester, lograron secuenciar el ADNmt del hueso de un dedo descubierto en esta cueva del sur de Siberia. "Esto realmente superó nuestras esperanzas", dice Svante Pääbo, autor principal del estudio internacional y director de genética evolutiva del Instituto Max Planck. "Casi no lo podía creer. Parecía demasiado fantástico para ser verdad".  El análisis de la nueva secuencia indica que ese ADN mitocondrial compartió ancestro con el ADN de los neandertales y del ser humano moderno hace aproximadamente un millón de años.  Eso significa que su antigüedad es el doble de la del antepasado común más reciente del ADN del hombre moderno y del de Neandertal, cuyas secuencias genéticas empezaron una evolución por separado hace unos 500.000 años.  La edad del fósil indica, además, que la especie en cuestión pudo haber coexistido con neandertales y el ser humano moderno en esa región del mundo.

NIÑO DE SEIS AÑOS El hueso del dedo descubierto en la cueva de Denisova, en el macizo de Altai, al sur de Siberia corresponde a un niño de unos seis años.  Su material genético no se parecía al del primer hombre moderno o al de Neanderthal, sino que era algo que los científicos no habían visto antes. "Era una secuencia similar en cierto modo a los modernos humanos y al mismo tiempo distinta", explica Krause. Los científicos no saben si el homínido era de sexo masculino o femenino, aunque en inglés le dieron el nombre de Xwoman (mujer X) porque el descubrimiento se basó en ADN de los mitocondrios, que, a diferencia del ADN del núcleo celular, sólo se hereda por vía materna.  

Todo apunta en cualquier caso a que ese tipo de homínido no corresponde al homo erectus, del que se derivan tanto el hombre de Neandertal como el moderno.  El homo erectus emigró de África hace unos dos millones de años antes de dar lugar a los hombres de Neandertal hace unos 450.000 años. La mayoría de los expertos cree que los miembros de la especie homo sapiens salió de ese continente mucho más tarde, hace unos 60.000 años.  Según Krause, a juzgar por su ADN mitocondrial, el ser al que corresponde el hueso descubierto en Siberia parece dos veces más distante de los neandertales que del hombre moderno y, en cualquier caso, más próximo biológicamente al homo sapiens.  Otro misterio radica en el hecho de que en el lugar de Siberia donde se efectuó el hallazgo se encontraron también artefactos y herramientas mucho más modernos de piedra y de hueso, incluido un brazalete y otros adornos.  No se trata de la tecnología que se asocia con los neandertales, lo que, según Krauze, es "muy misterioso".  Según los científicos, es hora de revisar las teorías sobre las migraciones procedentes de África.  En lugar de que los humanos saliesen de aquel continente en dos oleadas principales, las migraciones tal vez fueron un proceso continuo y oscilante.  Los expertos están analizando el ADN nuclear para determinar sin que quede lugar a dudas si ese individuo, el Xwoman, corresponde a una nueva especie. Los científicos creen que no es probable que se identifiquen nuevas especies que vivieron en regiones más húmedas porque el ADN no sobrevive más de varios miles de años en esas condiciones, pero consideran que pueden hacerse nuevos descubrimientos en zonas más frías. LA TERCERA. (Chile) 24/03/2010

40.000

Llegan a Europa los humanos modernos (Conozca Más 4.96)

40.000

LA INVASIÓN QUE TERMINÓ CON LOS NEANDERTHALES. La llegada masiva de humanos modernos a Europa desde África puede explicar uno de los mayores enigmas de la historia de la evolución. Los neandertales vivieron con éxito durante 300.000 años en los entornos subglaciales de la Europa central y occidental. Sin embargo, hace 40.000 años, desaparecieron repentinamente, dando lugar a uno de los mayores misterios de la evolución humana. Entonces, fueron reemplazados por el Homo sapiens, el hombre moderno, anatómica y genéticamente diferente, que se estableció en el continente procedente de África. Ahora, investigadores de la Universidad de Cambridge creen tener la clave para explicar por qué los neandertales fueron borrados del mapa. Según su estudio, publicado en la revista Science, los humanos modernos invadieron la región de forma masiva hasta alcanzar diez veces la población de los neandertales ya establecidos. Simplemente, los avasallaron.  Los científicos, dirigidos por Sir Paul Mellars, profesor de prehistoria y evolución humana en Cambridge, realizaron un análisis estadístico de las evidencias arqueológicas de la región de Périgord, en el suroeste de Francia, que contiene la mayor concentración europea de yacimientos de neandertales y primeros humanos modernos. De esta forma, encontraron pruebas claras de que las primeras poblaciones humanas modernas penetraron en la región en un número al menos diez veces mayor que las comunidades locales de neandertales. Esto se refleja en un aumento en el número total de sitios ocupados, con densidades mucho más altas de residuos como herramientas de piedra o restos de animales de los que se alimentaban. Además, sus áreas de ocupación más extensas reflejan grupos sociales más grandes y aparentemente más integrados. Frente a este aumento espectacular de visitantes, la capacidad de los grupos neandertales para competir por la misma gama de lugares donde vivir y de alimentos de origen animal (renos, caballos, bisontes y ciervos) se vio menguada. Los conflictos entre las dos poblaciones por ocupar las tierras más ricas en alimentos se repetían, pero el mayor número de individuos y su alta capacidad para coordinar actividades garantizaban el éxito de los humanos modernos.

Más complejos y sofisticados. Los grupos de humanos modernos también poseían tecnologías y equipos de caza superiores, como lanzas más eficaces y de largo alcance y eran más eficientes almacenando alimentos de cara al frío invierno glacial. Que los humanos modernos disponían de cerebros y capacidades mentales más desarrollados respecto a los neandertales es aún un debate abierto, pero la repentina aparición de una amplia gama de formas de arte complejo y sofisticado como las pinturas rupestres, la producción a gran escala de artículos de decoración (piedra perforada y cuentas de marfil y de conchas del mar) y los sistemas simbólicos de las marcas en los huesos y en las herramientas de marfil -todo aspectos que no se habían visto en los neandertales-, apuntan a sistemas más elaborados de comunicación social entre grupos de Homo sapiens, probablemente acompañados de formas más avanzadas y complejas de la lengua.  Todos estos nuevos patrones de comportamiento, más sofisticados, se desarrollaron en primer lugar entre las poblaciones de Homo sapiens africanas al menos entre 20.000 y 30.000 años antes de su dispersión desde África. «Está claro que esta gama de innovaciones tecnológicas y de comportamiento permitió a las poblaciones humanas modernas invadir y sobrevivir» a los neandertales, indica Mellars. Frente a estas competencias, a los neandertales no les quedó más remedio que retroceder a regiones marginales y menos atractivas del continente hasta la extinción, que, según el profesor de Cambridge, quizás pudo haberse acelerado por un deterioro repentino del clima en todo el continente hace unos 40.000 años. ABC.ES  28.7.2001

40.000

HALLAN EN ALEMANIA UNA VENUS DE HACE 40 MIL AÑOS, LA MÁS ANTIGUA DEL MUNDO. La figura, de apenas seis centímetros de longitud, fue encontrada en setiembre de 2008, aunque el descubrimiento se mantuvo en secreto hasta ahora. Esta nueva Venus tiene muy marcados y desproporcionados los órganos genitales, y ofrece una nueva luz sobre las primeras expresiones artísticas del hombre primitivo en Europa. Arqueólogos alemanes han descubierto en la región de Danubio-Alb (sur de Alemania), una Venus con senos y vulva desproporcionados, tallada en marfil de mamut y datada hace unos 40.000 años. El hallazgo es toda una sensación, ya que ofrece nueva luz sobre las primeras expresiones artísticas del hombre primitivo en Europa y presumiblemente en el mundo, informó hoy Nicholas Conard, profesor de arqueología de la Universidad de Tubinga y responsable de las excavaciones. La figura, de tan solo seis centímetros de longitud, fue hallada en setiembre de 2008 durante unas excavaciones en la cueva de Hohle Fels (peña hueca) cerca de la localidad de Scheklingen, en el sureño estado alemán de Baden-Württemberg, aunque el descubrimiento se mantuvo en secreto hasta ahora. "Nos quedamos sin habla al verla", dijo Conard al presentar por primera vez a la opinión pública la figura, que calificó como "una pieza llena de energía y muy expresiva". Su compañero Pau Mellars escribe en un artículo que publicará mañana la revista científica Nature que la nueva venus es casi pornográfica teniendo en cuenta los valores estéticos y morales de la actualidad. La Venus, que será expuesta a partir de setiembre en el Kunstgebäude de Stuttgart, fue descubierta rota en seis fragmentos a unos 20 metros de distancia de la boca de la cueva y le faltan el brazo y hombro izquierdos. Los arqueólogos alemanes tienen la esperanza de encontrar aún los fragmentos que faltan, ya que su hallazgo se produjo en una zona marginal de las excavaciones realizadas el pasado año en la cueva que fue utilizada como albergue por hombres primitivos. Tallada con gran detalle, tiene muy marcados los órganos genitales, con senos y vulva de un tamaño desproporcionado, que contrastan con la pequeñez de sus brazos, piernas y cabeza, acabados con menos esmero. Un pequeño orificio en la pequeña cabeza hace pensar que la figura, cuyos fragmentos han vuelto a ser unidos con una resina sintética, fue portada colgada del cuello. Los arqueólogos alemanes no dudan de que de la nueva Venus europea es una representación artística de la fertilidad y que pudo ser objeto de algún tipo de culto o ritual. Su objetivo o uso final no dejará de ser, pese a todo, un misterio, como reconoció Conard, quien comentó con algo de sorna: "Yo no estaba ahí hace 40.000 años, por lo que desconozco su verdadera utilidad". En la cueva de Hohle Fels se han descubierto en los últimos cien años unas 25 tallas de marfil, casi todas representaciones de animales, y también una flauta, considerada el instrumento musical mas antiguo del mundo. La nueva Venus confirma que el hombre prehistórico no solo tallaba figuras de animales, sino también humanas al principio del periodo auriñaciense, algo que ha resultado una sorpresa para el equipo arqueológico alemán. Hasta ahora solo se conocían de ese periodo de la prehistoria pequeñas tallas de animales como las halladas en la misma cueva, pero no se había encontrado representación alguna de una figura humana. Nicholas Conard no descarta por ello que en la región al sur de Alemania hubiese vivido hace 40.000 años el primer grupo humano con una cultura propia y subrayó que, en todo caso, de ese lugar partieron los primeros impulsos para el desarrollo de la música y la creación artística de pequeñas tallas. Revista Eñe de Clarín (Argentina) 14.5.2009

40.000

El hombre moderno no es "pariente" del Neandertal. Compararon el ADN de nuevos fósiles. Un nuevo estudio confirma que el hombre de Neanderthal no figura entre nuestros ancestros directos. El equipo internacional de genetistas dirigido por Svante Paabo, del Departamento de Antropología Evolutiva del Instituto Max Planck de Leipzig (Alemania), afirma que no existe ninguna prueba de contribución genética importante del hombre de Neanderthal a los primeros hombres modernos (homo sapiens sapiens), dos poblaciones que convivieron en Europa hace unos 40.000 años.  Llegaron a esta conclusión al comparar el ADN mitocondrial de fósiles neanderthaleses y de sapiens sapiens. Los genes del ADN mitocondrial se heredan sólo de la madre por medio de las mitocondrias del óvulo (la mitocondria del espermatozoide no penetra). En razón de ello, su análisis permite reconstruir las migraciones humanas y los eventuales mestizajes.  Por ejemplo, a medida que el homo sapiens sapiens se trasladaba de un continente a otro, su ADN mitocondrial acumulaba mutaciones y este "registro" quedó en las mitocondrias de sus mujeres. Un análisis comparativo permite determinar qué grado de "parentesco" existe entre diferentes poblaciones.  Erik Trinkaus, profesor de Antropología en la Universidad de Washington (Saint Louis, Estados Unidos), defendió sobremanera la tesis del mestizaje en ocasión del descubrimiento de una mandíbula en Rumania, en febrero de 2002. Este fósil, perteneciente a un homo sapiens sapiens, presentaba rasgos arcaicos similares a los que tiene el hombre de Neanderthal.  El equipo de Paabo trabajó sobre especimenes nuevos. Se trata de cuatro Neanderthal y cinco hombres modernos europeos del Paleolítico Superior, con una antigüedad de 8.000 a 35.000 años. Los cuatro fósiles autenticados de Neanderthal "mostraron secuencias de ADN mitocondrial" que no aparecían en ninguno de los fósiles de hombres modernos.   "Partiendo de las diferencias observadas entre los dos grupos, el equipo del Instituto Max Planck llegó a la conclusión de que no puede argumentarse la influencia de los Neanderthal en la constitución del patrimonio genético de los hombres modernos, aunque no descartan un aporte demasiado débil", explicó el especialista francés Bruno Maureille.  Para excluir totalmente una contribución genética mínima (no mayor del 5%) del hombre de Neanderthal habría que estudiar más restos de los primeros hombres modernos que los descubiertos hasta el momento. Por otra parte, un fragmento de ADN mitocondrial representa apenas una porción ínfima del genoma humano. "Este ADN es perfecto para estudiar las migraciones, pero lo es menos para discutir relaciones filogenéticas", observó Maureille.  El hombre de Neanderthal apareció hace unos 200 mil años. Tenía una estructura ósea muy fuerte y medía alrededor de 1,60 metro. Se extinguió hace 30 mil años, por lo que convivió con el hombre moderno en Europa. Faustine Prévot. PARIS. LE MONDE. Especial para CLARIN (Argentina) Tradición: Cristina Sardoy 4 de abril de 2004  

35.000

ENCONTRARON EL INSTRUMENTO MUSICAL MÁS ANTIGUO DEL MUNDO. Son cuatro flautas, muy parecidas a las actuales, que habrían sido usadas por los primeros seres humanos modernos, hace más de 35.000 años. Un equipo de arqueólogos las encontró al sur de Alemania. El hallazgo demuestra que esos habitantes ya tenían cierta cultura musicalEl hallazgo demuestra que ya los primeros habitantes modernos de Europa tenían una cierta cultura musical, indicó el equipo científico al que pertenece el arqueólogo alemán Nicholas Conard, informa la agencia DPA. Los científicos encontraron en septiembre del año una flauta fabricada con huesos de un buitre en la pequeña localidad de Hohle Fels, a 20 kilometros al oeste de Ulm. Los investigadores también hallaron en esa misma cueva la escultura humana más antigua del mundo, según las últimas investigaciones, la conocida Venus de Hohle Fels. La flauta de 22 centímetros, que se parece mucho a un instrumento moderno, tiene cinco agujeros con los que se cambia de nota musical.  Los arqueólogos encontraron además piezas que pertenecían a otras tres flautas de marfil. "De eso se deduce que la música jugaba ya un papel importante en la vida del hombre", afirmaron los científicos. Hace 35.000 años la música podría haber ayudado a crear redes sociales más grandes, añadieron. Eso marcó posiblemente una diferencia con sus antepasados neandertales, concluyeron.

35.000

"Rostro" neanderthal hallado en Francia.  Un objeto de piedra con una forma similar a un rostro humano podría ser uno de los mejores ejemplos de arte neanderthal jamás encontrado, informa la publicación Antigüedad. La "máscara", que tendría unos 35.000 años, fue descubierta en los márgenes del río Loire, en la localidad francesa de La Roche-Cotard. La pieza tiene unos 10 centímetros de alto y otros10 de ancho y se le han insertado dos huesos animales en los hoyos "de los ojos". Según los expertos, muestra que los neanderthales eran más sofisticados de lo que sugieren sus representaciones como cavernícolas. "(La máscara) debería terminar finalmente con la mentira de que los neanderthales no tenían arte", dijo Paul Bahn, un experto británico."Es un objeto de enorme importancia" agregó. El objeto fue encontrado durante una excavación en los antiguos sedimentos del río, frente a un campamento arqueológico paleolítico. Huesos y herramientas fueron hallados en el área, lo que sugiere que los neanderthales utilizaban el lugar para encender fuego y preparar comida. De forma triangular, la pieza muestra clara evidencia de haber sido trabajada indicaron los expertos franceses. ¿Cavernícolas? La idea general que se tiene de los neanderthales Homo neanderthalensis es que eran incapaces de manifestaciones artísticas, o al menos de la sofisticación alcanzada por los Homo sapiens. Clive Gamble, un estudioso de la Universidad de Southampton en la temprana ocupación de Europa por las primeras especies, explicó por qué la ciencia no ha estado muy dispuesta a considerar como grandes creadores a los neanderthales. "El gran problema con el arte neanderthal es que sólo hay piezas aisladas. Lo que lo diferencia con el arte de los humanos modernos es que, cuando éstos aparecieron hace 35.000 años, se produjo una repetición: esculturas de animales y pinturas aparecieron una y otra vez, en un estilo reconocible". "Entre los neanderthales pudo haber algunos extraños genios al estilo Da Vinci, pero su talento murió con ellos", concluyó Gamble. Pero Paul Bahn respondió que los hallazgos ya no son tan aislados. "Existen actualmente gran cantidad de objetos de arte neanderthal. Éstos han sido encontrado por décadas y siempre han sido considerados como la excepción que confirma la regla".

La pieza tiene insertado dos huesos animales en los hoyos "de los ojos".

 

33.000

Nada en Monte Verde resultó más evocativo de sus antiguos habitantes que una pequeña huella al lado de una fogata. Un niño se paró junto al fuego hace 12 mil 500 años atrás y dejó su impresión en la suave greda. Sin embargo, las excavaciones de Dillehay encontraron algo aún más sorprendente: bajo los restos hay otros que corresponden a un nuevo asentamiento, llamado Monte Verde I. Mediante la prueba de Carbono 14, los nuevos objetos han sido datados entre 33 mil 370 y 33 mil 20 años. Este nuevo asentamiento estuvo ubicado en una zona de ríos y canales alimentados por el agua de un glaciar, con islotes en los cuales se desarrolló la vida. La investigación de este nuevo sitio se realizará en el año 2001. Será necesario utilizar técnicas distintas a las usadas en el Monte Verde de hace 12 mil 500 años. Se debe eliminar más de un metro y medio de tierra, la cual cubre los estratos que albergarían mayor evidencia de ocupación. Hasta ahora, sólo se han rescatado 26 objetos. Vea años 12.000.-     http://fai.unne.edu.ar/biologia/notas/mt_verde.html   (VER 14.000 AÑOS)

 

EN BUSCA DEL ÚLTIMO NEANDERTHAL. El hallazgo en los Urales de herramientas de 33.000 años de antigüedad hace sospechar a los científicos que esta especie humana desapareció miles de años más tarde de lo que se creía y convivió un largo tiempo con los humanos. El hallazgo en los Urales, al norte de Rusia, de 313 herramientas con 33.000 años de antigüedad ha reavivado el fuego alrededor de algunas de las cuestiones más inquietantes de la Paleontología: ¿Hasta cuándo sobrevivieron los neandertales? ¿Durante cuánto tiempo convivió esta "segunda especie inteligente" con la nuestra? El hallazgo, que aparece esta semana en Science, podría ayudar a encontrar respuestas a preguntas que, hoy por hoy, siguen sin contestar. Hace 33.000 años ya había en Europa hombres "como nosotros". Nuestra especie, en efecto, llegó al continente europeo hace alrededor de 40.000 años y allí se encontró con otros pobladores mucho más antiguos y que desaparecieron al poco tiempo de nuestra llegada. ¿Qué fue exactamente lo que pasó? Lo cierto es que no existen en todo el viejo continente restos de neandertal que sean más antiguos de 40.000 años. Pero el hallazgo de un completo juego de herramientas en los montes Urales podría adelantar esa fecha en varios miles de años. Por desgracia, no existen restos humanos asociados a esas herramientas. Es decir, no han aparecido los cuerpos de sus constructores. A pesar de ello, parece claro que fueron fabricadas con una tecnología mucho más antigua de la que utilizaban en ese momento los humanos modernos. Y si no fueron ellos, nuestros antepasados directos, entonces tuvieron que ser hechas por un grupo de neandertales, una pequeña población que, por algún motivo, logró sobrevivir en aquella gélida región (cerca del Círculo Polar Artico) mientras que sus congéneres se extinguían por todas partes sin remedio. La "sustitución" del hombre de neandertal por nuestra propia especie no se hizo en un día, sino que fue un proceso que duró varios miles de años (muy poco para la desaparición completa de una especie). Ahora bien, ¿Cuánto tardaron exactamente en extinguirse por completo? ¿Dónde y cuándo vivió el último hombre de neandertal?

Relaciones con humanos. Si el hallazgo de los Urales se confirma, estaríamos, precisamente, ante algunos de los últimos representantes de una clase de ser humano que vivió a sus anchas en Europa durante por lo menos 350.000 años. Y que fue sustituido en muy poco tiempo por otro tipo de hombre recién llegado: nosotros.

Raspadores. El autor principal del artículo, Ludovic Slimak, ha estudiado a fondo las herramientas y asegura que son directamente comparables con otras, mucho más antiguas, asociadas sin lugar a dudas a asentamientos de neandertales. Slimak y sus colegas han logrado encontrar en el yacimiento de Byzovaya, hasta 313 herramientas, esparcidas junto a restos de mamut y otros animales. Las herramientas consisten en raspadores, núcleos y artefactos de piedra, y todos ellos con las características distintivas y el estilo de fabricación propio de tiempos mucho más antiguos, del Paleolítico Medio. No hay cuchillos ni hojas afiladas y cortantes, algo que, en el Paleolítico Superior, sí que utilizaban los pobladores de nuestra propia especie. Si se logra encontrar allí algún resto de neandertal que confirme sin lugar a dudas la autoría de estos artefactos, significaría que las dos especies humanas inteligentes, la de los neandertales y la nuestra,coexistieron durante un tiempo mucho más largo del que se creía. Investigaciones recientes han demostrado ya que el 4% de nuestros genes son una herencia directa del hombre de neandertal. Quizá nuestro contacto con ellos fue mucho más intenso y directo del que ese exiguo porcentaje parece sugerir. WWW.ABC.ES 12.5.2011

32.000

Descubren huellas de primeros humanos que llegaron a América. Datan de hace 38.000 años y fueron encontradas cerca de la ciudad de Puebla, en México.  Las impresiones quedaron fosilizadas en una zona cercana al volcán Cerro Toluquilla. Los análisis indican que sus autores habrían medido entre 1,17 y 1,90 m. P Este hallazgo y los realizados en sitios como Monte Verde, sur de Chile, apoyan la teoría de que no hubo una sino varias olas migratorias. En 2003, un equipo de científicos recorría la cuenca Valsequillo, cerca de la ciudad de Puebla, México. Mientras los investigadores estudiaban varios sitios arqueológicos del lugar -cercano al volcán Cerro Toluquilla- se toparon con algo inesperado: una planicie de ceniza en la que parecían existir más de 200 huellas fosilizadas dejadas por humanos, incluyendo niños. Tras dos años de análisis, los expertos liderados por Silvia González -geoarqueóloga de la U. John Moores de Liverpool (Reino Unido)- aseguran que las huellas datan de hace 38.000 años y que pertenecieron a los primeros habitantes humanos que llegaron a América. Varios puntos de vista  Según la teoría tradicional, los humanos llegaron al continente cruzando entre Siberia y Alaska, mediante una masa de tierra que unía ambos continentes hacia fines de la última era glacial (entre 10.000 y 12.500 años atrás). Esta teoría se basa en una serie de puntas de lanza halladas en el yacimiento Clovis, en Nuevo México, EE.UU. El lugar tiene 11.200 años y por mucho tiempo se creyó que eran los restos más antiguos de asentamientos. Sin embargo, esa idea comenzó a ser cuestionada tras el hallazgo de lugares como Monte Verde, ubicado en el sur de Chile y que data entre 12.500 y 13.000 años atrás. "La existencia de estas huellas de casi 40.000 años implica la prueba definitiva de que el llamado modelo Clovis ya no puede ser aceptado como la primera evidencia de presencia humana en América", dijo David Huddart, geólogo de la Universidad John Moores.  Las impresiones quedaron fosilizadas junto a lo que fue el borde de un lago. Silvia González sugiere que tras llegar a la costa usando botes, los primeros americanos exploraron hasta llegar cerca del volcán Cerro Toluquilla. Probablemente, una erupción los hizo huir.  "Pensamos que hubo varias olas migratorias en diferentes momentos y realizadas por distintos grupos", dijo. La experta agrega que, ante la nueva evidencia, se necesita una revisión urgente de nuevas rutas de desplazamiento: "Nuestros hallazgos apoyan la teoría de que estos primeros colonizadores pudieron llegar navegando a través de la ruta del Pacífico, en lugar de a pie". Usando técnicas como radiocarbono, luminiscencia y análisis de sedimentos en el lugar de las huellas, se obtuvo el mismo resultado: 38.000 años de antigüedad. "Esto va a ser una bomba arqueológica y estamos dispuestos a luchar por ella", dijo González.  Aunque el origen de los primeros habitantes es incierto, la científica indica que estos colonos habrían sido cazadores que viajaban constantemente en grupos pequeños, lo que explica el débil rastro que dejaron. Incluso, agrega, se habrían extinguido sin dejar un legado genético. El arqueólogo Michael Faught -experto en asentamientos Clovis- dijo a La Tercera que "Monte Verde en Chile y otros lugares de Sudamérica ya rompieron la barrera impuesta por la tradicional teoría de la población americana". Además, señala, se necesitan más análisis que establezcan "una edad precisa de toda la cuenca volcánica. Hasta que se obtenga ese dato nadie podría confirmar o negar esta posibilidad". Otras pistas ancestrales también analizadas.  Las evidencias que apuntan hacia la presencia temprana del ser humano en América abundan por el continente. Según explica el arqueólogo de la U. de Chile, Carlos Ocampo, se ha encontrado evidencia de que el hombre visitó Alaska, EE.UU., Brasil e incluso Chile mucho antes de que se registrara la migración por el Estrecho de Bering. "En Monteverde hay un sitio que no se ha investigado en profundidad, el cual reveló fogones que fueron datados en 30 mil años", dice el arqueólogo, quien encabeza un estudio que ya lleva cuatro años investigando entre Puerto Montt y Chiloé. "Esa zona no fue alcanzada por la última glaciación. Tenemos fechas de ocupación que van desde los 11 mil a los 33 mil años, muy recientes y que estamos analizando", dice. El experto agrega que es muy probable que la migración hacia América se haya realizado por la costa, "ya que durante la glaciación el nivel del mar estaba unos 100 a 120 metros más bajo".  Marcelo Córdova y Ricardo Acevedo.  La Tercera (Chile) 06-07-2005

31.000

EL REGISTRO ARQUEOLÓGICO DE LOS PERROS SE REMONTA A HACE 31.000 AÑOS, con los restos de un gran danés encontrado en Bélgica. Los perros domésticos tendrían la mayoría de sus ancestros en Medio Oriente y no en Asia Oriental, como había sugerido una investigación anterior, según se indica en un estudio publicado en la revista Nature. Los resultados, respaldan un registro arqueológico que relaciona estrechamente el proceso de domesticar a los perros en Medio Oriente con el auge de la civilización humana allí, dijeron científicos.  "Es importante, porque es aquí donde se desarrolló la civilización y los perros formaron parte de ello", dijo Robert Wayne, profesor de biología evolutiva de la Universidad de California y autor del estudio.  La región, a menudo denominada la Media Luna Fértil, incluye gran parte del actual Irak, Siria, Líbano y Jordania. "Es la misma zona donde los gatos domésticos y muchos de nuestros animales se originaron y donde la agricultura se desarrolló por primera vez", apuntó.

COMPARACIÓN GENÉTICA El estudio se basó en una comparación genética entre más de 900 perros que representan 85 razas y más de 200 lobos grises, el pariente más cercano de los perros salvajes, de todo el mundo, incluyendo Norte América, Europa, Asia del Este y Medio Oriente.  En el análisis de este tipo más extenso realizado hasta la fecha, los científicos utilizaron técnicas de genética molecular para examinar más de 48.000 señales de todo el genoma completo, o una secuencia del ADN, de cada uno de los animales incluidos en el estudio.  Lo que se descubrió fue que la gran mayoría de los perros comparten más marcadores genéticos con los lobos grises de Oriente Próximo que con otras poblaciones de lobos.  Una excepción notable fue el hallazgo de una relación genética más estrecha entre un pequeño número de razas de perros y los lobos del Asia del Este de China, lo que sugiere algunas mezclas entre los dos.  Sin embargo, la nueva investigación contradice un estudio anterior que sugiere una ascendencia genética estrecha de todos los perros con los lobos del Asia del Este y de China.  La nueva investigación fue mucho más amplia y "es mucho más coherente con el registro arqueológico", dijo Wayne.  "Sabemos que los perros de Medio Oriente están estrechamente relacionados con los seres humanos porque fueron encontrados en los cementerios humanos", dijo. En un famoso ejemplo, los restos de un cachorro se encontraron acurrucados en los brazos de un esqueleto humano. LA TERCERA (Chile) 18.3.2010

30.000 y 24.000

LOS NEANDERTALES YA TOMABAN MANZANILLA CON FINES MEDICINALES. Restos dentales encontrados en la cueva asturiana de El Sidrón demuestran que conocían las cualidades curativas y nutricionales de las plantas.Los neandertales eran unos seres sofisticados. Atendían a los enfermos, enterraban a sus muertos y adornaban su cuerpo. Ahora se ha conocido otro dato sorprendente sobre su forma de vida, en concreto sobre su dieta. No solo incluían en su alimentación una gran variedad de plantas, sino que también conocían sus cualidades curativas y nutricionales. Incluso tomaban manzanilla, probablemente cruda, para tratar sus males. Un equipo de investigadores de España, Reino Unido y Australia ha obtenido la primera prueba molecular de ese comportamiento gracias al análisis de restos dentales de cinco neandertales de la cueva de El Sidrón, en Asturias. Los resultados se publican esta semana en la revista Naturwissenschaften-The Science of Nature.

Hasta hace poco se pensaba que los neandertales, que desaparecieron hace entre 30.000 y 24.000 años, eran predominantemente carnívoros. Sin embargo, distintas investigaciones han aportado pruebas de que tenían una dieta variada, mucho más compleja de lo que se creía, que incluía distintas verduras. Científicos liderados por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y la Universidad de York han identificado el material atrapado en el sarro de diez muestras de cálculos dentales (placa dental calcificada) de neandertales de la cueva de El Sidrón y han hallado la primera prueba molecular de que un individuo de esta especie ingirió dos tipos de plantas medicinales: aquilea y camomila.

En investigaciones realizadas en 2009 por el equipo de excavación de El Sidrón se había identificado el gen neandertal que les dotaba para percibir el gusto amargo. Y la aquilea y la camomila lo son. «Como estas plantas tienen un sabor amargo y bajo poder nutritivo, llegamos a la conclusión de que las usarían por razones medicinales, como hacemos ahora», explica Antonio Rosas, investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC. El científico cree que estas plantas eran consumidas probablemente crudas, ya que no hay indicios de que fueran «cocinadas», aunque sí se conoce que los neandertales pasaban por el fuego algunos alimentos. «Además de ingerirlas, pudieron aplicárselas directamente en la piel», apunta Rosas.

Uso del fuego. En los análisis de las muestras dentales, realizados con complejas técnicas como la espectrometría de masas, han aparecido otros compuestos orgánicos. Por ejemplo, gránulos de almidón triturados, muy nutritivos, procedentes de tubérculos, legumbres, gramíneas o cortezas de árbol, los más antiguos confirmados hasta ahora mediante test bioquímicos (43.000 años). También se han hallado moléculas que se producen en la combustión de la madera, lo que demuestra «un uso intensivo del fuego; inhalaban humo con asiduidad», dice Rosas. «Es fascinante lo que podemos llegar a conocer de una muestra de sarro», afirma el investigador. «Los neandertales eran distintos a nosotros, pero cada nuevo descubrimiento acentúa más su humanidad. Posiblemente darán más que hablar en los próximos años». ABC.es 18.7.2012

30.000

Australia "colonizó" América Un equipo de arqueólogos presentó en una conferencia en la ciudad británica de Exeter una revolucionaria teoría: los primeros habitantes del continente americano no llegaron de Asia, como comúnmente se piensa, sino de Australia o las islas Melanesias del Océano Pacífico. El grupo de científicos, encabezados por la mexicana Silvia González, perteneciente a la Universidad John Moores de Liverpool, basa su tesis en el estudio de los restos de integrantes de una tribu llamada los pericues, que desapareció hace doscientos años en la región mexicana de Baja California. El análisis del ADN de los cráneos de los pericues indicó a los expertos -integrados al Consejo británico para la Investigación del Medio Ambiente- que estos aborígenes no descendían de individuos procedentes de Asia, sino que tenían un origen australiano. Marea baja.  En opinión de Silvia González, los "colonizadores" australianos habrían navegado a América en tiempos de marea baja moviéndose a través de las islas del Pacífico, varios miles de años antes de la última Edad del Hielo, hace 30.000 años. La teoría comúnmente aceptada indica que el poblamiento de América ocurrió entre 12.000 y 15.000 años atrás, cuando tribus procedentes de Asia cruzaron el estrecho de Bering, entre Siberia y Alaska. Sin embargo, González manifestó que "los cráneos de los pericues apuntan características más similares a los australianos, asiáticos del sur y habitantes del Pacífico que a los asiáticos del norte". Largos y estrechos. Los cráneos de los pericues, en palabras de la experta, son largos y estrechos, como los de los aborígenes australianos, en lugar de anchos y redondos que son características típicas de los siberianos. El cráneo americano más antiguo perteneció a una mujer que vivió durante la última Edad del Hielo. Los restos más antiguos de amerindios con cráneos redondos y anchos hallados hasta ahora datan de hace 9.000 años, explicó González, mientras que los ejemplos más remotos de cráneos largos y estrechos se remontan a 13.000 años atrás. El cráneo más antiguo encontrado en América pertenecía a una mujer de 26 años de edad que falleció durante la última Edad del Hielo en la orilla de un lago alrededor de lo que hoy es Ciudad de México. Las características de este cráneo, largo y estrecho, coinciden con las del "Hombre de Kennewick" encontrado en Oregon, Estados Unidos, en 1996 y que data de hace 8.400 años. BBC MUNDO, Martes, 7 de septiembre de 2004

30.000

INVESTIGADORES ENCUENTRAN PRIMER HUESO DE UN NEANDERTAL EN EL FONDO MARINO. El fragmento perteneciente al cráneo de un hombre adulto fue encontrado a 13 kilómetros dentro de la costa del Mar del norte. El primer fósil de neandertal recogido desde el fondo marino fue encontrado en las aguas del Mar del Norte, frente a la costa de Holanda, según presentó el día de hoy el Instituto Max Planck de Alemania.  Los restos pertenecieron a un adulto joven que habitó en la Tierra entre 30.000 y 60.000 años atrás, fue hallado junto a huesos de otros animales y utensilios como hachas y cuchillos a unos 15 kilómetros del borde costero holandés. La forma del cráneo pudo confirmar, además, que se trataba de una especie carnívora, tal como se sabe que el comportamiento del neandertal en su época.  El sitio del hallazgo es conocido como Zeeland Riges y es una de las mayores colecciones de restos de especies prehistóricas bajo el mar, ya que durante la Edad de Hielo se trataba de una zona seca habitada por distintos animales como mamuts, caballos y rinocerontes. La importancia del hallazgo no está sólo en ser el primer resto que se encuentra bajo el mar, sino que podría explicar las conductas migratorias que tuvieron las especies hace miles de años.  Por ejemplo, la zona del hallazgo pertenecía a una parada obligada que realizaban los ciervos en busca de alimento, época que era aprovechada por los neandertales para cazar y sobrevivir en la temporada.  La Tercera (Chile) 15.06.2009

20.000 – 30.000

Descubren en Francia las huellas humanas más antiguas.  Los rastros pertenecen a un 'homo sapiens' de al menos 20.000 años de antigüedad  ROBERTO MONTOYA Corresponsal.  PARIS.- Un equipo de arqueólogos ha encontrado en la gruta Chauvet (sureste de Francia) las huellas más antiguas de homo sapiens, que podrían tener entre 20.000 y 30.000 años.  Las cuatro pisadas descubiertas a principios de mayo pertenecen probablemente a un niño de entre ocho y 10 años, de aproximadamente 1,30 metros de altura. Una de las huellas correspondería a su pie derecho, las otras tres al izquierdo y miden 21,2 centímetros de largo por 9,2 centímetros de ancho. Por la impresión dejada por sus pies desnudos, los expertos deducen que el joven caminaba lentamente, con una antorcha en la mano -se han descubierto rastros de carbón en el suelo- y que sufrió varios resbalones en el barro mojado. «Sin ninguna duda son las huellas más antiguas del homo sapiens», decía ayer un comunicado dado a conocer por el Ministerio de Cultura y Comunicación francés. Según la reconstrucción del trayecto que hizo nuestro antepasado, los arqueólogos estiman que el niño se dirigía a la llamada Sala de los cráneos, un lugar en el que se encontró un gran número de cráneos de osos. Por el mismo camino que recorrió el joven, antes o después debieron pasar osos y manadas de lobos. Según las primeras evaluaciones de los expertos, éstos rastros humanos tienen una antigüedad de entre 20.000 y 30.000 años. Junto a las huellas descubiertas en la gruta Chauvet por el equipo de 15 especialistas dirigidos por Jean Clottes, se han encontrado también una treintena de imágenes de animales, bisontes, ciervos, rinocerontes y felinos, que se vienen a añadir a las más de 400 descubiertas en ese lugar anteriormente. Las tres personas que descubrieron hace cinco años la gruta aseguran ahora que ya habían visto las huellas humanas en una de las galerías y que se lo habían advertido a la Dirección regional de Asuntos Culturales. Según estos arqueólogos aficionados, los científicos no habían explorado la galería Croisillons porque el estado del suelo no lo permitía. Fue uno de los descubridores de la gruta, Jean-Marie Chauvet -que dio el nombre a las famosas cuevas-, quien guió a los científicos el mes pasado hasta el lugar donde en 1994 había visto las huellas. Chauvet y los otros dos espeleólogos con los que descubrió la gruta mantienen un pleito judicial contra tres funcionarios del Ministerio de Cultura, a quienes acusan de haber falsificado la fecha del descubrimiento para atribuirlo a una misión estatal y de esa manera impedirles la explotación de la gruta. Otro conflicto judicial enfrenta al Estado con los propietarios de los terrenos donde se encuentra la gruta. Mientras estos últimos reclaman una compensación de más de 1.700 millones de pesetas por la expropiación, la Corte de Apelación de Nimes dictó en 1998 que no se cuente con la revalorización que da al terreno el descubrimiento y que se indemnice a los propietarios sólo con su valor real: seis pesetas por metro cuadrado. Aunque este hallazgo no aporta elementos nuevos sobre la evolución del hombre, sí tiene un gran valor arqueológico. Fuente perdida, posiblemente Diario El Mundo.Es ¿1999?

30.000

El crecimiento del hombre de Neandertal pudo acelerar su extinción. JOSÉ MANUEL NIEVES/MADRIDEl hombre de Neandertal está, a partir de ahora, un poco más lejos de nosotros al comprobarse, según publica hoy la revista 'Nature', que su velocidad de desarrollo y crecimiento era muy superior a la de Homo Sapiens. Esta diferencia, que vuelve a confirmar la distancia evolutiva existente entre las dos especies de Homo que convivieron en Europa durante más de 10.000 años, podría ser una de las razones que llevó a la rápida extinción del Homo Neanderthalensis tras la llegada al continente europeo de los primeros representantes de nuestra propia especie, hace cerca de 40.000 años.  Según el estudio, que se basa en el tiempo de desarrollo dental de varias especies de homínidos, los jóvenes neandertales se «convertían en hombres» con mayor rapidez que los sapiens. A esa conclusión han llegado los investigadores José María Bermúdez de Castro, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y codirector de Atapuerca, y Fernando Ramírez-Rozzi, del Centre National de la Recherche Scientifique.   «Según su desarrollo dental -dijo Bermúdez de Castro- los neandertales podían considerarse adultos a los 15 años, mucho antes que los sapiens, que terminan su crecimiento a los 18». Para su investigación han analizado las pautas de crecimiento de ocho dientes de Homo Antecessor que vivió en Atapuerca. (NorteCastilla.Es 28.4.2004)

30.000

Extinción de los Neandertals en España. (Según Conozca Más 4.96)

30.000

Ártico: huellas de antiguos cazadores.  Los seres humanos ya cazaban en las tierras congeladas al norte del círculo polar ártico durante la última Edad de Hielo, según un equipo de arqueólogos rusos.  Una serie de artefactos encontrados en Siberia confirman la presencia de humanos en la zona hace unos 30.000 años, más del doble de lo que se pensaba.  Los científicos, dirigidos por Vladimir Pitulko del Instituto de Historia de la Cultura Material de San Petersburgo, hallaron varias herramientas de piedra, marfil de mamut y tarro de rinoceronte.  Junto a los instrumentos de caza, encontrados en depósitos congelados cerca del río Yana en el norte de Siberia, había huesos de mamut, bisonte y caballo.  Como el lugar del hallazgo está situado relativamente cerca del estrecho de Bering, el descubrimiento también sugiere que América del Norte pudo haber sido poblada antes de lo que se creía.  Imposible saber. "El asentamiento muestra que las personas se adaptaron a este entorno inhospitalario, de alta latitud, en el pleistoceno tardío, mucho antes de lo que se pensaba", escriben los investigadores en un artículo publicado en la revista Science.  Sin embargo, es imposible saber si los seres humanos vivieron en esa zona, situada a unos 500 kilómetros al norte del círculo polar ártico, durante mucho tiempo.  No se puede descartar la posibilidad de que sólo fueran a cazar en la región y vivieran en zonas relativamente más cálidas. (BBC Mundo, Dic. 2003.)

25-30.000

Habrían coexistido en Europa tres especies humanas, incluidas Homo erectus, el Hombre de Neanderthal y Homo Sapiens Sapiens. (Según Discover en Español, Marzo 1998)

26.000

Los paleontólogos descubrieron hace pocos años, en unos yacimientos en Gibraltar, que los neandertales aprovechaban, hace 28.000 años, los recursos marinos para su supervivencia, pero siempre los que eran más accesibles desde la costa. En este caso fueron capturados por humanos modernos. Pero no había rastro de la tecnología que utilizaron para ello. EL MUNDO.ES /2011/11/24/ 

26.000

Arqueólogos hallan falo de piedra de unos 28.000 años en sur de Alemania. Arqueólogos de la Universidad de Tubinga hallaron un falo de piedra de unos 28.000 años de antigüedad en una cueva cerca de la localidad de Schelkingen (sur de Alemania), informó hoy la citada universidad. La recuperación de la pieza concluyó hace un año, cuando un equipo de arqueólogos descubrió un fragmento que, unido a los trece trozos descubiertos en excavaciones anteriores, completó el puzzle, que resultó ser un miembro masculino de piedra. El falo tiene veinte centímetros de largo por tres de ancho y se exhibirá a partir del próximo lunes en la exposición Arte de la Edad de Hielo-Inequívocamente masculino, del Museo Prehistórico de Blaubeuren, en el estado federado de Baden-Württemberg. Las cuevas en torno a Blaubeuren están entre los principales sitios arqueológicos de Europa.  En la cueva del Hohle Fels, donde se ha encontrado el falo, se halló hace algunos años la que se considera la más antigua escultura que representa a un pájaro, una miniatura de pocos centímetros de altura tallada en marfil de mamut, de unos 32.000 años de antigüedad. La Tercera (Chile): 20/07/2005 

25.000

HALLAN UN COLGANTE UTILIZADO POR CAZADORES DE HACE 25.000 AÑOS.  Un colgante de unos 25.000 años de antigüedad ha sido hallado en el yacimiento de Irikaitz de Zestoa (Guipúzcoa) por científicos de la Sociedad Aranzadi, que aseguran que es el más antiguo encontrado en una excavación al aire libre en la Península Ibérica.  La pieza, un canto de río de lucita de unos 10 centímetros, está perforada en uno de sus extremos y por su disposición se ha observado que estuvo colgada, ha informado Álvaro Arrizabalaga, director de la excavación, quien además ha señalado que el otro extremo de la piedra fue utilizado como útil para retocar los filos de herramientas hechas de sílex, como flechas o rascadores.  El hallazgo corresponde al Paleolítico Superior, a una época llamada gravetiense, la más reciente de las épocas investigadas en este yacimiento de Zestoa. Arrizabalaga reconocía a Efe que hallazgos así no se logran todos los días, y ha indicado que es "más antiguo" que los collares magdalenienses encontrados en la cueva de Praileaitz, a los que se les calcula unos 15.000 años.  Además, ha señalado que en toda la península habrá "unas 20 piezas de esta misma época", con la peculiaridad de que siempre han aparecido en cuevas. "La pieza está muy bien conservada y hemos tenido la suerte de poder sacarla sin dañarla en ningún sentido", ha indicado el director de la excavación, que ha dicho que una vez extraído el fragmento "tiene que ser lavado", ya que solamente se le ha efectuado una limpieza.

Excelente conservación  Para Arrizabalaga, el colgante no va a necesitar más restauración, y después de estudiarlo e incluirlo dentro del conjunto de descubrimientos del gravetiense hallados en este yacimiento, al ser un material público, pasará a formar parte de un museo y de la Comunidad Autónoma del País Vasco.  "Hace 25.000 años, seres humanos de nuestra especie venían a este lugar que funcionaba como espacio de caza para grupos itinerantes" ha declarado el arqueólogo, quien ha asegurado que estos seres humanos "se desplazaban ocho veces al año a zonas en las que había determinado tipo de recursos".  Desde un punto de vista patrimonial, el yacimiento de Irikaitz, en el que se comenzó a trabajar en 1998, es conocido por sus descubrimientos de piezas de hace 250.000 años, pertenecientes a momentos más antiguos que corresponden ya a otra generación de seres humanos diferente de la actual. El equipo de esta decimotercera campaña de excavación dirigida por el arqueólogo vasco, está formado por voluntarios que han venido de distintos puntos, entre ellos la universidad de Faro (Portugal) 12/08/2011

23.000

EL ÚLTIMO REFUGIO DE LOS NEANDERTALES. Nuevos hallazgos en Gibraltar cambian la fecha de extinción de la especie.  ¿Es posible que hayan desaparecido hace sólo 23 mil años? Restos encontrados en la Cueva de Gorham, apoyan la tesis de que este hombre primitivo sobrevivió en el sur de España durante más tiempo de lo que se pensaba. Los neanderthales probablemente vivieron más tiempo de lo que se piensa. La evidencia en una cueva de Gibraltar muestra el que habría sido su último refugio.  La Cueva de Gorham, que se extiende 40 metros por los borrascosos acantilados de Gibraltar, siempre ha sido percibida como un tesoro oculto por los paleontólogos. Hoy vuelve a la fama. Clive Finlayson, director del Museo de Gibraltar, ha desenterrado evidencia que señala que los neanderthales sobrevivieron más tiempo en el lugar que en cualquier otro sitio. Es posible, como dice Chris Stringer, otro científico que participó en el hallazgo, que la cueva haya sido el “último asentamiento” de la moribunda especie.  Al examinar alrededor de 29 metros cuadrados del suelo de la cueva, el grupo descubrió restos de su civilización que se remontan a unos “23.360 a 23.320 años”.  Bajo la presión del acercamiento del Homo sápiens, los neanderthales encontraron su último refugio en Gibraltar. El reciente descubrimiento nos lleva directamente a un episodio dramático de la prehistoria. El hombre moderno (Homo sápiens) penetró rápidamente en Europa hace más de 40 mil años. Comenzó en el Medio Oriente actual, cruzó los Balcanes y siguió el río Danubio hacia el norte y el este, o sea, Alemania y Francia. El Homo neandertalensis, quien, con sus gigantescas manos y poderosas articulaciones en los tobillos había dominado el continente hasta ese entonces, súbitamente vio desafiado su predominio. Mientras su adversario, bastante más delgado, estaba ocupado inventando la flauta y la aguja para coser, el neanderthal entró en un progresivo y desastroso declive. Unos 300 mil años atrás, ya estaba extinto. Hasta la fecha, no se ha logrado establecer si su desaparición se debió a un conflicto entre las dos especies. Hay quienes dicen que fue producto de un “genocidio” y una “guerra entre los primeros seres humanos”. No obstante, la marcha del Homo sápiens redujo su velocidad en España. Es posible que haya enfrentado resistencia al llegar a la ribera del Ebro. Muchos de los últimos rastros de los neanderthales, fueron encontrados en el sur de la Península Ibérica. Conrad describe la región como un “refugio” y retiro para estos hombres fuertes. Es casi como si nuestros primitivos primos se hubiesen reunido en Gibraltar para desaparecer.  El cráneo de una joven neanderthal fue descubierto ahí en una cantera en 1848. Desde entonces, los científicos han descubierto ocho cuevas en la colonia británica con vestigios de la especie.  Otras nueve cuevas fueron descubiertas hace poco debajo del agua. Finlayson quiere enviar a buzos a explorar estas guaridas. La Cueva de Gorham fue el último refugio de alrededor de 15 neanderthales, quienes vieron como sus parientes se morían en masa en la región circundante. Esta especie, inferior en la “lucha por la vida” de la evolución, estaba destinada a extinguirse. Es posible, no obstante, que nuestros macizos hermanos no hayan estado tan preocupados respecto de su desaparición gradual. Esparcidos por la cueva también se encontraron piñones, un tentempiés para esperar el Día de su Juicio  Final. Matthias Schulz. Der Spiegel LA NACION 19.10.1006

23.000 - 18.000

Pinturas rupestres de la cueva de La Garma de la localidad de Omoño en  el  Cantábrico,  Santander, España.  Más antiguas que las de Altamira, pero de otro estilo sin la espectacularidad de esta última.

23-13.000

Herramientas de piedra tallada burda en Perú (Nigel Davies 1979:65)

18.440

 

Data de los dibujos de la gruta de Cosquera, bajo los acantilados de Cassis, cerca de Marsella, en Francia.  Entrada bajo el nivel del mar, “En la gruta no se hallaron vestigios de herramientas, puntas de flechas o huesos, lo cual indica que nuestros ancestros probablemente iban a ese lugar sólo por motivos rituales” (Selecciones del Rider’s Digest Mayo 1993, Arg.)

18.000

LA ULTIMA GLACIACIÓN. Las grandes masas de hielo llegaron a tener un grosor de 3.500 a 4.000 metros, cubriendo un tercio de las tierras emergidas.  Comenzó hace unos 100.000 años y alcanzó su máximo hace 18.000 años, para retroceder 8.000 años después. Durante ese período las grandes masas de hielo llegaron a tener un grosor de 3.500 a 4.000 metros, cubriendo un tercio de las tierras emergidas, lo que supuso 3 veces más de su extensión actual. Se dio simultáneamente en los dos hemisferios, aunque las mayores extensiones las alcanzó en el Hemisferio Norte: En Europa el hielo avanzó hasta cubrir casi toda la isla de Gran Bretaña, norte de Alemania y Polonia, y en Norteamérica, el manto de hielo que bajaba del Polo Norte, sepultó todo Canadá y alcanzó hasta más al sur de los actuales lagos estadounidenses que, como los patagónicos y los alpinos, se formaron sobre las hondonadas que dejaron libres las masas glaciares que acababan de retirarse.  El nivel del mar bajó entonces 120m, resultando de ello grandes extensiones hoy cubiertas por las aguas marinas, eran entonces tierra firme, dato a tener muy en cuenta cuando se piensa en las grandes migraciones humanas y animales que signaron aquellas épocas. Gracias a ello se pudo pasar a pie desde Siberia hasta Alaska -comenzando así el poblamiento americano- y de Europa a Inglaterra, entre otros ejemplos.  En el apogeo de la glaciación, la disminución de la temperatura media varió ostensiblemente en diferentes lugares del globo: diez grados menos en Alaska, seis en Inglaterra, dos en los Trópicos, y prácticamente sin variación en el Ecuador. Se ha calculado que si los glaciares se derritieran hoy, el nivel del mar subiría entre 60 y 70 metros inundando enormes extensiones de terrenos costeros y varias de las principales ciudades del mundo.  Los avances y retiradas de los hielos, estando en relación con los sucesivos enfriamientos de la tierra, se vio entonces en la glaciología como una herramienta para descubrir el clima de la tierra en épocas pasadas y en diferentes lugares del globo, herramienta que hoy siguen utilizando los científicos que estudian los casquetes polares de la Antártida y Groenlandia en el afán de develar el pasado climático del planeta. Estudios hechos al final del siglo pasado en Norteamérica y Europa, escenarios de las grandes glaciaciones del Pleistoceno, dieron idénticas edades para las grandes glaciaciones de esta era geológica que comprende aproximadamente los últimos 2 millones de años. www.portalciencia.net/enigmaglac.html (leído 14/5/05)

16.000

Se ha descubierto un yacimiento paleolítico de hace 18.000 años en el valle francés de Ardeche. La cueva está decorada con 300 figuras de animales, entre ello toros, bisontes y 40 rinocerontes  lanudos.

16.000

HALLAN ESQUELETO DE ENANOS PREHISTÓRICOS  Un grupo de antropólogos que estudiaban una remota isla de Indonesia, encontraron restos óseos que parecen ser una raza de enanos prehistóricos que se mantuvo en la isla mientras el hombre moderno colonizaba el resto del planeta.  Entre los huesos encontrados está el de una mujer de 91 centímetros de alto. Estos hombres podrían haber vivido hace 18.000 años en la isla de Flores, una isla tropical poblada de lagartos gigantes y elefantes miniatura. Los científicos bautizaron esta nueva especie como Homo floresiensis (Hombre de Flores). Estos hombres tenían un cerebro que en volumen era un cuarto del normal que hoy tienen la especie humana. Se han encontrado pruebas que indican que el enano prehistórico fabricó herramientas de piedra, encendió fogatas y organizó cacerías en grupo para obtener carne. La especie habría dejado de existir luego de una erupción volcánica ocurrida hace unos 12.000 años. Con este descubrimiento, África ya no tiene la exclusividad del hombre prehistórico ni respuesta única a las preguntas de cómo y dónde surgió el primer ser humano. En todo caso, otros científicos creen que el Hombre de las Flores no pertenece al género humano aunque haya sido contemporáneo de él. LA NACION, Chile, 28 de octubre de 2004 

15.000

Abundante información sobre los Cro-Magnones, entre ellos abundantes dibujos, se encuentran en la cueva de Lasacaux, Francia. (ver EL MERCURIO del 6.3.1994) hay recorte.

LOS COCINEROS DE LA EDAD DE HIELO.  Que Japón es el principal país consumidor de pescado crudo del mundo no es algo en absoluto sorprendente. Que fueron los japoneses, hace 15.000 años, los primeros en cocinar pescado en vasijas de cerámica sí es un descubrimiento asombroso. El arqueólogo de la Universidad de York Oliver Craig (junto a arqueólogos internacionales) ha descubierto en Japón restos de grasas en cuencos de cerámica que datan de hace 15.000 años, lo que demuestra no sólo que la cerámica se comenzó a utilizar antes del desarrollo de la agricultura, sino que algunos cazadores-recolectores de la zona la utilizaron para cocinar. Los restos de grasas se corresponden con pescado, tanto de agua dulce como marino, ya chamuscado y pegado en los bordes de algunos de estos recipientes. El descubrimiento, como cualquiera relacionado con la arqueología, no está exento de polémica. Pero ésta es mayor aún dadas las implicaciones que tiene en la historia de Japón. La existencia de vasijas y cuencos de cerámica hace 20.000 años, en la cuarta edad del Pleistoceno, no es un descubrimiento nuevo.  Hasta los años 90 se pensaba que los japoneses del periodo Jomon, que vivieron entre el 14.500 a.C. el 300 a.C., eran poblaciones primitivas que se dedicaban únicamente a la recolección de arroz. Los textos sagrados que ratifican esa teoría dibujan a esa población como aborígenes primitivos que poco tenían que ver con los avances posteriores de la cultura japonesa.

Pero posteriores descubrimientos demostraron que el periodo Jomon fue uno de los más prolíficos en fabricación de cerámica e innovaciones técnicas. La reconstrucción de vasijas con restos de grasas miles de años atrás confirma esa teoría y la emplaza en el tiempo mucho más atrás, en la época glacial del Pleistoceno tardío, sacudiendo con mayor virulencia la teoría del Japón primitivo y únicamente recolector de arroz.  "Los recolectores utilizaron por primera vez la cerámica como una estrategia revolucionaria para el procesamiento de peces marinos y de agua dulce, pero quizás lo más interesante es que esta adaptación fundamental surgió a lo largo de un periodo de cambio climático severo", afirma el doctor Craig, responsable del estudio publicado en la revista 'Nature'.

"La fiabilidad y la alta abundancia de alimentos a lo largo de las costas y riberas de los ríos puede perfectamente haber dado el impulso inicial a una inversión en la producción de envases de cerámica, quizás para aprovechar al máximo el exceso de oferta de temporada o como parte de elaborados banquetes de celebración y podría estar vinculado a una reducción de la movilidad", añade el arqueólogo, demostrando que estos avances se produjeron como consecuencia de cambios climáticos y el comienzo del asentamiento de estas poblaciones.  Esta fase inicial de producción de cerámica probablemente allanó el camino para una mayor intensificación en el clima más cálido del Holoceno, cuando vemos mucha más cerámica en diversos sitios japoneses. "Esto abre el camino para un mayor estudio de la cerámica de los cazadores-recolectores en períodos posteriores y aclarar el desarrollo de lo que era una tecnología revolucionaria", concluye. ELMUNDO.ES 10.4.2013

14,000

¿UNA NUEVA ESPECIE HUMANA HALLADA EN CHINA? Científicos descubren los restos de cuatro misteriosos individuos de hace 14.000 años con una inusual mezcla de rasgos arcaicos y modernos. Les llaman los «hombres del ciervo rojo» La investigación aparece publicada en PLoS One y es, cuando menos, desconcertante. Se trata del descubrimiento en cuevas del suroeste de China de unos restos humanos pertenecientes al menos a cuatro individuos conuna rara mezcla de características anatómicas arcaicas y modernas. Los científicos australianos y chinos que han estudiado los fósiles creen que puede tratarse de una especie humana previamente desconocida, una especie que compartió espacio con los humanos modernos hace de 14.500 a 11.500 años, un tiempo en el que comenzaban a establecerse en esa zona de Asia las primeras culturas agrícolas. Les llaman los «hombres del ciervo rojo» porque se alimentaban de este animal extinto. Por supuesto, esto es tan solo una atrevida hipótesis de estudio, ya que también podrían ser, algo menos emocionante pero más probable, simplemente seres humanos modernos con rasgos distintos, como ocurre actualmente entre las diferentes etnias mundiales.  El equipo dice haber sido cauto en la clasificación de los fósiles (dientes, cráneos y mandíbulas), debido a su inusual mezcla de características. «Estos nuevos fósiles podrían ser de una especie previamente desconocida, una que sobrevivió hasta el final de la Edad de Hielo hace unos 11.000 años», dice el profesor Darren Curnoe, de la Universidad de Nueva Gales del Sur. «Alternativamente, también podría representar una migración muy temprana y desconocida hasta ahora de los humanos modernos fuera de África, una población que pudo no haber contribuido genéticamente a la gente que vive actualmente».

Los restos de al menos tres individuos fueron hallados por los arqueólogos chinos en Maludong (o Cueva del Ciervo Rojo), cerca de la ciudad de Mencio, en la provincia de Yunnan en 1989. Se quedaron sin estudiar hasta que la investigación se inició en 2008, con la participación de científicos de seis instituciones australianas y cinco chinas. Un geólogo chino encontró un cuarto esqueleto parcial en 1979 en una cueva cerca del pueblo de Longlin, en la vecina región de Guangxi Zhuang. Los restos se quedaron atrapados en un bloque de roca hasta 2009, cuando el equipo internacional removió y reconstruyó los fósiles.  Los cráneos y dientes de Maludong y Longlin son muy similares entre sí y muestran una rara mezcla de rasgos anatómicos arcaicos y modernos, así como algunas características nunca antes vistas. Estas mezclas se encuentran, por ejemplo, en la región supraorbital, la fosa mandibular y el esqueleto facial. Los científicos llaman a estos individuos los «hombres del ciervo rojo», porque cazaban una especie de ciervo ya extinguida y la cocinaban en la cueva de Maludong. José María Bermúdez de Castro, codirector de Atapuerca, no cree que nos encontremos ante una nueva especie. «El trabajo es excelente, pero creo que se trata de homo sapiens con alguna caraterística más primitiva; pero esto es normal, los humanos modernos también las tenemos», explica. Entre esos rasgos que sí le han sorprendido se encuentra el triángulo retromolar, un hueco entre la muela del juicio y la mandíbula que caracterizaba a los neandertales. Sin embargo, cree que, en realidad, esas diferencias físicas pueden responder a una variabilidad entre etnias. «También nos resultan diferentes los aborígenes australianos, pero, por supuesto, siguen siendo sapiens -señala-, lo que sucede es que China ha sido muy poco explorada por los paleontólogos durante muchos años y es normal que nos dé sorpresas».

Otra historia de Asia. Aunque Asia contiene actualmente más de la mitad de la población mundial, los científicos todavía saben muy poco sobre cómo los humanos modernos evolucionaron allí después de que nuestros antepasados se asentaran en Eurasia hace unos 70.000 años. Hasta hace poco, la atención científica sobre los orígenes humanos se había centrado en gran medida de Europa y África. En el continente asiático, la falta de fósiles y una mala datación de los ya encontrados obstaculizaban los esfuerzos. Hasta ahora, ningún fósil de menos de 100.000 años de antigüedad había sido encontrado en la parte continental de Asia Oriental que se asemejara a cualquier otra especie que no fuera la nuestra (Homo sapiens). Esto indica que la región había estado vacía de nuestros primos evolutivos cuando los primeros humanos modernos aparecieron. Sin embargo, el nuevo descubrimiento sugiere que esto podría no haber sido así después de todo. En la última década, se han encontrado en Asia el enigmático Homo floresiensis de Indonesia (conocido como el Hobbit), de 17.000 años de edad y pruebas de mestizaje humano moderno con los antiguos hombres de Denisova de Siberia. Ahora, el descubrimiento de esta «gente del ciervo rojo», dice Curnoe, «abre el siguiente capítulo en la historia de la evolución humana - el capítulo de Asia - y es una historia que acaba de empezar a ser contada».  ABC.ES 14.3.2012

14.220-13.980

CONFIRMAN QUE EN CHILE SE UBICÓ EL ASENTAMIENTO MÁS ANTIGUO DE AMÉRICA. EFE. Según un estudio publicado en la revista Science, científicos estadounidenses llegaron a esta conclusión al analizar algas marinas encontradas en el lugar. El asentamiento humano más antiguo del continente americano se encuentra en nuestro país. Así lo lo confirmaron científicos estadounidenses, quienes señalaron que éste se produjo hace 14.000 años en Monte Verde, al sur de Chile. La conclusión del estudio publicado en la revista Science se basó en el análisis de unas algas marinas halladas en el lugar, a 15 kilómetros de la costa chilena y que fue realizado por un equipo de antropólogos, geólogos y botánicos encabezados por Tom Dillehay, profesor de antropología de la Universidad de Vanderbilt (Tennessee). Los restos de estas plantas marinas, tienen entre 14.220 y 13.980 años de antigüedad y confirman que la parte superior del asentamiento, identificado como Monte Verde II, fue creado por seres humanos mil años antes que ningún otro en el continente americano, según el estudio. Monte Verde, a 760 kilómetros al sur de Santiago, fue descubierto en 1976. Las ruinas del lugar revelan que fue ocupado por entre 20 y 30 personas que construyeron chozas junto a un arroyo. Los antropólogos hallaron varios tipos de alimentos, incluyendo restos de una especie extinta de llama y de un animal similar a un elefante, así como semillas, conchas de moluscos y vegetales comestibles.

CONTROVERSIA El anuncio de que el lugar tenía 14.000 años de antigüedad generó una controversia en el mundo científico ya que entraba en conflicto con la tesis de que primero hubo asentamientos humanos en Norteamérica. Esa teoría señalaba que la colonización de lo que hoy es América comenzó hace 13.000 años cuando cazadores que formaban parte de la llamada "Cultura Clovis" entraron desde Siberia a través del estrecho de Bering y Alaska y se propagaron por el continente. Debido a que los objetos encontrados de la cultura Clovis no tenían más de 13.000 años fue difícil pensar que hubiese un asentamiento mucho más antiguo y, sobretodo, tan al sur del continente. Sin embargo, todo se resolvió en 1997 cuando un grupo de arqueólogos confirmó que el cálculo de 14.000 años de antigüedad para Monte Verde había sido exacto. Eso llevó a los científicos a determinar que la colonización había comenzado dos mil años antes y que se llevó a cabo principalmente a lo largo de las costas, donde los primeros seres humanos tuvieron un acceso rápido a alimentos procedentes del mar.

MIGRACIÓN Según Dillehay, los hallazgos en Monte Verde son una prueba más de la migración costera, pero al mismo tiempo plantean la posibilidad de que el proceso haya sido mucho más lento de lo que se creía. Cuando estuvo habitado, hace unos 14.000 años, Monte Verde se encontraba en las riberas de un gran río, a unos 70 kilómetros de la costa y a unos 15 de una bahía. En el lugar los científicos encontraron nueve diferentes especies de plantas marinas y algas que los habitantes de Monte Verde seguramente trajeron desde el mar, según los científicos. Los investigadores también hallaron piedrecillas marinas, restos de plantas acuáticas, así como materiales procedentes de un estuario. "Encontrar (restos de) plantas marinas no fue una sorpresa, pero hallar cinco nuevas especies y con tanta abundancia sí lo fue", manifestó Dillehay.

 "En el lugar hay otros recursos de la costa. Los habitantes de Monte Verde era vagabundos de la playa. El número y la frecuencia de estos objetos muestra un contacto muy frecuente con la costa", agregó. Por otra parte, el hallazgo de restos de animales típicamente terrestres demuestra que el grupo se desplazaba entre zonas ecológicas diferentes. Si los primeros colonizadores del continente tenían un desplazamiento similar entre el interior y la costa, entonces es posible que la migración no fue tan rápida como se creía. Fue más bien "un un proceso mucho más lento y deliberado", indicó Dillehay. EFE  LA TERCERA (Chile) 8.5.08

13.600

 

EL MAPA MÁS ANTIGUO DE EUROPA OCCIDENTAL. Unos cazadores nómadas de hace 13.660 años, que seguramente habitaban en Francia, y cruzaban los Pirineos en busca de pieles, fueron los autores del que ha sido calificado como el primer mapa cartográfico de Europa Occidental. Estos individuos de la cultura Magdaleniense, se alojaban en la cueva de Abauntz, en Navarra, y desde allí, uno de ellos se entretuvo en grabar en una pequeña piedra de margosa (dura por dentro y blanda por fuera) el panorama que tenía a su alrededor, señalando los cerros, los ríos, los pasos o puentes sobre el agua, las zonas inundables y hasta las áreas en las que se encontraban con más frecuencia los animales que iban a buscar. El hallazgo y desciframiento de este tesoro cartográfico, que ha sido publicado en la revista 'Journal of Human Evolution', ha sido fruto del tesón del equipo de la arqueóloga Pilar Utrilla, de la Universidad de Zaragoza. Junto a este mapa también se encontraron otras dos piezas de gran valor: una lámpara lítica de sebo, en la que también están grabadas escenas de caza, y otra piedra que representa la cabeza de un caballo y aún no se ha publicado.

"Seguramente eran nómadas que venían al valle del Ebro de caza y que hacían un croquis de todo lo que podía ser de interés para otras visitas o para quienes llegaran detrás de ellos. Como un mapa del tesoro en el que les dejaban señalados los puntos clave", explica la arqueóloga aragonesa. Como todo mapa del tesoro, descifrarlo ha llevado mucho tiempo. Las piedras, explica Utrilla, aparecieron dentro de la cueva en 1993, durante unas excavaciones en la que llevaba trabajando casi 20 años. Estaban en un nivel que, gracias a una muestra de carbón, se pudo datar en la última etapa del Magdelaniense, unos 3.000 años más recientes que las pinturas de las cuevas de Altamira. Al principio, lo que más llamó la atención fue que las figuras de los animales que aparecían en ambas estaban en perspectiva, con figuras más precisas en un primer plano y más esquemáticas al fondo. El bloque 1 (el mapa) estaba junto a lo que fue un antiguo hogar y no lejos había varios buriles de piedra, con los que había sido grabado, por lo que se dedujo que habían sido hechos 'in situ'. Pero la superficie era un auténtico galimatías, y durante mucho tiempo no se supo interpretar. Incluso se publicó el hallazgo como una pieza artística, muy interesante, pero sin un contenido intrínseco especial. Un día, por casualidad, observando la foto de una parte de la piedra, Utrilla se dio cuenta de cómo se parecía una de las figuras al perfil del Monte San Gregorio, que justamente está enfrente de la cueva. Volvieron al lugar y vieron la luz: allí estaban grabados el río y sus afluentes, el prado inundable, los ciervos, que estaban en zonas llanas, como corresponde, las cabras en las montañas y los caminos, señalados con puntos suspensivos.

Puntos geográficos importantes. Junto a las cabezas de las ciervas se ven unos semicírculos que bien podrían ser señales de la berrea de los machos que oyen las hembras, o indicar que olfatean el peligro. Comprobaron que señales similares se repiten en otras piezas encontradas en el Cántábrico. Unos puntos circulares más profundos marcaban los lugares del agua, o donde recoger piedras de sílex. Incluso hay el esquema de una figura humana, que fue la última en dibujarse. De hecho, parte del trabajo ha consistido en determinar las superposiciones de diferentes capas de figuras, para averiguar cómo fue el proceso de elaboración. "En Europa Oriental existen piezas de hueso que parece que reproducen el paisaje, como es el caso de la encontrada en Moravia [Chequia] en la que se ve un río y sus meandros, pero en Europa Occidental sólo hay algunos casos que podrían ser paisajes, pero están en discusión, como es el bastón de mando encontrado en la cueva de El Pendo, de Cantabria", explica Utrilla. "Sin duda, este es el ejemplo más claro del intento de hacer un mapa para que sirva de guía a otros cazadores que, como ellos, iban en busca de pieles hasta esta zona", concluye la investigadora, cuyo equipo ha revelado las capacidades cartógráficas de nuestros antepasados. Rosa M. Tristán. El Mundo.es (ver imágenes) 11.8.2009.

13.000

Cultivo de plantas en Tailandia cerca de Burma y alfarería del  9.000

13.000-12.000 Los primeros perros de Oriente Próximo aparecieron entre hace 12.000 y 13.000 años. LA TERCERA (Chile) 18.3.2010

13.000

GRANOS DE ARROZ CULTIVADO MÁS ANTIGUOS DEL MUNDO. Los arqueólogos Lee Yung-jo y Woo Jong-yoon hicieron el hallazgo mientras realizaban excavaciones en la villa de Sorori, provincia de Chungbuk en la región central del país (Corea del Sur).  Se trata de una de las zonas arqueológicas más importantes para entender el desarrollo del hombre de la Edad de Piedra en Asia.  Las pruebas de fechado radioactivo a las fueron sometidos los 59 granos carbonizados que se encontraron, indicaron que su antigüedad sería de unos 15.000 años.  Esto representa un desafío a las teorías que sostenían el origen de su cultivo en China, hace unos 12.000 años.

12.500

LA CARNE DE BALLENA EMPEZÓ A COMERSE EN EUROPA AL MENOS HACE 14.500 AÑOS Investigadores lo descubrieron al datar restos de los crustáceos que parasitan a los mamíferos marinos en los restos de una hoguera en una cueva del sur de España.

VALENCIA.- Los humanos comenzaron a comer carne de ballena en Europa hace 14.000 años, según han constatado investigadores de la Universidad española de Valencia, tras hallar restos de los crustáceos que parasitan a los mamíferos marinos en los restos de una hoguera en una cueva del sur de España. Los investigadores han datado entre hace 14.500 y 13.500 años los restos de bálanos, los crustáceos que viven sobre la piel de las ballenas, según informó la universidad en un comunicado.   Los científicos, coordinados por el profesor Joan Emili Aura Tortosa, han analizado los artefactos de piedra, cuerno y hueso encontrados en la hoguera, así como los restos de carbón.  El estudio fue llevado a cabo por un grupo de investigación dedicado a la arqueología de los cazadores-recolectores prehistóricos del ámbito mediterráneo durante los últimos 18 meses y ha sido aceptado para su publicación en la revista científica "Quaternary International”. 

Un amplio equipo interdisciplinar estudia desde hace años los materiales obtenidos en las excavaciones arqueológicas sistemáticas llevadas a cabo entre 1979 y 1986 en la sala de la Mina de la Cueva de Nerja (Málaga, sur).  Los restos de bálanos de ballena (del tipo Tubicinella major y Cetopirus complanatus) fueron encontrados en un yacimiento prehistórico que data de finales del Último Máximo Glacial (hace entre 14.500 y 13.500 años). Es la primera vez que estas dos especies de bálanos se encuentran juntos.  Las dos especies identificadas se han asociado a una especie de ballena franca del hemisferio sur (Eubalaena australis), aunque también existen citas de su asociación a la ballena franca distribuida actualmente por el Atlántico norte (Eubalaena glacialis).  Estos datos confirman un importante descenso de la temperatura de las aguas marinas y que los cetáceos debieron quedar varados en las playas bajas y allí mismo se obtuvieron los pedazos de carne que fueron llevados a la cueva para su consumo o para aprovechar su grasa y piel. LA SEGUNDA (Chile) 29.1.2013

12.500

 

DOCUMENTAN LA COEXISTENCIA DE HUMANOS Y ESPECIES EXTINGUIDAS HACE 12.500 AÑOS en la patagonia argentina. SANTANDER.- Un equipo del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIPC) ha documentado, por primera vez, la coexistencia, hace unos 12.500 años, de grupos humanos y de especies animales extinguidas en el noroeste de la Patagonia Argentina. En esta campaña, la primera de un proyecto que continuará en la primavera austral, han participado siete investigadores del instituto cántabro y un grupo de 10 geólogos y arqueólogos de diversas instituciones argentinas.   El trabajo de campo se ha desarrollado dentro de los límites del parque nacional más antiguo de Argentina, el extenso Nahuel Huapi, y concretamente en los sitios de El Trébol (Río Negro) y Arroyo Corral (Neuquén). En El Trébol se han hallado objetos manufacturados por el hombre y restos de huesos dérmicos de mylodonte, una especie de perezoso gigante de tres metros de longitud, explicó el director del proyecto, Pablo Arias, catedrático de Prehistoria de la Universidad de Cantabria.  Resultados similares se han obtenido en Arroyo Corral, donde han sido encontrados también objetos y restos de caballos americanos y variedades de ciervo hoy extintos.  Arias dijo que, aunque se conocen las líneas generales del poblamiento en esta zona de la Argentina tan extensa como poco explorada desde el punto de vista arqueológico, no se contaba hasta el momento con mucha información y ésta es la primera vez que se documenta científicamente la coexistencia de grupos humanos y animales ya desaparecidos.  Según apuntó la investigadora Adriana Chauvin, en Brasil se hizo una datación de restos humanos que supuestamente tenían una antigüedad de 40.000 años, pero no ha sido aceptada por los científicos, que siguen considerando como los primeros de América del Sur los aparecidos en el yacimiento de Monte Verde, en Chile, de hace 13.000 años.  elmundo.es 18/01/2007

12.500

¿QUE ES MONTEVERDE?  Monte Verde es un yacimiento arqueológico ubicado junto al estero Chinchihuapi, a 35 kilómetros al suroeste de Puerto Montt. En él se encontraron los restos de un antiguo campamento de más de 12 mil 500 años de antigüedad, todos muy bien preservados gracias a una capa de turba que cubría el sitio, aislando el material del oxígeno y, por lo tanto, de la destrucción.

En Monte Verde se han recuperado unas 700 piezas. Entre ellas, estacas de madera que se usaron en algunas de las 12 tiendas armadas en el lugar, y troncos con pieles amarradas, probablemente para cubrir y aislar los refugios. Se encontraron algunas estacas atadas con cuerdas hechas de pastos de la zona, un signo revelador de que el ingenio humano estuvo presente. Los investigadores hallaron puntas de proyectiles, fabricadas con piedras cuidadosamente talladas en ambos lados. Las personas de Monte Verde también fabricaron palos para cavar, morteros y herramientas de hueso. Se extrajeron semillas y nueces de la tierra. Un trozo de carne había logrado mantenerse intacto, como un resabio de la última caza de los habitantes. Un análisis del ADN indicó que correspondía a carne de mastodonte. Se encontraron varios coprolitos (materia fecal fosilizada) humanos.  Al usar los diversos objetos encontrados para recrear la vida que existió en Monte Verde, se concluye que un grupo de 20 a 30 personas ocupó la zona por cerca de un año. Vivieron en refugios cubiertos fabricados con madera y pieles. Recolectaron bayas en primavera, castañas en otoño y también comieron papas, callampas y pastos de las vegas circundantes. Cazaron pequeños venados y ancestros de la llama y a veces viajaban 30 millas hasta el Océano Pacífico, a buscar mariscos. Fueron cazadores y recolectores que vivieron muy lejos del hogar de sus presuntos ancestros, en el noreste de Asia.   http://fai.unne.edu.ar/biologia/notas/mt_verde.html

12.000

Ultima ocupación humana de la cueva de Omoño en el Cantábrico, Santander. Utensilios e  huesos asta y sílex, huesos humanos y valvas de animales marinos.  MUY INTERESANTE Agosto 96.

Finaliza la era glacial y comienza a templarse el clima, cambian los patrones sociales y de subsistencia.

12.000

ASENTAMIENTOS PERUANOS APOYAN LA EXISTENCIA DE UNA ANTIGUA CULTURA MARÍTIMA EN AMÉRICA.  Dos asentamientos descubiertos en el actual departamento de Arequipa, en la costa sur de Perú, han supuesto el hallazgo de los restos más antiguos de sociedades marítimas en el Nuevo Mundo, según explican dos estudios publicados el 18 de septiembre en la revista Science. Septiembre 98.      Los autores de los estudios afirman que estos asentamientos, datados con la técnica del radiocarbono en hace más de 12.000 años, aportan pruebas concluyentes que demuestran que entre los primitivos pobladores de América había, además de cazadores, grupos que basaban su supervivencia en los recursos marinos. Este descubrimiento corrobora las recientes conclusiones sobre los asentamientos primitivos de la cuenca del Amazonas y de Monte Verde (Chile), en los que no se han encontrado vestigios de que sus habitantes se alimentaran de animales de gran tamaño.     David E. Keefer, del Observatorio Geológico de Estados Unidos (USGS), director del equipo que exploró el asentamiento conocido como Quebrada Tacahuay, a menos de 1 km del mar, ha afirmado que los hallazgos refuerzan la teoría de que los antiguos americanos emigraron tanto hacia la costa como hacia el interior.  La teoría más extendida asegura que hace unos 13.000 años hubo un movimiento migratorio hacia el Nuevo Mundo en busca de caza mayor. Tras cruzar el estrecho de Bering a través de su banco de arena —una larga planicie que unió Siberia y Alaska durante la última era glaciar—, los primitivos seres humanos se dirigieron a pie hacia el interior del continente y, con el tiempo, llegaron hasta la punta de Sudamérica. Los cazadores, que perseguían animales como el mamut lanudo, sólo adoptaron otras formas de subsistencia cuando desapareció la caza mayor.  Una teoría alternativa defiende que al tiempo que unos emigraban hacia el interior, otros se desplazaban hacia el sur bordeando la costa. Su subsistencia se basaba en el pescado y otros productos del mar, y es muy posible que emplearan pequeñas balsas cubiertas de pieles. Sin embargo, encontrar pruebas que sustenten esta teoría no es una tarea fácil. Tras el fin de la última era glaciar, el nivel del mar se elevó cubriendo de agua las costas primitivas y los restos de posibles asentamientos humanos. Pero en Perú, cuya costa se encuentra a bastante nivel sobre el mar, esto ha sucedido en menor medida y los arqueólogos confían en que se hayan conservado numerosos asentamientos.  En un principio, el equipo de Keefer buscaba señales de una antigua inundación provocada por El Niño, un fenómeno atmosférico oceánico que se produce con periodicidad. Trataban de encontrar pruebas del impacto de El Niño en las culturas primitivas. Entre los sedimentos de la inundación se hallaron herramientas de cortar, un horno, grandes cantidades de huesos de aves marinas y raspas de sardinas, que han llevado al equipo científico a especular con la idea de que los pobladores de Quebrada Tacahuay habrían necesitado un tipo especial de redes para capturar peces de ese tamaño en cantidades significativas. El descubrimiento de un asentamiento marítimo de tanta magnitud, aseguró Keefer, ofrece una “evidencia definitiva” de la teoría de la migración costera.  Por otro lado, Daniel H. Sandweiss, antropólogo de la Universidad de Maine (Orono, Estados Unidos), dirigió la investigación asentamiento de Quebrada Jaguay, situado a escasos kilómetros de la costa, donde se desenterraron restos de pescado, marisco y otras clases de alimentos marinos. Según sus explicaciones, no hay duda de que los miembros del asentamiento dependían del mar para obtener sus alimentos; sin embargo, parece tratarse de un asentamiento estacional, y es posible que muchos de sus pobladores pasaran largos periodos de tiempo en el interior, quizá dedicándose a la caza mayor.  Sandweiss sostiene en su estudio que los materiales hallados en el lugar concuerdan con la idea de la migración costera, pero no aportan pruebas directas a favor de esta teoría que no podrá ser demostrada, en su opinión, hasta que no se encuentren y estudien más asentamientos marítimos a lo largo de la costa de todo el continente americano. ENCARTA 

12.000

APARECE EL NEOLÍTICO COMO LA PRIMERA REVOLUCIÓN DE LA HUMANIDAD.  dando paso desde las sociedades nómadas-recolectoras-cazadoras a un tipo de sociedad sedentaria -agricultora-urbana. Allí comienza la historia humana.  todavía no existía la alfarería y los poblados eran muy  rudimentarios. (MUY INTERESANTE Nº 27, Octubre 1989 - en The First Cities).

11.000

LOS PRIMEROS AMERICANOS NO ESTABAN SOLOS. Una investigación aporta nuevas pruebas de que un grupo humano desconocido ya habitaba EE.UU. antes de los Clovis. ¿Quiénes fueron los primeros humanos que llegaron a Norteamérica? Los clovis han sido considerados durante mucho tiempo los habitantes más antiguos del continente, donde se establecieron hace unos 13.000 años, pero esta hipótesis ha sido cuestionada en numerosas ocasiones. Distintas investigaciones han aportado pruebas de que otro grupo humano desconocido, completamente distinto, ya había migrado allí antes, pero no han sido suficientes para cerrar el debate. Ahora, un trabajo publicado en la revista Scienceviene a reforzar esta teoría alternativa. Los científicos han encontrado en las cuevas Paisley, en Oregón, unos fósiles, excrementos humanos secos, y unas puntas líticas pertenecientes a lo que parece ser una población independiente con su propia tecnología, contemporánea o incluso más antigua que los famosos clovis.  Los investigadores, dirigidos por el arqueólogo Dennis Jenkins, de la Universidad de Oregón, encontraron en los sedimentos de las cuevas Paisley unos excrementos humanos fosilizados llamados coprolitos y unos artefactos, unas puntas líticas, conocidas como Western Stemmed, distintas de las puntas aflautadas, más anchas, de la cultura Clovis. Muchos investigadores sostienen que esa tecnología no es más que una evolución directa de la de los clovis, pero la datación con radiocarbono de los artefactos de Paisley sugiere que esto no es posible. Los restos y las puntas ahora encontrados datan de hace aproximadamente 14.000 años, lo que significa que sus creadores precedieron o convivieron con ellos. Los científicos creen que los clovis se desarrollaron en las planicies y el sureste de EE.UU., mientras que la otra misteriosa población ocupó el lejano oeste.   Los investigadores utilizaron datación con radiocarbono para estimar las edades de 121 muestras distintas de plantas, estiércol y colágeno óseo halladas en las cuevas. Los análisis revelaron ADN humano que pertenece al haplogrupo A -un genoma antiguo que llegó a Américaproveniente de Asia- y que también data de tiempos anteriores. Ninguna evidencia de tecnología clovis apareció en las cuevas. ABC.es - 12.7.2012

12.000  --  8.000

Hojas-cuchillo de piedra tallada en Venezuela y Chile.  Menos evidente en Perú (Nigel Davies 1979)

10.000 AC.

La última glaciación finalizó entre los 12.000 y los 10.000 años AC.

También es el fin del Paleolítico