LAS "DISTINCIONES" CULTURALES*,

en el "dominio" de la Antropología.

 
 

 

 

 

Cómo surgió la cultura

Etimología del concepto de Cultura

Acepciones y Concepciones de la palabra Cultura

Cultura y contexto cultural

El problema de definir la cultura

Contenidos o Elementos Universales de la Cultura

Niveles de Identidad cultural

El (obsoleto) concepto de Subcultura

Cultura y Personalidad

Antropología Psicológica I  Cultura y Personalidad revisada en los 60s, Traducción

Antropología Psicológica II Cultura y Personalidad revisada en los 80s, Traducción  

La Antropología del Conflicto en Otras Culturas

Comunicación Intercultural: Precisiones en Torno al Concepto de Cultura (1ª Parte)

Comunicación Intercultural: El Concepto de Interculturalidad (2ª Parte)

Comunicación Intercultural: La Interculturalidad como comprensión (3ª Parte)

Bibliografía

 

Ayudados por las definiciones precedentes podemos ya identificar algunos aspectos más definitorios de lo que contiene toda cultura y que es lo que deberíamos tratar de identificar cada vez que sea necesario describir en profundidad la cultura de un grupo humano.  Como estos conceptos o contenidos culturales son los mismos que usaríamos y encontraríamos en cualquier parte del mundo donde intentáramos identificarlos, se les llama  “elementos universales de la cultura” y obviamente se supone que Ud. los usaría lo mismo si esta estudiando a una comunidad campesina chilena, una comunidad tribal africana o una comunidad campesina en China.

Existe una variedad bastante grande de conceptos que pueden o han sido llamados elementos de la cultura: Goodenough[1]  dice que la cultura esta compuesta de los siguientes elementos: formas, proposiciones, creencias, valores, reglas y valores públicos, recetas, rutinas y costumbres, sistemas de costumbres, significados y funciones.  Para la antropóloga británica Mary Douglas "toda cultura consiste de estructuras relacionales que comprenden: las formas sociales, los valores, la cosmología, la totalidad del conocimiento, a través del cual se mediatiza toda la experiencia"[2].        Para Paul Horton y Chester Hunt, la cultura es un sistema de normas, costumbres, tradiciones, instituciones, leyes y valores.    Por su parte, Juan Maestre Alonso dice que la cultura esta compuesta de elementos o rasgos  que se dividen en instituciones, ideas, materiales y  técnicas y es justamente en este autor que se inspira Cesar Tejedor en su conocido libro de introducción a la Filosofía.[3] Light, Keller y Colhoum[4] denominan “elementos de la Cultura” a: valores, normas, tradiciones, costumbres y leyes, símbolos, lengua y conocimientos. Finalmente Jorge Gilbert Cevallos, en una reciente Introducción a la Sociología,  llama “Componentes de la Cultura” a los siguientes elementos: símbolos, lenguaje, valores, normas, control social y culturas materiales.[5]  

En un  reciente libro de Guy Bajoit, TODO CAMBIA, encontramos también esta idea pero con el nombre de "identidades territoriales", refiriéndose a las identidades que se dan en Europa:

"Estimamos conveniente distinguir varios niveles, varios "escalones de profundidad" articulados en la reserva de sentido: el más profundo sería el de los mitos antiguos, luego vendría el de los modelos culturales, a continuación el de las ideologías y de la utopías y finalmente el de las prescripciones comportamentales (valores, normas, intereses y afectos)"

Para el estudiante de educación y ciencias sociales que se está iniciando en el estudio de la cultura, le recomendamos reducir esta larga lista de proposiciones a por lo menos seis elementos claves en la vida social:

CULTURA MATERIAL,

COSTUMBRES,

NORMAS,

LENGUAJE VERBAL,

SISTEMAS SIMBÓLICOS Y

VALORES

Pero sin dejar de tener presente que los elementos de la cultura pueden ser muchos más --dejando pendientes por el momento a dos elementos de la cultura bastante recurrentes como son las tradiciones y los mitos, los que están incluidos en las Costumbres y los Sistemas Simbólicos-- dependiendo solo de las necesidades de análisis de la persona que estudia un grupo cultural dado.  Al mismo tiempo, debe quedar en claro que, en términos prácticos, estos seis elementos le permiten enfrentar con éxito la búsqueda de aquellos aspectos que dan el sentido cultural de las cosas y eventos de la vida cotidiana de sus alumnos y de su vida personal.  Teniendo presente que los sentidos se construyen a partir de conjuntos de significados y éstos –los significados—se buscan en los elementos universales de la cultura.

La cultura del Rodeo Chileno como ejemplo

Por ejemplo: si nos preguntamos ¿Qué sentido  tiene la Cultura del Rodeo chileno?  (En cada país, los lectores de este texto encontrarán otros ejemplos en abundancia) Lo que aquí se sugiere es que el investigador o estudioso de un fenómeno cultural busque los significados que tienen los seis elementos culturales propuestos para todas las personas corrientemente involucradas en el Rodeo a la chilena: el significado que tienen los aspectos materiales del rodeo: medialuna, aperos, vestimentas y otros, para los artesanos que los producen, los huasos que los lucen y las familias y aficionados que los aprecian; las normas que tiene esa práctica deportiva (¿sabe Ud. que una vez anunciado el puntaje por el juez de la corrida, los jinetes sancionados con los puntos más o menos no pueden ni siquiera mirar enojados hacia el juez, porque los castigarían?). 

Hay costumbres corrientemente asociadas a la práctica del rodeo en las que participan hombres y mujeres; el lenguaje verbal asociado a toda la práctica, tanto en lo que se refiere al movimiento de animales, nombres de todas las cosas y actividades, de las corridas, y de toda otra actividad relacionada con el rodeo, y tomando en cuenta sus giros lingüísticos y tonalidades; el sistema de símbolos que todos identifican e interpretan, como las escarapelas en el cuello de los caballos, por ejemplo; finalmente el sistema de valores asociado y presente para todos los que participan en esa práctica que vale para hombres y mujeres.  El profesor que haya hecho ese trabajo, sin apuro, con notas en un cuaderno y con trabajos dados a sus alumnos, al cabo de un tiempo tendrá seguramente un completo cuadro personal (¿y por que no un “informe”?) de la interrelación social y cultural del Rodeo a la chilena,  es decir, del sentido que tiene el Rodeo para el conjunto de personas que participan en esa práctica de nuestra cultura, pudiendo usarlo de distintas formas en la organización y planificación de sus clases.  Cuánto puede aprovechar esa información sólo dependerá de su habilidad para hacer de su práctica pedagógica un arte didáctico. (Originalmente este párrafo estaba dedicado a los profesores y maestros básicos/primarios de Chile. Me parece conveniente dejarlo en su sitio).

Elementos Universales de la Cultura

Nivel más objetivo

·       Cultura material

 

·       Cultura normativa

 

·       Costumbres

 

·       Lenguaje verbal

 

·       Sistemas simbólicos

Nivel más subjetivo

·       Sistemas de valores.

 

I.    La Cultura Material

Tal como se indicó anteriormente, algunos antropólogos han postulado que el aspecto material de la cultura no existe, sino que todo debe ser sumado al simbolismo, ya que todo aspecto material en el fondo solo muestra o expresa el aspecto cultura simbólico que lo crea[6].  Sin embargo, cualquiera que visite un museo[7] se dará cuenta que lo material tiene importancia.  Del mismo modo podemos verlo en las grandes construcciones arquitectónicas del pasado y del presente. No podría decirse que, por ejemplo, la arquitectura de Brasilia no expresa una cultura particular, o las pirámides Mayas, porque si nos impresionan tanto es justamente porque expresan las características más relevantes de la cultura que las creó..  El producto material de la cultura mapuche refleja su cultura, lo mismo que la cultura de los vendedores de la feria o la cultura de los profesores.  A pesar de incluir y expresar profundos sentidos simbólicos, están realizados como elementos materiales de la vida.  De manera que la cultura material esta constituido por todos aquellos bienes materiales que son creados, producidos o anhelados porque tienen significados particulares (y a partir de ello su valor) para un grupo humano determinado.  

Como dice Geertz, "Chartres está hecha de piedra y vidrio, pero no solamente piedra y vidrio; es una catedral y no sólo una catedral particular construida en un tiempo paticular por ciertos miembros de una particular sociedad.  Para comprender lo que Chartres significa, para percibir lo que ella es, se impone conocer bastante más que la propiedades genéricas de la piedra y el vidrio y bastante más de lo que es común a todas las catedrales.  Es necesario comprender también  --y, a mi juicio, es es lo más importante--  los conceptos específicos sobre las relaciones entre Dios, el hombre y la arquitectura que rigieron la creación de esa catedral.  Y con los hombres ocurre lo mismo: desde el primero al último también ellos son artefactos culturales."[7b]

Por lo tanto el estudiante de la cultura debe observar atentamente los aspectos materiales de la cultura y los lenguajes no verbales que a través de ellos se expresan, porque la cultura material esta ligada a los significados que la gente le da a lo material, es decir, a su aspecto simbólico.  Esto se ve, por ejemplo, en quienes adquieren ciertos bienes, como autos lujosos, casas muy grandes, joyas, ropa de marca, etc, más que nada porque éstos simbolizan estatus, es decir, porque son bienes materiales y a la vez símbolos de estatus social.

Sin embargo es necesario hacer una advertencia: los elementos materiales de la cultura deben ser vistos en su contexto, junto a los demás elementos ya descritos, de lo contrario es fácil cometer juicios erróneos, como el error del vendedor que se deja llevar por la ropa y los símbolos de estatus del cliente, para después descubrir que fue timado por un estafador profesional.   En la profesión pedagógica, la cultura material parece no jugar gran parte del conjunto cultural, pero no deja de llamar la atención el cuidado que ponen los profesores de Chile en la vestimenta y los signos materiales de estatus, al mismo tiempo que se escucha con demasiado frecuencia que las deficiencias observadas en la calidad de la educación serían culpa de la pobreza de medios materiales, lo que viene a indicar la importancia que tiene en la práctica pedagógica los elementos de la cultura material.  

Muchas veces, diversos profesionales deben trabajar dándole cierta importancia a elementos materiales de las necesidades de la gente, o bien, --algo muy corriente-- desconcoen por completo la importancia simbólica de lo matetial para la gente con quienes trabajan.  Proyectos en que se sugiere compartir herramientas pueden estar errados en un ambiente obrero en que las herramientas no se comparten. Al revés, proyectos en que se entregan cosas o bienes para el desarrollo familiar, se pierden por desconocer que las familias entienden que esos bienes debe ser compartidos con los demás.  Recuerdo de un proyecto en que se entregaban gallinas a familias de la etnia mapuche (Chile) para que tubieran huevos y pollos para vender --y ocasionalmente comerse las gallinas más viejas e improductivas-- pero que desconocían que en esa cultura es una muestra de buena educación y respeto familiar obsequiar con una "cazuela" (hervido de gallina con muchas verduras locales) a las visitas.  Naturalmente que la mayoría de las gallinas terminaro rápidamente en el plato, por desconocimiento del significado de este bien material para esa gente.  Y así, la gente de cada localidad, cada región, cada país tiene sus propios significados para las cosas y bienes (materiales) de su ambiente y esa es su cultura material.  

 

II. Las Normas

Normas o reglas de comportamiento están asociadas a la idea de molde (pauta o patrón).  Sin embargo un molde es algo rígido que produce cosas idénticas, y lo seres humanos no somos idénticos, aun siendo hermanos de una misma madre.  Por lo que desde un comienzo es mejor tomar las normas o reglas de comportamiento como las reglas (o normas) del juego, que nos dicen lo que no debe hacerse, sin inmiscuirse mucho en las infinitas posibilidades de combinación del juego propiamente tal (al que además hay que responder de acuerdo a cómo se van dando las jugadas, lo que nos dice que hay reglas mas o menos permanentes para un juego que es en esencia pragmático).

Una norma es un estándar de comportamiento compartido, de un grupo social, al que se espera que sus miembros adapten su quehacer por el significado que tienen para ordenar sus vidas cotidianas. También se dice que una norma es "el comportamiento, actitud u opinión promedio o modal encontrado en un grupo social".[8]  Las normas son formas de conducta social arraigados en hábitos, costumbres y tradiciones sociales, y a veces recogidas en leyes escritas.  Son, por ejemplo, las normas de cortesía, como ceder el asiento a las personas mayores; las normas de reciprocidad, como hacer un regalo del mismo valor que el regalo recibido; o normas como cumplir la palabra o actuar de buena fe.  Las normas varían entre culturas. La mayoría de las normas se cumplen de forma casi irreflexiva, inconscientemente; no se cuestionan porque no se conoce de modo explícito, son como una segunda naturaleza.  La transgresión de las normas, sin embargo, se hace evidente de forma inmediata[9].

Las normas se ponen siempre en el plano de lo que debería hacerse[10].  Son la base de la ética y la moral de un grupo humano, y como ya se adelantó, estas reglas o normas pueden reconocerse porque, si los individuos no las respetan, el grupo aplicará sanciones sociales negativas[11] al que las rompe o no las respeta. Por ejemplo, los 10 Mandamientos son Normas Sociales religiosas.  El reglamento de la Universidad es un conjunto de normas o reglas sociales y quebrantarlas da origen a sanciones; las leyes también son normas sociales.  Sin embargo es necesario tener muy en cuenta que la vida social, la vida cotidiana de cualquier grupo humano, esta llena de normas y reglas de comportamiento acerca de "cómo deben ser la cosas", "de cómo comportarse correctamente", etc., pero que no están escritas si bien son reconocidas por quienes las viven y actúan cotidianamente.  Como en general las normas no escritas son sancionadas con y por la chismografía (lo que conocemos como "pelambre"), es fácil darse cuenta que no conocemos a un grupo social o no formamos parte de él, hasta que no conocemos la chismografía o pelambre de la gente de ese grupo.  También podríamos decir, "Si no hay normas (de comportamiento establecidas) no hay grupo".

Normas y Valores. Naturalmente, las normas no hacen otra cosa que expresar los valores de un grupo humano, respecto del comportamiento esperado. Esta dualidad es la que esta expresada en el refrán “Dime con quién andas y te diré quién eres[12]

III.   Las Costumbres.

Durante casi todo el siglo XX el concepto de costumbres ha sido casi sinónimo con el de "normas de vida" --en el sentido expresado en el acápite anterior-- y se usa preferentemente para designar las normas de vida de las culturas tradicionales[13], no desarrolladas (en el sentido occidental moderno).  También lo encontramos en los conceptos de folkways (formas folklóricas) y mores (del latín: plural de mos: costumbre)[14], los que se refieren a las costumbres tradicionales en las sociedades desarrolladas como la alemana, inglesa o norteamericana, por lo que no es conveniente usarlo en nuestro contexto cultural.

Definimos a las costumbres como pautas de comportamientos socialmente adquiridas, altamente significativas para quienes las comparten o conocen, apoyadas por la tradición y generalmente exhibidas por miembros de un grupo social, que se caracterizan por ser actos voluntarios que no son sancionadas negativamente, cuando no son respetados. Es decir, las costumbres son formas de comportarse aprendidas socialmente desde la infancia, y que son dichos, actuados o mostrados públicamente en la vida cotidiana de la gente, como las comidas que "acostumbramos" ingerir, en ocasiones normales y especiales; formas de comportarse: "acostumbramos" saludar a amigos y conocidos, andar sin zapatos en la playa; "acostumbramos" ponernos adornos en el cuerpo: anillos, aros, insignias, etc.  Las costumbres provienen de prácticas tradicionales, originarias en el pasado y por lo tanto muy cercanas al folclor, sin embargo nuevos desarrollos y descubrimientos de artefactos pueden convertirse en usos y costumbres que pueden convertirse más tarde en normas de vida.

Para dejar definitivamente claro su significado y separarlo de las "normas", puede decirse que las costumbres --con el sentido que le daremos aquí-- son aquellas formas de comportamiento que no son reforzadas por el Control Social, en cambio, las normas si son sancionadas negativamente si no son respetadas.  Por ejemplo, nadie nos criticará si no comemos ciertas comidas tradicionales de navidad, si bien puede que sea una "costumbre  y tradición nacional" para esa coasión.  Si el alumno se fija bien alrededor de su vida, el comportamiento de su grupo social esta lleno de costumbres, aprendidas por socialización y apoyadas por la tradición y el uso repetido.

Una de las áreas de vida en que las diferencias entre las costumbres aparecen con más claridad es en la ya citada de los hábitos alimentarios: las comidas.  Según Marvin Harris, “Todas las personas conocen ejemplos de hábitos alimentarios aparentemente irracionales.  A los chinos les gusta la carne de perro, pero desdeñan la leche de vaca; a nosotros nos gusta la leche de vaca, pero nos negamos a comer la carne de perro; algunas tribus del Brasil se deleitan con las hormigas pero menosprecian la carne de venado.  Así sucesivamente en todo el mundo.”[15]   

 

IV.  Lenguajes.

No existiría la cultura si no existiera el lenguaje.  El verbal en primer lugar, pero también hay que considerar que existen muchos otros sistemas de lenguaje, si bien al hablar de sistemas de lenguajes no hablados (o escritos) como el de la arquitectura, vestimentas, iconicos, o de gestos, volvemos directamente al tema de los lenguajes de símbolos tratado.  De manera que aquí interesa desarrollar la importancia del lenguaje verbal en la existencia de las culturas.

Desde los inicios de la antropología, el lenguaje ha sido uno de los aspectos importantes a conocer en el estudio de una cultura particular o de la cultura en general, por ello es que justamente la lingüística ha sido una de las disciplinas hermanas importantes, desarrollándose tempranamente la Antropología Lingüística.

De manera que los profesionales que trabajan con personas --antes que con, digamos, máquinas o elementos materiales, donde las personas son secundarias-- deben poner mucha atención al lenguaje o los lenguajes del medioambiente social con el que se trabaja e interactúa.

Algunas décadas atrás, un célebre ensayista decía que:

“...algunos métodos de comunicación son mejores que otros, dependiendo del grado en el que el medio empleado reproduce la total variedad de sensaciones de la experiencia original... y que la palabra hablada responde a esos requerimientos mejor que ningún otro medio, porque, aunque el habla esta diseñado para ser oído, es usualmente empleada en situaciones que llaman al uso de otros sentidos también, como expresiones faciales, gestos, etc. Por otro lado el canal del oído mismo es intrínsecamente más rico que el de la vista por ejemplo, como resultado, aun si no hubieran otros indicios coincidentes que el uso de la palabra, el escuchante aun estaría recibiendo  un mensaje más rico y completo que si viniera a través del ojo solamente, por lo tanto, dice nuestro autor la palabra hablada ejerce un poder irresistible sobre la imaginación del que escucha y las palabra han adquirido el estatus de pequeñas deidades en el sentido de que son adoradas o sacralizadas inconscientemente[16].

Cada grupo social posee su propio lenguaje distintivo, desde los sectores socioeconómicos más bajos hasta los más altos en la escala social: las bajos fondos tiene el "coa", las poblaciones sus giros y términos propios; los estudiantes universitarios y demás jóvenes el "lenguaje juvenil"; hay un lenguaje periodístico (un castellano medio) del mismo modo que en Inglaterra existe el "BBC English", es decir, un lenguaje inglés medio al estilo de los locutores de la Radio BBC inglesa.  El problema, es que a menudo la gente no se entiende entre sí por esas diferencias de lenguaje, aunque crean que hablan el mismo idioma. Esto es particularmente importante para los profesionales que tendrán que trabajar con gentes de distintos grupos humanos: es muy corriente que la gente de los sectores socioeconómicos bajos no entiendan las instrucciones o recomendaciones que les imparten los profesionales porque estos últimos manejan un lenguaje demasiado elevado para la gente humilde. De allí viene aquel chiste acerca de la gente que habla "palabras de día domingo", y en las poblaciones pobres, expresiones comunes como “objetivo, metas, plan de trabajo, entre muchas otras, resultan incomprensibles para los receptores, dando por tierra con las buenas intenciones de los profesionales, que no son comprendidos.

En el nivel latinoamericano, por ejemplo, si bien es cierto que en general hablamos "castellano", es tal la diferencia entre país y país, que en realidad hablamos dialectos.  En Chile hablamos el dialecto chileno del castellano, del mismo modo que en Argentina se habla un dialecto argentino del idioma, como lo muestra el siguiente texto (argentino) que llama a participar en un concurso de una marca de cigarrillos[17]:

Tenés dos formas de participar.  Si encontrás dentro del atado un cupón, te podés ganar un Mustang.  Cada atado tiene una figura distinta, juntás las cuatro. Marcá una y podés ganar una de las tántas motos de premio,

y así con los demás países de habla hispana.

Últimamente el lenguaje ha cobrado gran importancia como un elemento central de la ciencias sociales, especialmente a partir de la Filosofía del Lenguaje que se inicia con Wittgenstein y continúa con la teoría de los actos de habla de J. L. Austin,  desarrollada más tarde por John R. Searle.  Rafael Echevarría, en un libro recientemente publicado[18] comienza diciendo que "...es a través del lenguaje que conferimos sentido a nuestra existencia... Toda forma de conferir sentido, toda forma de comprensión o de entendimiento pertenece al dominio del lenguaje.  No hay un lugar fuera del lenguaje, desde el cual podamos observar nuestra existencia...  El lenguaje hace que las cosas sucedan...crea realidades.  El lenguaje, postulamos, genera el ser"  Más adelante, Echevarría continúa diciendo que, "...el lenguaje es acción... a través del lenguaje... alteramos el curso espontáneo de los acontecimientos: hacemos que cosas ocurran.  El lenguaje es activo. Por medio de él participamos en el proceso continuo del devenir", agregando otro postulado:"...los seres humanos se crean a sí mismos en y a través del lenguaje".   

     Téngase presente:  Mucho o todo lo dicho en esta sección corresponde a lo que usualmente estudiamos en sociolingüística, de manera que podemos decir que la sociolingüística refleja un elemento (entro otros) de la cultura del grupo humano en cuestión.

V.  Simbolismos o Sistemas simbólicos.

    La articulación de los sistemas simbólicos no puede concebirse más que en relación con las prácticas que los ponen en funcionamiento y que requieren, en  efecto, incluso para las más anodinas de ellas, de todos los registros de la vida social.” Marc Augé, 1987, SÍMBOLO, FUNCIÓN E HISTORIA, Grijalbo. Pág. 108.

  Los símbolos forman parte de todo material de estudio sobre la cultura.  La vida esta llena de símbolos y de simbolismos y no es para menos puesto que el ser humano es el único animal capaz de crear símbolos  y de interpretarlos lo que ha llevado a decir que el ser humano es "un animal simbólico"[19].  De hecho, cualquier cosa puede convertirse en un símbolo (por ejemplo, ¿qué simboliza para Ud. la Universidad?) y para algunos antropólogos la cultura no es más que un conjunto de símbolos aplicado a diversos ambientes y circunstancias.

            Los "simbolismos" se refieren a los sistemas de representaciones empleados, o al hecho que la conducta social esta pautada o amoldada en formas simbólicas.  La vida esa llena de sistemas de símbolos y en muchos de ellos se reconocen las gente como partes de un grupo.  Por ejemplo, la conducta "artesa" esta moldeada en un conjunto de elementos simbólicos de "lo artesa".  Del mismo modo hay un conjunto de elementos simbólicos del "ser universitario".

            Por otro lado, "Símbolo" es cualquier cosa -objeto, gesto, palabra- que se pone en lugar de o representa a otra cosa con la que no tiene conexión intrínseca[20].  Una bandera puede representar a "la nación", "fervor nacionalista" o "lealtad".  Los símbolos tienen su origen en  diversas fuentes, a menudo son dispuestos jerárquicamente, pueden incluir otros símbolos y frecuentemente toman otras formas de representación.  Un signo simbólico puede tener también numerosos significados.[21]

 “Sin advertirlo especialmente, vivimos inmersos en un océano de símbolos. (...) Se ha dicho que la abstracción vacía al símbolo y engendra al siglo; en cierta medida, ése es el proceso de nacimiento de las palabras (...) El simbolismo es enigmático, pero nunca mudo.  Sus detalles aguardan esperando la llegada de quien sepa encontrar el mensaje que guardan (...) no es del todo gratuito afirmar que vivimos en un océano de símbolos.  Nos sentimos eminentemente racionales, pero apenas podemos pensar o hablar sin servirnos de ellos, que son, por definición, algo más que pura razón.”[22]

            Al estudiar los símbolos y simbolismos, hay que introducirse también en el estudio y análisis del signo,[23]  con lo que el estudio de la cultura se introduce una vez más en el terreno o campo de la Semiótica o Semiología[24], que es la ciencia o disciplina de los signos.  En palabras de Umberto Eco, diciéndonos lo mismo que ya Geertz había indicado años antes, “...la cultura puede estudiarse íntegramente desde el punto de vista semiótico.

 

VI.  Los Valores.

Por último es necesario establecer claramente lo que son los valores[25].  Existe una amplia literatura científica acerca de los valores en el ser humano[26].  En su sentido y forma de uso más general en las ciencias sociales, los valores denotan el objeto[27] de cualquier necesidad, actitud o deseo.  Es decir, en muchas instancias de las ciencias sociales la palabra es usada en aquellos casos donde existe una relación interactiva entre necesidades, actitudes y deseos por un lado, y objeto o finalidad por el otro.  Los valores son el objeto de estudio de la Axiología en la Filosofía, son materia de estudio para la Psicología, la Antropología, la Sociología, la Economía y el Arte, porque determinan una gran parte del comportamiento humano individual, grupal y social; lamentablemente, no lo determinan todo, porque nuestro comportamiento también esta orientado por la influencia de la comunicación intersubjetiva como nos dice la Fenomenología y el Interaccionismo Simbólico (a partir de los estudios de Schutz y G. H. Mead), pero la importancia de los valores en la conducta humana  no deja se ser inmensa.  

    Desde el  punto de vista de este trabajo, en que se toma a la cultura como aquello que proporciona los significados que le dan sentido a la vida cotidiana, los valores culturales son orientaciones intrapsíquicas que orientan --pero no determinan-- los significados con que los seres humanos establecen  relaciones sociales entre sí.  

Cada grupo humano posee su propio con junto de valores, es decir, de cosas que valoran de mucho a nada y de nada a detestar:  

Sin valor

Alto valor positivo(+ <-----------> 0 <------------> -) Alto valor negativo

(aprecia, ama)               (indiferencia)                (detesta, odia)

El valor que le damos a las cosas del mundo.  

 

Para abundar un poco más, se presentan las definiciones de "valores" en varios autores de las ciencias sociales, de manera que erl lector pueda forjarse una mejor comprensión de lo que son los valores desde las ciencias sociales.

Para el sociólogo Peter Worsley los valores

son concepciones generales de “lo que es bueno”, ideas acerca de las clases de fines que la gente debería buscar y/o perseguir a lo largo de sus vidas y a través de las muchas actividades en las que se comprometen.  Los valores son concepciones relativamente difusas de los fines que los seres humanos deberían seguir en la medida que pueden ser buscados en muchos contextos y situaciones diferentes y realizados en un amplio rango de fines específicos (el valor dominante de [Norte]América es el “éxito”).[28] 

Para John Beattie, un Antropólogo, los valores son

estados de la mente ... conceptos, pensamientos acerca de las cosas y no ‘cosas en sí mismas[29]

En general el término valores, siempre determina comparación de utilidad o inutilidad de algo. Implica en cuánto se estima algo, como en, por ejemplo,

"¿Qué valoras más, la amistado o la lealtad?", "¿Qué valor tiene la cueca para ti?", "¿Valoras tu reloj pulsera porque te da la hora o porque es un símbolo de estatus?", "¿Qué será lo que más valoran los habitantes de los campamentos más pobres de la ciudad?", "¿Qué es lo que más valoras en tu novio(a)?", "¿Quién valora más la música tradicional, los chilenos o los argentinos?".  

En Antropología, el término valores,

es una concepción, explícita o implícita, distintiva de un individuo o caracte­rística de un grupo, de lo que es deseable y que influencia la selección de cualquier forma disponible de modos, medios y fines de una acción.” [30]

En Sociología los valores son un elemento de un sistema de símbolos compartidos que sirve como criterio o estándar para la selección de entre alternativas de orientaciones. (T. Parson. El énfasis es mío)

A su vez, ese conjunto de valores nos lleva a los componentes de un grupo humano a actuar con tendencias hacia una u otra forma. El orientar la forma de actuar según valores es llamado orientaciones de valores. [31]    Cuando una persona o un grupo expresa una marcada preferencia por una manera de pensar o decir las cosas, a partir de su propia concepción del mundo, en detrimento de otras formas, hablamos de juicios de valor.   En investigación social, el criterio con que se escogerán los valores que son significativos para entender una acción social, son llamados criterios de valor.[32]

Según Weber el académico y el investigador deben actuar sin preferencias por sistema teórico/metodológico alguno en el campo académico, es decir, libre de valores.

A la educación y a los educadores les corresponde ser los transmisores de todos los valores positivos que nos proporcionan los elementos subjetivos que establecen la identidad cultural nacional, regional y local. 

 

* Ex, contenidos o elementos universales de la cultura.

[1] Ward H. Goodenough, Cultura, Lenguaje Y Sociedad, en J.S. Khan, EL CONCEPTO DE CULTURA: TEXTOS FUNDAMENTALES  Anagrama, págs. 157 y ss.; El destacado es mío.

[2] Mary Douglas en PUREZA Y PELIGRO, p.173, Siglo XXI.

[3] Juan Maestre Alonso, INTRODUCCIÓN A LA ANTROPOLOGÍA SOCIAL, Akal Ed. (1974) 1983, Pág. 107.  Cesar Tejedor Campomanes INTRODUCCIÓN A LA AFILOSOFÍA , Ed. SM, 1990, Pág. 181.

[4] Donald Light, Suzanne Keller y Craig Colhoum, SOCIOLOGÍA, McGraw-Hill, 1992, Colombia, Págs. 81- 88.

[5] Jorge Gilbert Cevallos, INTRODUCCIÓN A LA SOCIOLOGÍA, LOM Ediciones, 1997, Págs. 72-79.

[6] En general, esta es la postura de la Antropología Simbólica.

[7] ...y en estas líneas quiero instar a mis estudiantes de  "cultura" a ser asiduos visitantes de Museos: les darán una visión distinta de la vida, de la gente y del mundo.  

[7b] Clifford Geertz, LA INTERPRETACIÓN DE LAS CULTURAS, Gedisa, 1987, Pág. 56.

[8] ENCYCLOPEDIA OF ANTHROPOLOGY, citada, ambas definiciones.

[9] Roberto Garvía, CONCEPTOS FUNDAMENTALES DE SOCIOLOGÍA, Alanza Editorial, 1998.

[10] Al respecto ver, por ejemplo, Jorge Millas: IDEA DE LA FILOSOFÍA, Vol. 1, Editorial Universitaria, Stgo. 1969, en la parte correspondiente al “Deber ser

[11] Sobre Sanciones Sociales, vea la sección "Control Social", en mi libro Fundamentos Socio Culturales de la Educación (sección "Educación")

[12]  Para salir de lo corriente, ver ­ Revista MUY INTERESANTE :  Dime cómo comes y te diré quién eres

[13] Es en ese sentido que lo usa Malinowski en CRIMEN Y COSTUMBRE EN LA SOCIEDAD SALVAJE, Ariel, 1982, de manera que costumbre y norma se confunden en la Antropología Social y Cultural del siglo XX

[14] Según el Diccionario Mittchell de Ciencias Sociales, ambas palabras significan lo que aquí definiremos por "normas o Reglas" de conducta, "difiriendo en términos de la severidad de las sanciones aplicadas a los que rompen estas normas: ridículo liviano u ostracismo para el que infringe las folkways y desaprobación severa para el que atenta contra los mores".  

[15] Marvin Harris, 1974, VACAS, CERDOS, GUERRAS Y BRUJAS. Alianza Editorial, pág. 37.

[16] Jonathan Miller en “McLUHAN”, Fontana Modern Masters, London, 1971 Págs. 8 y 9.

[17] Recuerde: El tabaco produce cáncer. 

[18] Rafael Echevarría, 1994, ONTOLOGIA DEL LENGUAJE, Dolmen, Santiago. Ver pág. 30-36.

[19] E. Cassirer en su "Ensayo sobre el hombre"

[20] Entendido estrictametne en el sentido semiótico peirceano.

[21] ENCYCLOPEDIA OF ANTHROPOLOGY, citada

[22] Francisco José Folch, “El Símbolo del Camino” en  EL MERCURIO, 27.8.95.

[23] Morris Berman  en EL REENCANTAMIENTO DEL MUNDO, 1987:16 dice, "...­los asuntos fundamentales confrontados por cualquier civilización a lo largo de su historia... son... asuntos de significado". Sobre simbología: sig­nos + signifi­cante, ver por ejemplo: Edmund Leach, 1978, CULTURA Y COMUNICACION: la lógica de la conexión de los Símbolos, Siglo XXI, Madrid.

[24]  Umberto Eco aclara que los dos términos tienen orígen histórico diferentes: ‘Semiología’ proviene de la “línea lingüístico saussureana” (por Saussure, francés) y Semiótica’ de la “línea filosófico peiriciana y morrisiana” (USA, por Pierce y Morris). Ver Umberto Eco, 1976, TRATADO DE SEMIÓTICA GENERAL, Editorial Lumen. Pág. 29.

[25] El término viene desde Platón.  Durante el siglo XIX el concepto "maduró" y un sinnúmero de filósofos lo han aplicado a varias ramas de la Filosofía: ética, lógica, epistemología, especialmennte bajo el concepto de “axiología”.

[26] Una amplio estudio sobre el concepto de valor en ciencias se puede leer en http://www.robertexto.com/archivo10/valores.htm

[27] En su sentido de finalidad u "objetivo" (valga la redundancia) como cuando se dice: "¿Con qué objeto Ud...?

[28] Peter Worsley, 1974, INTRODUCING SOCIOLOGY, Penguin, pág. 362-3; mi traducción.

[29] John Beatie, 1964, OTHER CULTURES,  pág. 73;  traducido como OTRAS CULTURAS, F.C.E. Mex.

[30] (Clyde Kluckhohon. El énfasis es mío).

[31]  De esta forma el concepto de ‘valores’ puede usarse en diverso contextos culturales, ver, por ejemplo en el ensayo  de Enrique Rojas, 1992, EL HOMBRE LIGHT, Una Vida Sin Valores.  Ed. Temas de Hoy, Madrid.   

[32] Según Anthony Guiddens, EL CAPITALISMO Y LA MODERNA TEORÍA SOCIAL, Labor, 1977 p. 138