Educación un ámbito completamente inserto en la Globalización

 

Eduardo Carrasco Chávez

2011

 

En la actualidad queramos o no debemos reconocer que son muy pocos aquellos lugares que no han sido tocados por la globalización, considerando que éste es un proceso de crecimiento comunicacional y de la instalación de la interdependencia entre los países del mundo, este proceso puede ser definido como multidimensional ya que busca la unificación no sólo de los mercados, sino también de las sociedades, de las culturas, de la política y de la tecnología de los países, por medio de una serie de cambios que afectan directamente estos ámbitos.

“Globalización significa el establecimiento de interconexiones entre países o partes del mundo, intercambiándose las formas de vivir de sus gentes, lo que éstas piensan y hacen, generándose interdependencias en la economía, la defensa, la política, la cultura, la ciencia, la tecnología, las comunicaciones, los hábitos de vida, las formas de expresión, etc. Se trata de una relación que lo mismo afecta a la actividad productiva que a la vida familiar, a la actividad cotidiana, al ocio, al pensamiento, al arte, a las relaciones humanas en general, aunque lo hace de maneras distintas en cada caso. (...) Es una nueva metáfora para concebir el mundo actual y ver cómo se transforma. Es también un modelo deseado, temido y vilipendiado; es decir que es una imagen deseada y negada a la vez.” [1]

José Joaquín Brunner vincula el concepto de globalización al de posmodernidad, pues ambos representan un intento por nombrar algo nuevo y, de esa manera, situarlo dentro de las coordenadas de la historia”[2], según Brunner, “el concepto de globalización procura dar cuenta de la novedad de un capitalismo que ha extendido sus límites hasta los confines del planeta, envolviéndolo en la lógica de los mercados y las redes de información y la idea de la postmodernidad pretende expresar el estilo cultural correspondiente a esa realidad global”.[3]

Hoy en día somos espectadores de como muchos países que buscan el desarrollo se insertan desmedidamente al sistema buscando de esta manera integrase con mayor éxito a esta dinámica globalizadora y adecuarse al marco que ella exige. Siempre hemos visto que no todos los países cuentan con las mismas herramientas o que no se encuentran ubicados a un mismo nivel, pero que de igual forma se insertan en este sistema ya que ven a éste como la única herramienta para llegar al desarrollo.

Dentro de este proceso de globalización la unificación mundial considera que todo aquello que antes era propio de un país ahora será algo compartido a un nivel macro mundial, y ¿cómo se pretende lograr esto?, pues bien las denominadas súper potencias mundiales, que como sabemos son aquellos países que cuentan con un alto poder económico, se han encargado de que todos los países que buscan, como se menciono, el desarrollo, se integren al proceso de globalización y así de esta manera deben aceptar e integrar las nuevas normas o formas de funcionamiento del sistema.

“Globalización significa el establecimiento de interconexiones entre países o partes del mundo, intercambiándose las formas de vivir de sus gentes, lo que éstas piensan y hacen, generándose interdependencias en la economía, la defensa, la política, la cultura, la ciencia, la tecnología, las comunicaciones, los hábitos de vida, las formas de expresión, etc. Se trata de una relación que lo mismo afecta a la actividad productiva que a la vida familiar, a la actividad cotidiana, al ocio, al pensamiento, al arte, a las relaciones humanas en general, aunque lo hace de maneras distintas en cada caso. (...) Es una nueva metáfora para concebir el mundo actual y ver cómo se transforma. Es también un modelo deseado, temido y vilipendiado; es decir que es una imagen deseada y negada a la vez.”[4]

Ahora bien, ya sabemos que la globalización es un fenómeno multidimensional, por lo tanto es un proceso que puede ser estudiado desde todos los ámbitos de que están presentes en un país, pero en la actualidad existe un ámbito de la sociedad en el cual se esta poniendo mucho énfasis, éste corresponde al sector educación, ya que es en éste donde se están formando las futuras generaciones de la sociedad, en la actualidad la educación está en medio de una encrucijada, esto producto de los negativos resultados que se obtuvieron durante el siglo XX, situación que aún mantiene una deuda, y los enormes desafíos que ésta misma deuda deja para el siglo XXI.

En realidad, no hay motivos para ser optimista en América Latina ni cabe exagerar aquel sentimiento de desconcierto y amenaza frente al futuro.[5]

La globalización es un fenómeno que debe ser tratado como parte del entorno en que se desenvuelve la educación, el cual afecta dimensiones relevantes del contexto en el cual la educación opera y al cual debe responder y adaptarse.

En muchos países es posible ver como la cobertura en este sector es insuficiente y como aún en estos tiempos existen altos niveles de exclusión, situación que no permite a estos países salir de los niveles de pobreza con los que cuenta cada uno de ellos, ya que no se debe olvidar que la pobreza va en estrecha relación con los bajos niveles de educación presentes en la población.

Muchas son las palabras referentes a la educación en los discursos políticos de los diversos sectores, y obviamente éste ámbito siempre está presente en las campañas electorales, pero ahora que nos encontramos en pleno siglo XXI ¿podemos decir si realmente todas aquellas promesas y palabras de cambio para la educación han sido efectivas?, pues bien yo diría, que si se han implementado reformas, leyes, programas, entre otros que han aportado para el mejoramiento de la educación, pero es evidente que aún existe una baja producción de conocimientos para mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje y en la alimentación de las políticas públicas destinadas a este sector.

Como mencione anteriormente el tema de educación es un tema de mucha importancia en todos los sectores de un país, esto a nivel mundial, ya que la educación es la base del crecimiento de un país, ya sea en el sentido de las economías, en el aumento de la productividad y para superar o, al menos estrechar, el abismo interno de la pobreza y el externo de conocimiento y tecnología que separa a los países desarrollados de aquellos en vías de desarrollo, ahora bien en la actualidad somos espectadores de cómo los países buscan el crecimiento y desarrollo por medio de la incorporación al proceso de globalización, pues bien ¿Cómo se relaciona el ámbito educacional con este proceso que busca el crecimiento y desarrollo de los países?, la globalización abre las puertas al mundo ó sea se eliminan las barreras existentes entre los países del mundo, por lo que ahora todo es de muy fácil acceso y todo aquello que creíamos propio de cada país se ha ido socializando e internalizando a nivel mundial, lo que provoca que por ejemplo las culturas comiencen a perder ciertas características propias de cada una, ó también que las formas de actuar en ciertos ámbitos sean copiadas entre los países o bien modificadas para ser aplicadas en otros países. Joaquín Estefanía señala a la globalización como un “estado de desarrollo planetario sin barreras, donde todo está próximo, accesible, y donde todo comunica y donde consecuentemente, las solidaridades y las interdependencias se acrecientan”[6]

En el mundo contemporáneo existe un amplio consenso en el papel que juega la educación para el desarrollo de los países, los pueblos y las personas. La educación es un bien de interés público que se ha constituido en un elemento clave para la consolidación de los Estados, la identidad nacional, el fortalecimiento de la soberanía, el desarrollo científico-tecnológico, económico y cultural, y para la reducción de la desigualdad social. Ésta es la perspectiva que predomina en los países que sustentan su crecimiento y desarrollo en la producción del conocimiento y en su aplicación científica y tecnológica y, por lo mismo, la consideran como un elemento estratégico para sus Estados.[7]

Hoy podemos señalar que de forma favorable para la educación la globalización nos inviste de nuevas tecnologías, nos otorga mayor disposición de información, y nos abre las puertas para la adquisición de nuevos conocimientos. En la actualidad estamos inversos en un mundo altamente tecnológico, hace un par de años atrás era privilegio sólo para algunos el uso de computadores con acceso de internet, pero en la actualidad no nos sorprende el ver como niños desde primer nivel básico e incluso desde la educación pre-básica trabajando en laboratorios de informática, y muchas veces los niños se manejan mejor que nosotros los adultos frente a un notebook.

Las nuevas generaciones están creciendo rodeadas por un mundo altamente tecnológico, por lo tanto no pueden ser aislados de éste sino todo lo contrario, considero que debemos estar de acuerdo que este aumento tecnológico nos facilita el acceso a la comunicación y a la obtención de una información más rápida y ya no sólo nos quedamos con lo que ocurre en nuestro país, ya que solo por intermedio de un clic estamos en contacto directo con lo que ocurre en todo el mundo, la evolución tecnológica informática multiplica la capacidad del cerebro humano.

Un elemento muy importante que se ha hecho presente en la educación producto de la llegada y del avance de la globalización son la presencia de las TICs (Tecnología de la Información y Comunicación) éstas se desprenden directamente del ámbito tecnológico y tienen una estrecha relación con la educación, las TICs ya se encuentran incluidas en los programas educacionales, y así de esta forma las empresas del sector de las telecomunicaciones e informática ingresan al sistema educacional, se debe mencionar que las TICs han servido como herramienta para iniciar una nueva forma de acercamiento entre las comunidades, y han ayudado a incrementar el intercambio cultural y del saber a través del mundo, o sea en la entrega de mayor conocimiento.

La globalización en la actualidad obliga a todos los establecimientos de educación a gastar en la incorporación y en el uso de las TICs. “La globalización es el gran fenómeno económico de nuestra era. [...] Ofrece oportunidades de cambio, sin precedente a miles de millones de personas en todo el mundo.”[8]

Dentro de la educación una parte importante de ésta tiene que ver con lo que corresponde a información, la cual contempla; a nosotros mismos como seres individuales y por separado como seres gregarios, información respecto al mundo que nos rodea y sobre aquellos individuos que están dentro de éste, y también considera el crecientemente manejo de información sobre el conocimiento, en éste ultimo se debe aclarar que información y conocimiento no son lo mismo.

“El aprendizaje social es construcción colectiva asumida por grupos específicos en una dinámica social más amplia, que a su vez, solo se hace efectivo en los aprendizajes singularizados de esos grupos concretamente situados en sus respectivos mundos y modos de vida. No se aprenden cosas, sino relaciones que se establecen en entendimientos compartidos mediante construcciones históricas; esto es, nunca dadas de una vez, sino que están siendo siempre retomadas por sujetos en interacción y movidos por intereses prácticos en el mundo en que viven”.[9]

Si hacemos un viaje por la historia del acceso a la información seremos testigos que el acceso a ésta en sus inicios fue muy escasa y difícil. Recién con la llegada de la imprenta se dio inicio a un acceso un poco más expedito, ya que toda aquella información que se manejaba se comenzó a plasmar en libros, los cuales eran y son de más fácil reproducción.

“Una investigación histórica está constituida por un conjunto de operaciones, mediante  las cuales se llega a la reconstrucción de un hecho o situación a partir de las huellas y elementos de que se disponen. De tal manera que, el conocimiento de lo histórico y el producto derivado de ello es lo que las fuentes hacen de él y permiten que sea”... (Cueto, 1996: 12).” [10] Aunque esto no quiere decir que por medio de la invención de la imprenta la información haya sido masificada rápidamente a nivel mundial “mientras la Biblioteca de la Universidad de Harvard demoró 275 años en reunir su primer millón de libros, el último lo reunión en sólo 5 años” [11]

 En cambio hoy, como ya mencione anteriormente, con la llegada del internet el acceso a la información es mucho más rápida y abundante, “en el año 2002 habrá 8 mil millones de páginas electrónicas, las que en la actualidad están creciendo a una razón de 2 millones de páginas por día”[12] otras proyecciones sobre el acceso a internet hace más de una década atrás señalaban “En América Latina el número de personas que actualmente accede a la Internet es de 13 millones”[13], “El acceso a la Internet  aumentará a 30 millones hacia fines del año 2003”[14]

“La globalización o mundialización expresa una fase del capitalismo que se caracteriza por la libre circulación de flujos financieros y bienes económicos, expresa también una situación nueva en que la lógica de mercado se ha extendido a todo el planeta. Se trata de un proceso al que concurre un desarrollo incesante de nuevas tecnologías de comunicación e información, tecnologías que le han quebrado la mano al tiempo y al espacio generando lo que algunos llaman un mercado mundo y otros, aldea global. [15]

Bueno, pero debemos ser muy objetivos frente a lo que nos ofrece este proceso, ya que éste rápido y abundante acceso a la información presenta ciertos problemas, como por ejemplo, el cómo ofrecer un acceso sin exclusiones a ella y, a la vez, aprender a seleccionarla, evaluarla, interpretarla, clasificarla y a usarla. Por otro lado en la actualidad los establecimientos educacionales han dejado de ser los medios de información prioritarios, ya que existen otros medios masivos de información como lo son la televisión y el internet que han entablado una disputa con las escuelas respecto a la entrega de información y a la llegada que éstos tienen con los espectadores, ya que se espera que la televisión y el internet sean medios de información y de entrega de contenidos de enseñanza para los usuarios. “Hoy día no hay país capaz de aislarse  de los medios de comunicación mundiales”. [16] “Tampoco podemos obviar la realidad que supone en este globalismo neoliberal el paso de la sociedad industrial a la denominada sociedad de la información”[17]

La información en la actualidad pasa a ser la materia prima y base del sistema económico, por lo tanto es primordial que la información y el acceso a ésta se incorpore a las nuevas generaciones desde las aulas de clases, ya que este empoderamiento que  establece el nuevo mundo de la información provoca cambios en los procesos de producción y en las características y habilidades profesionales que se requieren en una sociedad.

Otro aspecto que se ha visto tocado con la llegada de la globalización y que se vincula con la educación es el aspecto cultural, esto ya que las identidades culturales nacionales se ven amenazadas, ya que hoy en día se puede ver como en nuestro país cada vez somos más seguidores de las culturas extranjeras y como en algunos establecimientos educacionales apoyan esta internalización.

Por otro lado los ya mencionados medios de comunicación e información, como lo son la televisión y el internet nos acercan cada vez más a las culturas del mundo, situación que crea la necesidad de que el sistema escolar se haga cargo de acoger y favorecer el multiculturalismo, lo anterior teniendo presente que dentro de nuestro propio país existe una muy rica diversidad cultural, la cual de la misma manera en que nosotros nos estamos acercando a las múltiples culturas del mundo, el mundo también está poniendo sus ojos en nuestra cultura nacional, rescatando la de nuestros pueblos originarios.

Frente a esta mezcla de culturas, los docentes son los encargados de enseñar en las aulas de clases a los educandos sobre lo que conlleva el proceso de globalización, los cambios en las dinámicas de relación, las cosmovisiones presentes en el alumnado, la evolución de los procesos de producción y las cambiantes demandas laborales que genera, la tensión entre los valores locales y los globalizados, etc.

“Se necesita recurrir a la relación del objeto de conocimiento con el contexto, el momento histórico y las condiciones particulares del sujeto y de la sociedad, se trata de ubicar: por qué, en dónde, con quiénes y cómo influyen estos aspectos en la configuración del conocimiento y de los comportamientos posibles. La Educación Social ha de asumir la identificación y análisis de los elementos constitutivos de ese haber cultural, indagar sus orígenes y manifestaciones en la historia individual y colectiva, analizar la función que cumple en la vida social, captar su conciencia y sus matices, sus aprendizajes, para que problematizada así, la conciencia se lance en busca de una fundamentación rigurosa y autónoma”[18]

A medida que el tiempo avanza ésta sociedad global en la que vivimos se vuelve cada vez más competitiva, fragmentada, individualista y aumenta la inseguridad y los riesgos, y frente a esto la educación está forzada a “reparar los daños” que todo éste proceso tiene como consecuencia. 

Carnoy sostiene: “es verdad que la educación parece haber cambiado poco a nivel de la sala de clases en la mayoría de los países, incluso en aquellas naciones más envueltas en la economía global y la era de la información. Más allá del uso ocasional de computadoras en el aula, los métodos de enseñanza y los currículos nacionales permanecen prácticamente intocados. Incluso una de las más importantes reformas educacionales asociadas con la globalización —cual es, la descentralización de la gestión y finanzas educacionales— parece tener escaso o ningún impacto sobre la entrega de la educación dentro de la sala de clases […] Yo también concuerdo en que la forma en que se efectúa dicha entrega en el aula es un aspecto importante de la producción de conocimiento y que la sala de clase aparece intocada en lo esencial. Pero ella es sólo una parte del proceso de producción de conocimiento e, incluso, como argumentaré, está en vías de ser transformada sutilmente por las fuerzas de la globalización”[19]

Frente al contexto en el que nos vemos envueltos las instituciones del área educación juegan un rol imprescindible, en realidad siempre lo han sido, pero hoy aún más que nunca, y deben hacer frente a una sociedad donde todo se pretende imitar para luego dictar o imponer, en este momento es donde el papel del profesorado ha tenido que modificarse y moldarse no tan sólo en el ámbito de la práctica, sino que también frente a las exigencias sociales, culturales y económicas. Las nuevas necesidades sociales, las nuevas necesidades del alumnado, de las familias, el desafío de la diversidad humana, la transformación del espacio público y el desarrollo de la sociedad civil, etc. todo esto configura un panorama de amplias e importantes consecuencias para la educación.

Como ya se menciono hoy vivimos en un contexto social muy distinto al de hace algunos años atrás, hoy la sociedad corresponde a un modelo muy competitivo e individualista, y para poder desarrollar un buen trabajo durante el proceso de formación de las nuevas generaciones, se necesita trabajar ya no tan sólo con las familias sino que es necesario el establecer puentes de colaboración entre el entorno comunitario, las familias, el profesorado y los educadores sociales, y esta relación debe ser de carácter prioritario en el quehacer educativo.

“Educar es un proyecto de vida para la convivencia democrática y la mejora de la calidad de vida, pero como tal sólo tiene sentido como algo compartido”[20]

La educación es vista como uno, si no es que el más importante, de los componentes para restablecer la cohesión social, evitar la anomia juvenil, prevenir el crimen y la drogadicción, afirmar los valores de la sociedad, etc. Desde el punto de vista de la percepción de la población y de las asociaciones civiles, la educación figura como uno de los bienes sociales más preciados, incluso como el medio más potente para alcanzar el bienestar individual y colectivo.

“Los ciudadanos que piensan, que se comprometen y que actúan, contribuirán a construir una escuela mejor para una sociedad más justa. Los ciudadanos críticos ponen en tela de juicio la situación actual y, a través de su comprensión, intentan mejorarla. Interesa que la escuela sea una institución que ayude a desarrollar las capacidades de todos los individuos, pero también que construya una sociedad más equitativa y más hermosa. Para ello, la escuela no sólo necesita enseñar. Necesita aprender tantas cosas...” [21]

Muchos son los aspectos que se trabajan en el ámbito de la educación por lo tanto hoy más que nunca es de mucha importancia que todo este nuevo mundo globalizado y todo lo que esto trae consigo sea utilizado y traspasado a los estudiantes de la mejor forma.  El comprender el mundo en que vivimos nos habilita nuestra conciencia ética, política y social, para así poder intervenir de forma crítica en él, las nuevas generaciones deben ser capaces de buscar la reivindicación social para de esta forma trabajar en el tan anhelado cambio social y político, este es un aspecto que debe ser trabajado en las aulas de clases, ya que si bien como ya se menciono anteriormente, en la educación se involucra a un conjunto de personajes u actores sociales, es en las aulas de clases donde se encuentran las personas especializadas con conocimientos teóricos para entregar las herramientas a las nuevas generaciones.

Paulo Freire, llevó su coherencia y su pasión por la vida y la lucha por un mundo mejor hasta el final de su existencia: “Si, en realidad, las estructuras económicas me dominan de manera tan señorial, si, moldeando mi pensamiento, me hacen objeto dócil de su fuerza, ¿cómo explicar la lucha política y, sobre todo, cómo hacerla y en nombre de qué? Para mí, en nombre de la ética, obviamente, no de la ética del mercado, sino de la ética universal del ser humano; para mí, en nombre de la necesaria transformación de la sociedad de la que se derive la superación de las injusticias deshumanizadoras. Y todo ello porque, condicionado por las estructuras económicas, no estoy, sin embargo, determinado por ellas.” [22]

Todos quienes habitamos el mundo necesitamos estar cada vez más informados, e interactuar en la relación del contexto local, territorial, nacional y global. Esta relación necesita crear nuevos conocimientos, aprendizajes, habilidades y actitudes, para delimitar e integrar lo que pensamos y hacemos en el contexto particular en el que vivimos y en los contextos cada vez más amplios a los que pertenecemos, hasta llegar a ubicarnos en lo global; somos parte de lo local, de lo municipal, de lo nacional y de un todo global; esta pertenencia, encarna reglas del juego, transacciones, intereses, juegos de poder, desarrollo de capacidades y ejercicio de derechos en lo que se ha denominado el fenómeno de la globalización.

En el ámbito educacional Chile ha realizado diversas modificaciones, buscando de esta forma mejorar la calidad de la educación en el país, más aún en la educación pública, ya que es en este sector donde se presentan las mayores falencias en educación. Nuestra situación actual es compleja. Tenemos una oferta mixta de servicios educacionales, pero que opera en condiciones de gran desigualdad, con efectos contrarios a la cohesión e inclusión social que requiere Chile para su desarrollo integral y armónico.[23]

Chile es un país que se ha ido involucrando cada vez más en este mundo globalizado importando para todos los ámbitos de desarrollo del país nuevas formas de hacer las cosas, en el ámbito educacional a adoptado ideas y prácticas pedagógicas europeas, principalmente de España, esto se puede observar en los cambios y reformas que se han aplicado a la educación chilena, pero esto desecha y obvia las ideas de quienes son los intelectuales o educadores nacionales, quienes están interiorizados en el ámbito educacional del país, y que por lo tanto conocen la realidad del contexto educacional de nuestro país, al contrario de lo que podría conocer cualquier intelectual u docente europeo, situación que deja evidenciar que Chile cuenta con una crisis educacional, “Existe concordancia en señalar que la educación chilena se encuentra en un estado de crisis integral, que se manifiesta en la altísima proporción de estudiantes que egresan de enseñanza básica y de enseñanza media sin los conocimientos, competencias, conocimientos y habilidades mínimas para continuar estudios superiores o para desempeñarse satisfactoriamente en la vida laboral, menos aún en la sociedad del conocimiento y la globalización que debieran asegurar nuestra inserción en el mundo de hoy”. [24]. No hemos sido capaces de transformar el sistema educacional con ideas propias basadas en nuestro contexto social, mucho menos puede ayudar el hecho de traer reformas extranjeras las que han sido aplicadas en otros contextos culturales y que no son modificadas antes de ser aplicadas en las aulas de clases de los establecimientos educacionales de Chile. “Tenemos presente que esta manera de gobernar, y copiar modelos extranjeros no ayudan al crecimiento de un Chile más democrático. Que organismos internacionales (como la OCDE y el Banco Mundial) interfieran y tengan más peso político que organizaciones que representan a miles de chilenos, actores sociales y entidades de carácter técnico nacionales (como son las Universidades del Cruch), es una gran muestra de que el gobierno construye a Chile, sin los chilenos.”[25]

Respecto a la Educación en Chile de manera favorable podemos mencionar, que Chile se ubica en el puesto número 53 respecto a calidad de educación a nivel mundial y en el quinto lugar en Latinoamérica, esto según datos que ha otorgado el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas.

Por otro lado es también un aspecto positivo para nuestro país el que aquellos centros e instituciones que se dedican a clasificar y medir la calidad de la educación superior a nivel mundial, han considerado que en Chile por lo menos existe entre una y ocho instituciones de educación superior ubicadas entre las mejores de Latinoamérica.

Chile también a marcado hitos históricos de fama mundial, respecto al sector educación, y no es precisamente producto de altos niveles de calidad educacional, ya que Chile es un país que aún no ha logrado esto, pero son los estudiantes los que han estado encargados de dejar huellas en la historia de la educación de nuestro país, “Creemos que nuestro desafío está en construir una nueva sociedad donde las decisiones se tomen de manera colectiva y en donde la educación sea un motor fundamental para el desarrollo integral del país y de las regiones.”[26]

Los estudiantes gracias al uso de una comunicación asertiva y la unión han logrado dar a conocer su posición frente al sistema educativo, un hecho cercano y de gran contingencia fue la llamada, de manera informal, “revolución pingüina” esto debido al tradicional uniforme que usan los estudiantes, esta paralización se llevo a cabo durante el año 2006, manifestación en la que participaron más de cien mil estudiantes, con esta paralización si bien no se pudo concretar en un cien por ciento las peticiones del alumnado si por lo menos se presento un paquete de modificaciones para el punto más importante para los estudiantes, éste hacía mención a un cambio en  la Ley Orgánica Constitucional de Educación (LOCE). En esta paralización los estudiantes aludían a la desigualdad de oportunidades que existía y que lamentablemente aun existe entre la educación del sector público y la que corresponde al sector privado.

La privatización de la educación es parte de la herencia del régimen militar, lo que debilitó sistemáticamente la influencia del Estado sobre distintas materias, como lo fue el sector educacional. La privatización de la educación en nuestro país se ha transformado en uno de los elementos que caracterizan a nuestro sistema educativo, y es uno de los principales responsables en el aumento de la brecha que existe entre la educación a la que tienen acceso las familias con altos ingresos económicos y aquellas familias clasificadas en los primeros quintiles, del sector más vulnerable de la sociedad chilena. Con el retorno de la democracia todos los gobiernos que han estado a la cabeza de nuestro país han puesto gran énfasis en la necesidad de contar con un sistema educativo que asegure la calidad y equidad, y que así de esta forma la educación de calidad y el acceso a ésta no sea sólo para algunos sectores de la sociedad, y siempre resguardando que estos cambios no presenten quiebres en la estructura neoliberal presente en el país. De esta forma es como hemos sido espectadores de la implementación de nuevas políticas que buscan cambios en forma del modelo educativo chileno. En esta especie de modernización del sistema educacional siempre se vio fuertemente influenciado por las nuevas concepciones pedagógicas imperantes en el resto de Latinoamérica y Europa, de forma tal que los fundamentos del aprendizaje significativo y de construcción del conocimiento empiezan a remplazar a las concepciones más tradicionales.

La Reforma Educacional Chilena, que fue implementada con miras al mejoramiento de la calidad y equidad de los aprendizajes, se sustentó desde sus inicios sobre cuatro pilares fundamentales; programas de mejoramiento e innovación, reforma curricular, fortalecimiento de la gestión docente, jornada escolar completa. Pero como mencione al principio de éste documento uno de los hechos que genero un quiebre en el sistema educacional fue la denominada revolución pingüino, la cual se desarrollo durante el año 2006, fue tal el impacto provocado por este movimiento que se hizo necesario implementar un equipo multidisci­plinario para reflexionar sobre el tema, a partir de lo cual se propuso una nueva estructura legal, denominada Ley General de Educación, la que ese encuentra hoy en discusión legislativa. Dentro de las propuestas que se pretenden incorporar a esta nueva ley de educación, se contempla; el fin del lucro en educación, limitando el accionar del sector privado en el sistema de escuelas con subvención estatal, salvaguardar la transparencia de la inversión en educación de los dineros del Estado, eliminar los procedimientos de selección de alumnos para determinados establecimientos, creación de un Consejo Nacional de Educación y la Creación de una Superintendencia de Educación.

“Es necesario dar un salto adelante e impulsar un proyecto de educación liberado de ataduras ideológicas e intereses de grupos de poder económico y político. Debemos abrir nuestros espíritus y nuestras conciencias para valorar los aciertos y reconocer los crudos diagnósticos que señalan el carácter de los fracasos. Los intereses particulares que puedan sentirse afectados con cualquier perspectiva de cambio estructural, deben tener la certeza que todos los actores que hoy imparten educación pueden tener un lugar en un proyecto que sea capaz de producir un gran salto cualitativo hacia una mejor educación.”[27]

Otro aspecto que tiene mucho que ver con lo que respecta a educación es sobre los docentes, es el perfeccionamiento y las condiciones salariales unos de los puntos más tocados cuando se trata de hablar sobre el cuerpo docente, en la actualidad se ha puesto mayor énfasis en el perfeccionamiento docente, y es la motivación, es así como se ha trabajo en variados métodos de motivación destinada ha aquellos estudiantes que obtienen buenos resultados en la prueba de selección universitaria, para ingresen a estudiar alguna pedagogía a la universidad, forma de la cual se quiere lograr (en un mediano plazo) contar con un capital docente que cuenten con un buen curriculum académico durante sus estudios, esto ya que se sabe que en establecimientos existen personas que no cuentan con un titulo profesional y se encuentran realizando docencia, esto con mayor frecuencia en los sectores rurales, o bien aquellos que se inclinaban por estudiar alguna pedagogía no era por vocación sino que por que el puntaje obtenido en la prueba de selección universitaria no les permitía optar a otra carrera. En la actualidad también existen variados medios para la evaluación docente, entre los cuales se encuentra uno que después de un complejo proceso de negociaciones entre el Gobierno y el Colegio de Profesores (sindicato nacional de profesores), se implementó en Chile, este corresponde a un sistema de evaluación docente que había sido fuertemente resistido y que es uno de los más extendidos del mundo, este sistema fue implementado en el año 2003, este sistema tenía como objetivo determinar el desempeño de los profesores de educación básica y media en el sector municipal, sector que representa ya que es el sector que ha sido mayormente cuestionado por su desempeño en los resultados académicos de los alumnos y sobre el cual, al profesorado se le atribuye una gran parte de la responsabilidad.

En el año 1981 producto del incumplimiento de la Ley Nº 3.551, se dio origen a la deuda histórica que aún persiste con los docentes, producto de la municipalización la mayoría de los docentes no alcanzó a recibir la asignación, la que había sido dispuesta en el 40 de la Ley ya mencionada o la totalidad de ésta. Esta situación ha llevado a docentes de todas las áreas a lo largo de Chile a que se reúnan para manifestar y demandar al Estado una indemnización compensatoria por el no pago de este reajuste salarial, lucha por el pago de esta deuda continúa en la actualidad y ahora con otras exigencias de parte del profesorado, ya que consideran que los sueldos de los docentes no son los adecuados y que esto en vez de motivarlos los desmotiva para el ejerció en las aulas.

Por último otro aspecto que mencionan los docentes es que la educación no sólo se imparte en las salas de clases, la educación es entregada por la sociedad en su conjunto.

Recientemente con fecha 12 de mayo del año 2011 los alumnos de educación superior del país llamaron a paro nacional, ya que no están dispuestos a callarse frente a un sistema educacional publico que no cumple con sus expectativas, sus principales alusiones son “No hay futuro sin educación de calidad”.

Que quieren estos estudiantes;  Quieren un sistema de educación libre y equitativo,  una educación en la cual los estudiantes puedan tener voz y poder de decisión en las instituciones que ellos conforman, una educación de calidad para todos, libre de deudas bancarias y buscan que la educación sea un derecho y no un privilegio.

Sabemos que Chile no ha presentado avances concretos en términos educativos, pero si sabemos que las políticas de educación se encuentran en constante transformación, muchas veces no articulada, tratando de encontrar una alternativa que equilibre las necesidades del libre mercado, continuismo de un modelo macroeconómico sustentado en sus principios, y la esperada equidad, para una sociedad que no logra acceder a los beneficios de un Estado en vías de desarrollo.

“El gran desafío es desarrollar un proyecto de educación que asegure la calidad, eficiencia y eficacia, en el cual todos los establecimientos educacionales accedan en igualdad de condiciones a los recursos requeridos para el cumplimiento de su misión, con direcciones debidamente preparadas para abordar la gestión educacional, y con profesores formados y remunerados adecuadamente para tales efectos. Sin duda, ello implica un enorme esfuerzo económico, en el que el Estado debe jugar un rol determinante, respecto del cual los distintos actores sociales, políticos y económicos deben asumir que ello redundará en mayores niveles de competitividad sistémica más alta, más productividad de los agentes económicos y mejores oportunidades de calidad de vida para todos los chilenos.” [28]


 

[1] Gimeno Sacristán, 2001, p.76

[2] José Joaquín Brunner, op. cit., Pág. 9

[3] Ibíd., Pág. 11

[4] Gimeno Sacristán, 2001, p.76

[5] Para un alegato fundamentado de esta percepción véase Brunner (1999)

[6] Joaquín Estefanía: op. Cit., Pág. 28

[7] Juan José Oyarzún Oyarzún, Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, 2009

[8] Martin Wolf, Columnista de Economía.

[9] Márquez, 2000

[10] Madrid Marcela, Uso de las Fuentes Orales en la Historia, El Impacto de la Segunda Guerra Mundial en la Colonia Alemana de Valdivia “ tesis para optar al título de Profesor de Estado en Historia, Geografía y Educación Cívica, Universidad de la Frontera; Temuco 2001; Pág. 8

[11] Bok, 1986:162

[12] Fenwick (2000), Directora Educacional Empresa ATT

[15] Un mundo desbocado. Madrid:  Taurus, Santiago: Editorial LOM, 2002 

[16] Francis Fukuyama, profesor de Economía Política.

[17] Castells, 1998

[18] Maldonado “La pedagogía y la función social del pedagogo”. Revista Acción Educativa, UPN,   Bogotá 7. (1986): 133-143.

[19] Carnoy (1999)

[20] Bruner, (1986)

[21] Santos Guerra, 2001, p.22

[22] Paulo Freire, 2001, p.67-68

[23] Juan José Oyarzún Oyarzún, Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, 2009

[24] Juan José Oyarzún Oyarzún, Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, 2009

[25] Declaración Pública CONFECH,  21 de diciembre 2010

[26] Declaración publica CONFECH, 24 de abril 2011

[27] Juan José Oyarzún Oyarzún, Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, 2009

[28] Juan José Oyarzún Oyarzún, Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, 2009